fbpx
Puerto Rico

Llaman a no bajar la guardia por el coronavirus ante la reapertura

Llaman a no bajar la guardia por el coronavirus ante la reapertura


Más de 70 días después que se decretara un toque de queda en Puerto Rico, los deseos de las personas de salir de las casas se hicieron evidentes este fin de semana, cuando cientos aprovecharon la flexibilización de varias de las restricciones impuestas por la gobernadora Wanda Vázquez Garced para escapar por un rato del encierro.

Por primera vez en más de dos meses, la gente en Puerto Rico pudo visitar las playas y las iglesias sin la preocupación de violentar las órdenes ejecutivas emitidas por la mandataria para controlar los contagios con COVID-19.

Pero esos ratos de esparcimiento, necesarios para la salud mental, según expertos, han generado preocupación ante la posibilidad de que detonen un aumento en los casos del novel coronavirus.

La situación cobra mayor relevancia ante la reapertura de diversos establecimientos comerciales y sectores económicos a partir de mañana, cuando entra en vigor la nueva orden ejecutiva emitida la semana pasada por la gobernadora.

“Lo que pedimos es responsabilidad social. Esa es la medicina aquí”, manifestó el alcalde de Cabo Rojo, Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz.

Uno de los pueblos playeros por excelencia vio ayer un aumento en la cantidad de visitantes, pero nada comparado con las multitudes tradicionales para el fin de semana del Día de la Recordación, sostuvo el alcalde. En las rondas que dio por las playas de Combate, Buyé, Joyuda y el poblado de Boquerón, aseguró Ramírez Kurtz, los ciudadanos estaban, mayormente, tomando medidas de distanciamiento social, aunque destacó que la Policía intervenía con personas que estaban consumiendo bebidas alcohólicas en la playa.

“El comportamiento de la gente es lo que va a determinar cuán efectivas son las medidas que hemos implementado”, indicó el alcalde caborrojeño.

Por su parte, el alcalde de Isabela, Carlos “Charlie” Delgado Altieri, indicó que fue necesario que agentes de la Policía Municipal y estatal sacaran a personas de la playa Jobos debido a la aglomeración de individuos. Sin embargo, esto solo causó que se movieran a la cercana playa de Villa Pesquera.

“Es una locura, se está viendo gente sin ningún tipo de protección, todo el mundo junto, normal”, señaló Delgado Altieri. “Hay caravanas, ‘four tracks’, motoras, ‘jeeps’ con sistemas de sonido exorbitantes. Lo que hay en la calle es una locura”, añadió.

El jueves, Vázquez Garced anunció que se permitirá que las personas acudan a las playas para realizar deportes acuáticos y ejercitarse. No obstante, no se permitirán pasadías en las playas, aglomeración de personas, actividades sociales, no se podrá ir a broncearse, ni se podrán anclar embarcaciones en las playas. El viernes, esas nuevas disposiciones fueron adelantadas para que aplicaran este fin de semana largo.

Asimismo, se otorgó una dispensa para que las iglesias realizaran servicios religiosos de forma presencial.

A partir de mañana, podrán abrir, de forma limitada, los salones comedoresde los restaurantes, las tiendas de venta de ropa, las agencias de viaje y los concesionarios de autos, entre otros. Asimismo, los centros comerciales podrán comenzar con los preparativos para estar listos para recibir clientes a partir del 8 de junio.

Preocupa un aumento en casos

El presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Víctor Ramos, hizo hincapié en que las personas no deben olvidar las medidas de protección y prevención, como el uso de mascarillas que cubran nariz y boca y el lavado frecuente de manos, para reducir los contagios con coronavirus.

“Ciertamente, los casos van a aumentar. La apertura implica más casos, eso no hay quien lo despinte, habrá más gente interactuando una con otra. Además, tenemos cada vez más pruebas, y con más pruebas y más gente interactuando, habrá más casos”, anticipó Ramos.

“Lo importante es que no se disparen la utilización de hospitales, de camas de intensivo y de ventiladores”, acotó.

El sicólogo social comunitario Carlos Rubén Carrasquillo explicó que hay un sector de la población que no siente temor por el COVID-19 ante la cantidad de información, en ocasiones contradictoria, que ha surgido sobre el novel coronavirus y que ha causado que las instrucciones sobre cómo protegerse -como el uso o no de mascarillas o guantes- cambien. Asimismo, la baja cantidad de contagios que se ha reportado en Puerto Rico, al compararlo con otras regiones, debido a la reducida cantidad de pruebas que se han realizado y las directrices del gobierno, pueden hacer pensar que la emergencia ya pasó.

“Se usó el modelo conductista de la sicología. La gente se comporta de acuerdo a un refuerzo y un castigo. Quitaron el castigo y volvemos a lo de siempre”, explicó Carrasquillo. “Hay unas medidas externas que se aceptaron por miedo a las multas, pero las medidas internas, como las mascarillas, hay personas que no las han seguido. Con miedo, no se puede educar, con amenazas no se puede educar”, añadió.

La preocupación de los expertos no es infundada.

La alcaldesa de Loíza, Julia Nazario, denunció ayer que no era posible manejar de forma efectiva a la cantidad de personas que se dieron cita a las zonas playeras, ya fuera para darse un chapuzón o para visitar los comercios.

Nazario aseguró que los restaurantes de Piñones no reciben a clientes dentro de los establecimientos. No obstante, señaló que no necesariamente los que compren comida se van a ir a consumirla en sus casas, como había sido en semanas recientes.

“Quién quita que van, compran dos alcapurrias y se sientan debajo de una palma a comérselas. Les dieron mano libre”, dijo Nazario, al recordar que para comer en público es necesario quitarse la mascarilla.

Alex Figueroa Cancel colaboró en esta nota.



Sources: metro.pr

Related posts

Sondeo dice que los fanáticos no acudirán a eventos deportivos sin una vacuna contra el COVID-19

admin

Pequeños empresarios de Puerto Rico ya pueden solicitar asistencia por el coronavirus

admin

Encuentran un pedazo de cuerda que perteneció a los neandertales

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.