fbpx
Puerto Rico

Se llena Piñones ante flexiblización de restricciones

Se llena Piñones ante flexiblización de restricciones


Ante la flexibilización en las medidas contra el COVID-19, se observó cómo hoy distintos puntos turísticos y de recreación fueron abarrotados por público como en otros tiempos.

La entrada a Piñones en Loíza estaba ataponada hasta Isla Verde como acostumbra a verse un domingo – especialmente un fin de semana largo – previo a la pandemia.

La alcaldesa de Loíza, Julia Nazario, indicó que levantó los puntos de orientación que había establecido después de que la gobernadora Wanda Vázquez autorizara ciertas actividades físicas en las playas, incluyendo nadar y correr.

“La gobernadora dijo que se podía dar un chapuzón, así que la gente está haciendo lo que quería hacer desde hace mucho tiempo y por eso llegaron a Piñones”, sostuvo Nazario.

“La gobernadora dijo que se podía dar un chapuzón, así que la gente está haciendo lo que quería hacer desde hace mucho tiempo y por eso llegaron a Piñones”, sostuvo Nazario.

“Es normal que esto pase los fines de semana con feriado y como recibieron el permiso, pues por eso se llenó (Piñones)”, agregó.

Ante este panorama, Nazario mostró reservas con la medida del gobierno central, por entender que todavía la propagación del nuevo coronavirus no está bajo control.

“Ahora le corresponde a la Policía estatal, con el apoyo de la Policía Municipal. Nosotros tuvimos puntos de orientación hasta el viernes, instante a la gente que comprara (comida) y se fueran, pero al ella (Vázquez) flexibilizar por ser un ‘weekend’ largo, nosotros los quitamos”, expuso Nazario. “Yo no puedo ir en contra de la orden de la gobernadora”, añadió.

“A mí me preocupa. Yo hubiese mantenido algo más restrictivo, ciertas áreas con más control porque tanto aglutinamiento de gente no es bueno. Hasta que no haya una cura o una vacuna, el COVID-19 va a estar por ahí. Cada uno tiene que ser responsable”, añadió. “Yo sigo en mi casa. Mientras no tengamos que salir a trabajar, mi esposo y yo vamos a cumplir como si fuera la primera orden de la gobernadora”.

Nazario señaló que de igual forma que vio el flujo de personas hacia Piñones, le llegaron imágenes similares de otros lugares, como del malecón de Naguabo, Salinas y Dorado.

Sin embargo, Nazario aseguró que los restaurantes de Piñones están cumpliendo con la orden de no recibir a clientes dentro de los establecimientos. Del martes en adelante podrán recibir al menos llenar el 25% de capacidad de los locales, siguiendo las medidas de precaución.

“Hoy es por servicarro todavía y siguen las órdenes a través de llamadas para recoger. En eso los comerciantes han sido bien estrictos y obedientes”, comentó.

No obstante, señaló que no necesariamente los que compren comida se van a ir a consumirla en sus casas como había sido en semanas recientes.

“Quien quita que van, compran dos alcapurrias y se sienta debajo de una palma a comérselas. Les dieron mano libre”, dijo Nazario, recordando que para comer en público es necesario quitarse las máscarillas”.

“En todo Puerto Rico hay gente sin mascarillas. Le perdieron el respeto al COVID-19 y a los que estábamos insistiendo que esto era muy serio, perdimos la fuerza para seguir insistiendo con la gente”, afirmó.



Sources: metro.pr

Related posts

Dramática alza en el desempleo a causa del coronavirus

admin

El cierre de la economía por la pandemia deja casi sin opciones laborales a miles de familias indocumentadas

admin

Evalúan modelo de salud de Rhode Island

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.