fbpx
Puerto Rico

Fiat Chrysler desata debate político por paraísos fiscales en Italia

Sector automotriz estadounidense regresaría a la carga el 18 de mayo


Luego de que el gigante automotriz Fiat Chrysler Automotive (FCA) hubiera confirmado que solicitó un préstamo de $8,600 millones asegurado por el estado italiano para ayudar al sector automovilístico a reiniciar sus operaciones después del cierre por el coronavirus, se ha desatado un debate en Italia sobre si tales cantidades se le deben hacer disponible a compañías con sede en el extranjero.

Tan reciente como el sábado, FCA dijo en un comunicado que estaba buscando $6,800 millones – el equivalente a un cuarto de sus ingresos anuales en Italia – en financiamiento a través del banco italiano Intesa SanPaolo.

El dinero sería “dedicado exclusivamente a financiar las actividades de FCA en Italia y destinado a proveer mayor ayuda a unas 10,000 pequeñas y mediana empresas en la cadena de distribución automotriz”, leía el comunicado de FCA, que aseguró que su sector le genera a Italia el 6.2% de su producto interno bruto y que representa el 7% de todos los empleos de manufactura.

Algunos políticos en la coalición gobernante cuestionaron el préstamo al manufacturero de vehículos, que en el 2014 movió su sede legal a los Países Bajos y su sede fiscal a Gran Bretaña, luego de completar su fusión entre Fiat (Italia) y Chrysler (Estados Unidos).

Pero el primer ministro Giuseppe Conte les dijo a reporteros, el pasado sábado, que la preguntas más importante es por qué grandes empresas encuentran más atractivo mover sus sedes legales y fiscales al extranjero.

Conte añadió que el asunto pronto sería atendido en un decreto que apunta a simplificar la burocracia.

“No necesitamos exponer el problema de quién y por qué se va a Gran Bretaña, los Países Bajos u otros países. Simplemente necesitamos hacer nuestro país más atractivo. Necesitamos preguntarnos por qué se van al extranjero”, dijo el primer ministro, quien subrayó que FCA emplea a muchos en Italia.

El cierre temporero de sus fábricas y autogalerías en Italia por el coronavirus tuvo un “impacto dramático al corto y mediano plazo en todo el ecosistema automotriz”, dijo FCA en un comunicado.

La empresa comenzó su reapertura italiana a finales de abril. El manufacturero de autos emplea a 55,000 personas en 15 fábricas y 26 instalaciones de investigación y desarrollo de nuevas tecnologías, haciéndolo el grupo industrial más grande en Italia.

También es el comprador más grande de piezas de auto en el país, costeando más de $21,600 millones en compras directas a 5,500 suplidores.

En medio de la pandemia, FCA también se prepara para fusionarse con el manufacturero francés PSA Peugeot.

Ambos han descartado pagar dividendos a sus accionistas, como parte de la fusión, por la crisis del COVID-19, pero aseguran que la fusión sigue pautada para finales de marzo 2021.

De concretarse esta fusión, la nueva empresa sería el manufacturero más grande de automóviles en el mundo.



Sources: metro.pr

Related posts

Gobernadora urge investigar denuncias de acoso sexual realizadas por menores en las redes sociales

admin

LeBron James confiesa que Michael Jordan lo hizo llorar

admin

Detenido un agente de inteligencia por filtrar información a periodistas

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.