fbpx
Puerto Rico

Mínimas las pruebas hechas en centros de adultos mayores en Puerto Rico

Mínimas las pruebas hechas en centros de adultos mayores en Puerto Rico


De los 952 centros de adultos mayores que existen en Puerto Rico, solo en 22 se han administrado las pruebas para detectar anticuerpos de la enfermedad de COVID-19, a pesar de que el mayor número de decesos registrados en la isla como consecuencia del virus se encuentra entre esa población.

Según cifras oficiales, de los 124 fallecidos reportados hasta ayer, 92 -el 74%- tenían 65 años o más.

Por recomendación del comité de asesoría médica de la gobernadora Wanda Vázquez Garced, el Departamento de Salud separó 50,000 pruebas serológicas para administrarlas a la población de adultos mayores en instituciones, égidas y hogares. Según datos suministrados por la Guardia Nacional, hasta la mañana de ayer, solo se habían hecho 1,192 de esas pruebas a residentes y participantes de centros de servicios a esa población, así como a empleados de esas instituciones.

Esto refleja que, a un mes desde que el secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, anunció la iniciativa de hacer pruebas en estas entidades, solo se ha utilizado 2.4% de las pruebas rápidas distribuidas entre centros de salud primaria, llamados Centros 330, para prevenir y atender contagios en las instituciones que sirven a las personas de mayor edad. Los datos de la Guardia Nacional reflejan que las pruebas se han hecho en solo 22 de las 952 entidades que tienen registradas el Departamento de la Familia (DF) y la Administración de Servicios de Salud Mental y contra la Adicción (Assmca). Se estima que entre 25,000 y 30,000 personas residen en estas instituciones.

Los datos apuntan a que la desarticulada respuesta oficial a la pandemia del COVID-19 ha dejado en el abandono a la mayoría de las personas más vulnerables.

Hasta el momento, las autoridades no han registrado brotes del nuevo coronavirus en estos centros, como ha pasado en otras jurisdicciones. Al cierre de esta edición, el Negociado de Ciencias Forenses no había provisto a este diario -aunque se informó que trabajaba en ello- el número de muertes por este virus, si alguna, registradas en los centros de cuidado a la tercera edad.

En una fecha que no pudo ser precisada por ninguno de los entrevistados para este reportaje, el gobierno comenzó a hacer las pruebas moleculares, simultáneamente a las serológicas, a los residentes en hogares y a participantes de centros de servicios diurnosde edad avanzada. Inicialmente, si los resultados de las pruebas de anticuerpos eran positivos, entonces se le practicaba al adulto mayor o empleado la prueba de diagnóstico.

La fiscal federal Jacqueline Novas Debien, coordinadora del grupo de trabajo para la justicia de ancianos (Elderly Task Force, en inglés), explicó que no se hace solamente la molecular porque la serológica, que es la que detecta la presencia de anticuerpos, “es la manera más rápida de poder detectar que hay casos ahí”, y permite tomar medidas preventivas en lo que llega el resultado de la prueba molecular, “que tarda entre 24 y 48 horas”.

Según datos de la Guardia Nacional, hasta ayer, se habían hecho 849 pruebas moleculares a residentes y empleados. El cuerpo militar se encarga de coordinar las visitas del personal médico que realiza las pruebas en los centros de adultos mayores. El Departamento de Salud (DS) no suministró cifras sobre los resultados de esas pruebas moleculares.

Al momento, en 47 casos se ha detectado positivamente la presencia de anticuerpos del virus, según estadísticas de la Guardia Nacional, pero ninguna de las agencias estatales pudo especificar cuántos responden a empleados ni cuántos, a residentes y participantes de los servicios diseñados para las personas de mayor edad. Tampoco pudieron proveer estadísticas de los resultados de las pruebas moleculares.

Un plan poco difundido

El programa para hacer pruebas de coronavirus a esta población comenzó oficialmente el 18 de abril, como un esfuerzo conjunto entre la fiscalía federal, Salud, Familia, la Guardia Nacional, los Centros 330 y Direct Relief, una organización sin fines de lucro que ha trabajado en la coordinación y en la aportación de fondos para ejecutar esta iniciativa.

Aunque existe un protocolo para atender a estos residentes, algunas llamadas al azar realizadas por El Nuevo Día a estos hogares demostraron que impera la confusión sobre cómo y cuándo se ejecutará la toma de muestras para detectar el virus.

“Hace como tres semanas, se comunicó un doctor conmigo para preguntarme la capacidad del hogar y los empleados, pero después nunca llamaron para dar seguimiento”, compartió el encargado de Golden Elderly Home, Alexis Meléndez. Este hogar, en el área rural de Bayamón, cuida a 17 personas, de 68 a 90 años.

Así también, Gladys Camino, dueña del hogar Un Nuevo Amanecer, en Trujillo Alto, que atiende a 14 veteranos entre 65 y 95 años, dijo que escuchó “que les iban a hacer la prueba a todos los hogares, pero a mí no me han dicho nada”.

La presidenta de la Asociación de Dueños de Centros de Cuidado de Larga Duración, Juanita Aponte, dijo que no han recibido una instrucción clara sobre si deben comunicarse para coordinar una visita, aunque no tengan sospecha de casos. “No tenemos la información completa”, comentó.

La coordinadora del Elderly Task Force explicó que la Guardia Nacional seactiva para asistir a los Centros 330 en la toma de muestra luego que se reciba una llamada de un hogar de ancianos que avisa de un caso sospechoso o positivo, ya sea de un residente o un empleado. No obstante, aclaró que también se reciben llamadas de entidades que, sin tener casos sospechosos, desean que se les hagan las pruebas.

Hasta la semana pasada, según Eduardo Suárez, primer teniente de la Guardia Nacional, esa organización tenía 70 soldados divididos en equipos en distintas regiones de la isla para esta misión. La fiscal federal dijo que los soldados se agrupan entre cuatro y siete equipos, por lo que solo podíanprogramar hasta tres visitas a hogares por semana.

Aponte urgió a aumentar de inmediato estas brigadas. “Podrían poner más recursos, ir segregándose y haciendo el esfuerzo en más de un sitio a la vez”, dijo. “Si lograran atenderlas a todas a la vez, pues sería más eficiente, no de una a una como se está haciendo”, planteó.

Novas Debien aseguró que “la Guardia Nacional va a poder activar 20 equipos adicionales”, que pueden salir a la calle a hacer las pruebas. “Ya cuando podamos hacer 20 a 25 ‘teams’ al día, vamos a poder llegar a muchos más hogares”, agregó la fiscal.

Cuál es el trámite

La llamada se recibe en el centro de transferencia, que manejan soldados y médicos de la Guardia Nacional en la sede del Negociado para el Manejo de Emergencias, en Caguas. El Centro 330 se encarga de enviar personal para verificar el número de residentes y empleados, que se tengan las órdenes médicas y se llenen los formularios correspondientes. Luego de eso, las brigadas de soldados acompañan al personal de los Centros 330 en la visita para administrar las pruebas.

Novas Debien estimó que “usualmente toma como 72 horas” desde que se recibe la llamada hasta que se coordina con el Centro 330 y el hogar para hacer la visita.

“El proyecto no ha sido tan acelerado porque el protocolo es que el director de cada centro de envejecientes tiene que llamar”, observó la administradora de Salud Integral en la Montaña (SIM), Gloria Amador. Los centros del SIM tienen en su lista a 106 hogares, pero solo han visitado cuatro de ellos, confirmó Amador en entrevista con El Nuevo Día el jueves pasado.

Uno de los problemas reside en que “los centros de envejecientes no están buscando el servicio”, sostuvo Amador. “Como la directriz es que tiene que haber una orden médica, yo no puedo ir y ya”, añadió la administradora del SIM.

Solo 28 centros de adultos mayores habían telefoneado y están en espera para la coordinación de la visita, indicó el coronel Edrick Ramírez, médico a cargo de la misión de la Guardia Nacional. Aunque Familia es parte de este equipo de trabajo y es la agencia encargada de licenciar y supervisar las operaciones de los hogares para esta población adulta, no pudo proveer ningún dato sobre las gestiones que ha hecho para fortalecer esta iniciativa. Tampoco la directora de la oficina de licenciamiento, Llelidza Santiago, respondió a las peticiones de entrevistas de este diario.

Las pruebas serológicas fueron adquiridas por Salud, y las muestras para las pruebas moleculares son enviadas a los laboratorios de Quest, que tiene un contrato con la agencia para procesar las muestras. La Guardia Nacional provee el equipo de protección personal a las personas que trabajaran en todo el proceso de muestreo, y Direct Relief ha aportado $150,000 a los 15 Centros 330 para el gasto operacional que conlleva la iniciativa.

Se escogió a los centros de salud primaria porque cuentan conunidades móviles también donadas por Direct Relief, explicó Ivonne Rodríguez, asesora ejecutiva para Puerto Rico de esa entidad.

Hasta la semana pasada, se habían tomado muestras en hogares de Ponce, San Juan, Gurabo, Guaynabo, Bayamón, Cayey, Añasco y Trujillo Alto, según Novas Debien.

Población vulnerable

La presidenta de la Asociación de Dueños de Centros de Cuidado de Larga Duración explicó que inicialmente el Estado comenzó a realizar pruebas en los centros que decían tener alguna sospecha de casos. Sin embargo, señalo que luego, “hicieron llamadas a los hogares preguntando si había algún caso sospechoso, para establecer prioridades”, pero no se sabe el alcance de esas llamadas ni cómo se establecerá esa preeminencia.

Los dueños de hogares de cuidado esperan que haya una segunda ronda de pruebas porque, según Aponte, ese fue el compromiso del gobierno. “Hoy estás bien, pero no sabes qué va a pasar mañana, es una de las preocupaciones que traemos. Lo que van a hacer es un retrato del momento en que están, pero ya mañana la realidad puede cambiar”, dijo Aponte.

La vigilancia de estos hogares de cuidado es de alta prioridad para las entidades que vigilan los asuntos de salud a nivel mundial. En su actualización más reciente, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) advierten en su guía que los adultos mayores con COVID-19 pueden no mostrar síntomas típicos, como fiebre o síntomas respiratorios.

“Los síntomas atípicos pueden incluir malestar nuevo o que empeora, nuevos mareos o diarrea. La identificación de estos síntomas debe provocar un aislamiento y una evaluación adicional para COVID-19”, explica la guía.

De acuerdo con los CDC, las poblaciones de hogares de ancianos tienen un alto riesgo de infección, enfermedad grave y muerte por COVID-19. En ese sentido, la guía sostiene que realizar la prueba molecular a los residentes y empleados de estas instalaciones se ha convertido en una prioridad para ayudar a informar la prevención y el control en los hogares de ancianos. “La experiencia temprana de hogares de ancianos con casos de COVID-19 sugiere que, cuando se identifican residentes con COVID-19, a menudo también hay residentes asintomáticos con SARS-CoV-2 presente”, indica la guía.

En EstadosUnidos, no existe todavía un número certero sobre el total de muertes, hasta el momento, en los hogares de ancianos, aunque hay certeza de que esa cifra se sitúa en los miles.

Un análisis de la Kaiser Family Foundation, una organización sin fines de lucro que se enfoca en temas de salud, sostiene que, hasta el 23 de abril, se habían reportado 10,000 muertes relacionadas con COVID-19 entre los residentes de centros de cuidado prolongado, “lo cual es una estimación conservadora porque no todos los estados publican estos datos”. Hasta esa fecha, la cifra representaba el 27% de las muertes en 23 estados.

“En seis estados, los residentes de centros de atención a largo plazo representan el 50% o más de todas las muertes de COVID-19”, dice el análisis de Keiser.

El panorama no es distinto en Europa. El 23 de abril, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para esa región, Hans Kluge, advirtió que, hasta esa fecha, la mitad de las muertes por COVID-19 se había registrado en hogares de ancianos.



Sources: metro.pr

Related posts

El gobierno reafirma que no abrirá los comedores escolares

admin

Director se considera privilegiado de trabajar en nuevo documental de Michael Jordan

admin

Consternados los puertorriqueños por el cambio climático

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.