Puerto Rico

Síntomas atípicos del coronavirus en pacientes adultos

Síntomas atípicos del coronavirus en pacientes adultos


Los síntomas y lesiones en piel en pacientes adultos con COVID-19 afectan a cerca de un 20% de los que se contagian. Y Puerto Rico no es la excepción.

De hecho, el dermatólogo José R. González Chávez ha atendido a pacientes con diferentes manifestaciones en piel. Pero dice que una de las más típicas es la que se describe como “seudo congelación”, o “Frost bite”, que son lesiones en la planta del pie y en el dorso de los dedos que son muy dolorosas. También se conocen como “COVID toe” o dedos de los pies COVID.

“Son como unas pápulas y los dedos se ponen como si estuvieran expuestos al frío. También les dan lesiones purpúricas, vasculopatías con lesiones en los vasos sanguíneos y en la mitad de los casos ocurre en los primeros siete a diez días y la otra mitad en los días subsiguientes después del día 15”, explica el doctor González, aunque dice que no hay correlación entre el tiempo y algunas lesiones.

También se ha visto otro tipo de lesión conocida como “livedo reticularis” que se manifiesta con un patrón reticular de decoloración rojiza y azulada de la piel, que es como una malla de venas en las piernas, señala el doctor Néstor Sánchez, catedrático en el departamento de dermatología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Recinto de CienciasMédicas (RCM).

“Esto puede ocurrir entre el día quinto al once, luego de la infección. Otras lesiones muy comunes son las morbiliformes en todo el cuerpo que parecen urticaria, pero no lo son. Son lesiones de color rosa, que se unen unas con otras. Pero eso es algo que también se ve en otros virus”, explica Sánchez.

De la misma forma se expresa el infectólogo Jorge Bertrán, director de la sección de infectología del Hospital Auxilio Mutuo y del programa de infectología de la Escuela de Medicina de la UPR, quien dice que lo más a visto entre sus pacientes son las lesiones en los dedos de los pies.

“En adultos también se pueden ver unas lesiones conocidas como ‘maculopapulares’ que pueden salir en cualquier área del cuerpo. He tenido pacientes con esas lesiones concomitantes con la infección de COVID-19”, agrega el infectólogo, quien señala que también ha tenido pacientes que han llegado con diarreas, pérdida de apetito y dolor abdominal, pero sin síntomas respiratorios y cuando se les hace la prueba dan positivo a COVID-19. “Son signos atípicos de la infección que son importantes reconocer a tiempo”.

El doctor Bertrán también destaca el riesgo de confundir la infección de coronavirus con dengue e influenza. “Sabemos que el dengue da fiebre alta, dolor muscular y puede dar rash. Pero el dengue no da síntomas respiratorios y en ese caso no se vería un cuadro con tos seca o falta de aire porque no es lo usual. Pero se ha visto un aumento leve de casos de dengue, mayormente en niños y adolescentes”, advierte el doctor Bertrá, quien cree que, aunque la infección de COVID-19 y dengue puede ocurrir simultáneamente, no es lo usual.

El riesgo de trombos

Es otro de los peligros inesperados del COVID-19 que no se habían descrito hasta hace muy poco. Según explica el doctor González se ha visto que pacientes con esa infección cuando están en “estadio terciario empiezan a tirar trombos que ocluyen los vasos sanguíneos en la piel, pero también en otros órganos”.

Al parecer, es una de las razones de que se haya visto derrames cerebrales y ataques cardiacos en pacientes de coronavirus jóvenes, entre 30 y 40 años, advierte el doctor Bertrán. “Lo que se dice es que después de los síntomas iniciales, la enfermedad causa una inflamación multisistémica que genera una inflamación y esto se ha asociado con eventos trombóticos que llevan a las lesiones en piel, pero también sucede en el pulmón y otros órganos. Así que son eventos trombóticos que te tapan las arterias y pueden llevar a derrames e infartos. Por eso utilizamos anticoagulantes en casos severos de COVID-19 que están a mayor riesgo”, agrega el infectólogo.

De la misma forma, advierte el doctor González, esos trombos también van a los riñones y el hígado. “Por eso se han visto casos de fallo renal y de enzima de hígado elevadas”. No obstante, el dermatólogo afirma que el manejo de la enfermedad en general ha mejorado en los últimos 40 días. Entre los tratamientos que se ofrecen en la isla, menciona el uso de anticoagulantes, hidroxicloroquina y otros medicamentos como la ivermectina cuyo uso tiene un efecto antiviral. También resalta el uso de tocilizumab, un medicamento biológico que actúa frente a la interleucina 6, que es uno de los componentes de la cascada inflamatoria que tienen algunos pacientes y ayuda a detener esa inflamación que se conoce como tormenta de citoquinas.

“No se puede bajar la guardia, el virus no se ha ido y se debe recordar que a muchas personas no les da síntomas y se convierten en unos portadores del virus. Lo importante es estar pendientes si hay fiebre, mialgia (dolores) o problemas respiratorios y hacerse la prueba molecular”, indica el doctor González, quien recomienda las medidas usuales de protección, como el uso de mascarillas, lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón y mantener la distancia con otras personas de unos seis pies.



Sources: metro.pr

Related posts

Piden a la Reserva Federal comprar la deuda de Puerto Rico

admin

Regresa el tradicional Festival de Claridad

admin

Christian Yelich no suelta prendas sobre su contrato

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.