fbpx
países Uruguay

MUNDO – Newsletter – 16/05/2020

MUNDO - Newsletter - 16/05/2020



Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores

Suscribirme

Conocé nuestros planes
y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar

Si ya sos suscriptor podés
ingresar con tu usuario y contraseña.

La región en alerta, Europa al aire libre y la carrera por la vacuna.

¡Buen día, amigo lector!

Sí, aunque no nos guste, esta semana el mundo siguió girando en torno al COVID-19. Pero aunque estemos al borde del hartazgo, están sucediendo cosas que nos mantienen pendientes de la evolución de la pandemia. Por ejemplo Brasil, con el agravamiento de su crisis política y sanitaria; Chile, que sufrió un repunte de contagios y tuvo que poner en cuarentena total a Santiago; o Argentina, que con mil recomendaciones comenzó a abrir los comercios en Buenos Aires.
Las señales más positivas sobre como la humanidad le está ganado la guerra al nuevo coronavirus llegaron de Europa, donde a pesar de los altibajos en las cifras de muertes y contagios, prácticamente todo el continente está entrando a la “nueva normalidad”.
Y si a esto le sumamos que Estados Unidos y China continúan con su guerra mediática, y que la carrera por obtener una vacuna se hace cada vez más vertiginosa, tuvimos para entretenernos mientras seguimos trabajando remoto.

Repasemos la semana.

Bolsonaro en un laberinto.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el miércoles en Brasilia. Foto: Reuters

A esta altura nos queda claro que Jair Bolsonaro es un personaje complicado. En realidad todos los presidentes lo son en algún momento, hasta para su círculo más cercano. Pero el brasileño ha dado muestra de una tozudez extrema y ha perdido en un mes dos ministro de Salud.
El primero cayó porque no quiso seguir la estrategia de su jefe de terminar con el aislamiento y reanudar rápido la actividad económica. El segundo porque se negó a autorizar el uso de cloroquina en pacientes de COVID-19.
Como presidente, Bolsonaro tiene todo el derecho a marcar el rumbo y remover ministros si no se ajustan a su plan. Eso no es lo que preocupa. El problema, dicen en Brasil, es que actúa a contrapelo de las recomendaciones de la comunidad científica, impulsado por un deseo urgente de reactivar la economía.
En Estados Unidos, Donald Trump tiene el mismo discurso, pero aunque presiona y presiona para mantener encendidos los motores, ha dejado en manos de los gobernadores cuándo y cómo hacerlo. Y eso que se juega la reelección en menos de seis meses.
Bolsonaro tiene además otro frente complicado. El presidente está bajo investigación judicial por las denuncias de su ex ministro estrella Sergio Moro de que pretende intervenir la Policía Federal para bloquear indagatorias sobre sus hijos.
Todo en medio de rumores de que los militares están ganando protagonismo en el gobierno. De esto habló el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, una voz más que calificada para opinar y que en el mar revuelto en que se convirtió Brasil, dejó un mensaje tranquilizador. Los militares, dijo, aprendieron que deben respetar la Constitución.
Sergio Moro y la otra vía, tituló Claudio Fantini su análisis sobre la crisis brasileña.

La “batalla de Santiago”.

Coronavirus en Chile. Foto: AFP.

El nombre está bien puesto. La “batalla de Santiago”, como la llamó el ministro de Salud chileno, comenzó ayer viernes y durará al menos una semana, en la que los 8 millones de habitantes de la capital chilena y sus alrededores permanecerán en estricta cuarentena.
Chile había optado hasta ahora por una estrategia de cuarentenas dinámicas o selectivas, en vez de cerrar ciudades por completo. Pero el incremento de los contagios sobre todo en Santiago en los últimos 10 días llevó a las autoridades a decretar por primera vez el cierre completo de capital.

Buenos Aires levanta cortinas.

Trabajador desinfecta las áreas públicas en Argentina para evitar contagio de coronavirus. Foto: Reuters.

A diferencia de lo que pasa en Brasil, en Argentina el presidente Alberto Fernández está aplicando una estrategia de ir paso a paso, dejando que la situación sanitaria le marque el ritmo.
Así, esta semana la actividad volvió un poco a la ciudad de Buenos Aires, con la apertura de comercios, aunque con horarios limitados, sin uso del transporte público para hacer compras y saliendo a la calle en función de la terminación del documento de identidad, entre otras medidas como respetar el distanciamiento social y el uso de mascarillas.
Como en Uruguay, en Argentina también están trabajando para la vuelta a clases. En principio será en agosto, con un “sistema dual”, parte presencial y parte remoto.
El gobierno argentino mantiene vigente la cuarentena hasta el 24 de mayo. Al otro día, el 25, está previsto que retomen los entrenamientos los equipos de fútbol, aunque por ahora no se sabe cuándo rodará la pelota.

Saliendo del encierro.

Coronavirus en Francia. Foto: AFP.

A los europeos la pandemia los sorprendió en pleno invierno. Ahora el desconfinamiento lo están procesando con los primeros calores previos al verano.
Italia y España que se llevaron la peor parte por semanas; el Reino Unido que es ahora el país con más muertos en Europa; y por supuesto los que tuvieron mejor éxito en el control de la pandemia, como Alemania, están en la “nueva normalidad”. Claro que no significa lo mismo para todos. Una cosa son los países nórdicos, que con la excepción de Suecia ya declararon controlado al virus; y otra es la que están viviendo italianos o españoles. Lo concreto es que el continente tiene otra cara y ya comienza a ver cómo abrir sus fronteras internas.

Entre hackers y aranceles.

Hackers, ciberseguridad, red. Foto: Shutterstock

Hackers chinos tratando de robar estudios sobre el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19. Esta es la novedad de la semana en la guerra mediática que mantienen Estados Unidos y China sobre el origen del virus y de cómo se propagó la pandemia.
Además, el presidente Donald Trump amenazó con “cortar” relaciones con China, no tanto por cómo el régimen comunista manejó la crisis del COVID-19, sino como forma de presión para que cumpla con el acuerdo comercial parcial que firmaron en enero y que los chinos amagaron renegociar.

La ciencia tiene la palabra.

Algunos creen que la vacuna puede estar a fines de 2020. Foto: Reuters

Terminemos el repaso con cuestiones esperanzadoras. Está claro que apenas surgió este nuevo coronavirus los científicos están buscando cómo frenarlo. Pues en los últimos días han surgido novedades. Europa dice que siendo optimista, podría tener la vacuna en un año. Donald Trump no quiere esperar tanto, y lanzó un programa para que sea antes de que termine el 2020, pese a que su principal asesor en la materia le bajó a tierra sus expectativas.
De todos modos, cada vez hay más proyectos en marcha sobre la vacuna en Estados Unidos, Europa y Asia. Después se verá cómo se distribuye por el mundo, un tema que ya está generando polémica; mire lo que pasó con este laboratorio en Francia.
También están surgiendo estudios que muestran cómo se comporta el virus y si finalmente los humanos podemos inmunizando. Esta semana se conoció un estudio que dice que el 99% de los pacientes de COVID-19 generan anticuerpos.

Hasta la próxima semana.

Cuídese, que falta menos.

Si desea suscribirse a algunas de las newsletter de El País, solo haga clic aquí.



Sources: elpais.com.uy

Related posts

TE advierte sobre multas a precandidatos

admin

El Gobierno acuerda la exhumación de Franco a pesar de las dificultades judiciales | España

admin

“El estruendo fue muy fuerte y el grito del chiquito”

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.