fbpx
Puerto Rico

Hubo todo tipo de emergencias en 50 años de cobertura

Hubo todo tipo de emergencias en 50 años de cobertura


Tres huracanes intensos, un terremoto y una pandemia encabezan la lista de emergencias vividas en Puerto Rico en los pasados 50 años, cuyo impacto ha sido plasmado de la forma más amplia y completa en las páginas de El Nuevo Día.

Hugo (1989), Georges (1998) y María (2017) quedarán grabados en la historia como los nombres de tres ciclones muy catastróficos, pero que, a su vez, evocaron la necesidad de una mejor planificación, una infraestructura eléctrica, vial y de telecomunicaciones más resistente, y una población siempre preparada.

El terremoto del pasado 7 de enero, el más fuerte en 101 años, hizo recordar que la isla también es vulnerable a estos eventos, que pueden ser tan o más devastadores que los huracanes. Y la pandemia de COVID-19, que en principio lucía lejana por su origen en China, ha puesto a prueba el sistema de salud y la capacidad de detección, respuesta y prevención de una enfermedad totalmente desconocida hasta hace apenas cinco meses.

En los pasados 50 años, otras emergencias se han vivido en suelo puertorriqueños, entre las que destacan el derrumbe de Mameyes en Ponce, en 1985, que cobró 93 vidas; las inundaciones del Día de Reyes de 1992, en las que murieron 23 personas; el huracán Hortensia, en 1996, que tocó tierra en Guánica y dejó más de $150 millones en daños; y las sequías de 1994-1995 y 2014-2015, que obligaron al racionamiento del servicio de agua potable para gran parte de la población.

Entre las emergencias no vinculadas a eventos naturales resaltan el fuego en el hotel Dupont Plaza, en 1986, en el que murieron 98 personas; la explosión de gas en la tienda Humberto Vidal en Río Piedras, en 1996, que mató a 33 personas y dejó heridas a otras 90; y la explosión en la Caribbean Petroleum Corp. (Capeco) en Cataño, en 2009, provocada por un desborde en un tanque de combustible.

1989 -Huracán Hugo

Rompió una racha de 33 años sin el azote directo de un ciclón. El 18 de septiembre, el ojo pasó sobre Vieques y luego rozó la costa este hasta tocar tierra en Fajardo, con vientos de 125 millas por hora. Se registraron dos muertes directas. De los 78 municipios, 52 fueron declarados zona de desastre, y de 90,000 a 100,000 personas estuvieron refugiadas. De esas, 13,000 se quedaron sin hogar. Las pérdidas totales se estimaron en $1,000 millones. El país estuvo semanas sin agua y luz. Fue común hacer filas kilométricas en los oasis y para adquirir hielo. FEMA destinó $508.9 millones a la isla, y estableció sus oficinas locales como consecuencia del embate de Hugo.

1998 – Huracán Georges

El ojo entró, a las 7:00 p.m. del 21 de septiembre, entre Humacao y Yabucoa, con vientos de 115 millas por hora. No hay reportes de muertes directas. El 96% de la gente se quedó sin luz y el 75%, sin agua. El 95% de las cosechas de plátano y guineo se perdió, y pasó lo mismo con el 75% de las de café. Unas 29,107 personas se refugiaron, y 72,605 casas resultaron con daños, de las cuales 28,005 fueron pérdida total. Los daños totales se estimaron en $1,900 millones. El acceso a vivienda segura y lograr una infraestructura con la capacidad de garantizar la continuidad de los servicios básicos tras una emergencia son lecciones de Georges que aún persisten.

2017 – Huracán María

Con vientos de 155 millas por hora, tocó tierra, en Yabucoa, a las 6:15 a.m. del 20 de septiembre, como el huracán más intenso desde 1928. Dejó a las autoridades sin poder dar una respuesta eficaz. Por meses, el gobierno situó las muertes en 64, hasta que un estudio elevó la cifra a 2,975. El sistema eléctrico colapsó y hubo sectores sin luz por 11 meses. Construir la red resiliente tardaría 10 años y costaría $20,300 millones. Unos 472,000 hogares se afectaron, y aún hay toldos azules sobre techos. Los daños totales se estimaron en $100,000 millones. Se desvelaron el hambre y la vulnerabilidad alimentaria, y urge reubicar miles de estructuras que están en zonas inundables.

2020 -Terremoto 6.4

Despertó a la ciudadanía a las 4:24 a.m. del 7 de enero, como el temblor más fuerte en 101 años. Es el evento pico de una secuencia sísmica iniciada el 28 de diciembre de 2019 y que aún no termina. Se le atribuye una muerte directa. Hubo 8,460 refugiados y más de 37,900 viviendas resultaron afectadas, principalmente en cinco municipios: Guánica, Yauco, Guayanilla, Peñuelas y Ponce. Propiedades públicas también sufrieron daños. El sismo evidenció el problema de construcción informal y la necesidad de allegar a las comunidades los servicios de profesionales licenciados para que los hogares se erijan de forma segura. Queda pendiente aumentar la conciencia sísmica.

2020 – Pandemia de COVID-19

Tras minimizar, por un mes, la llegada del COVID-19 porque el foco de infección era China, Salud confirmó, el 8 de marzo, el primer caso sospechoso en la isla. Se trató de una turista italiana, que viajaba en el crucero Costa Luminosa. La mujer dio positivo y falleció el 21 de marzo. Salud informó que su deceso era el primero por COVID-19 en el país, pero un mes después admitió que dos hombres habían muerto antes a causa del coronavirus. Al cierre de esta edición, el COVID-19 acumulaba 2,805 casos positivos y 124 muertes. Para contener la propagación, el gobierno implantó medidas de distanciamiento social, pero ha fallado en la realización de pruebas diagnósticas y el rastreo de contactos.



Sources: metro.pr

Related posts

Medalla convierte sus bandanas en mascarillas para empleados de supermercados

admin

Joaquín Sabina diseña la carátula del nuevo disco de Kany García

admin

Kany García presenta emotivo vídeo junto a su esposa Jocelyn Trochez

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.