fbpx
Puerto Rico

El Distrito T-Mobile pospone su apertura para finales de 2020

El Distrito T-Mobile pospone su apertura para finales de 2020


La misma semana en que el complejo de entretenimiento Distrito T-Mobile, en Miramar, se disponía a estrenar su sala de espectáculos Coca-Cola Music Hall, el gobierno de Puerto Rico ordenó cerrar gran parte del sector público y privado para evitar la propagación del coronavirus COVID-19. Así, quedó detenido un proyecto que estaba en la recta final y en cuyo desarrollo se han invertido $150 millones.

El complejo, que tiene planificado contar con ocho salas de cine, una sala de conciertos, un “zipline” de realidad aumentada, una plaza central de 50,000 pies cuadrados con la pantalla LED más grande del Caribe, un hotel y más de 15 bares, restaurantes y otras experiencias, ahora prevé su apertura oficial para el cuarto trimestre de este año, declaró Federico Stubbe, hijo, presidente de PRISA Group, empresa local desarrolladora del proyecto.

“Íbamos a estar listos para la apertura del Coca-Cola Music Hall el 20 de marzo y para abrir el proyecto entero el 21 de abril, pero dado el ‘lockdown’ de la orden ejecutiva del gobierno, clausuramos todas las operaciones de construcción”, informó Stubbe. “En este tiempo, aprovechamos para desarrollar conceptos adicionales para el proyecto, estudiar el impacto financiero del retraso y prepararnos para regresar más fuertes que antes”.

Agregó que, a tono con la nueva orden ejecutiva, que permite reanudar labores de construcción a partir de hoy, en Distrito T-Mobile -antes conocido como District Live y luego como El Distrito- se retomarán los trabajos con las debidas precauciones para evitar el contagio. “Antes de la pandemia había como 350 constructores y ahora se integrarán poco a poco hasta llegar a 200”, dijo el ejecutivo. “Esperamos terminar la construcción en verano”.

Stubbe indicó que entre constructores y otro personal que había sido reclutado para trabajar en los establecimientos que abrirían primero, un total de 600 personas quedaron sin empleo temporalmente, por lo que cualifican para acogerse al seguro por desempleo. Entre estos está la plantilla del hotel Aloft San Juan, que fue cerrado tras haber sido inaugurado en febrero pasado con 177 habitaciones y es parte del complejo. De la hospedería, dijo que se prevé reabra al final de este verano para recibir una clientela mayormente local.

Añadió que en el proyecto completo, que ubica a pasos del Centro de Convenciones de Puerto Rico en Miramar, se espera que la inversión total sea de $175 millones, de los cuales ya se han invertido $150 millones, obtenidos a través del financiamiento de los bancos Popular y Oriental, de créditos contributivos otorgados por el gobierno y de capital privado local. Según el ejecutivo, el retraso en los trabajos y la reapertura deben costar al menos unos $5 millones adicionales.

“La banca nos ha confirmado su apoyo”, dijo Stubbe. “Hemos trabajado de la mano con los bancos para extender las moratorias en los intereses de los préstamos”.

“Mi apuesta es que esto va a pasar y, aunque tome tiempo encontrar vacunas y tratamientos, la gente va a querer salir a conectar con otros en tiempo real y en un espacio real, no virtual”, dijo en alusión al cierre decretado por el gobierno, que desde el 15 de marzo insta a la población a quedarse en sus casas.

“Como el Distrito T-Mobile es un proyecto muy importante y estratégico para posicionar a Puerto Rico como destino turístico y de convenciones, lo vamos a lanzar cuando el mercado esté listo para acogernos”, abundó Stubbe. “No prevemos su apertura oficial hasta el cuarto trimestre de este año”.

De cara a la apertura, anticipó que el proyecto integrará cámaras térmicas que sirven para identificar a personas que tengan fiebre, uno de los síntomas del COVID-19, así como otras medidas y protocolos que se están elaborando en conjunto con los socios y operadores de los distintos conceptos del Distrito T-Mobile para cumplir con la desinfección y el distanciamiento físico requerido entre personas para evitar el contagio. “Estamos confiados en que el proyecto podrá ajustarse a esta nueva realidad, de forma que el público se sienta tranquilo y seguro”, aseguró.

Antes de la pandemia, se estimaba que Distrito T-Mobile crearía 1,000 empleos cuando abriesen todos sus ofrecimientos y que el complejo recibiría unos tres millones de visitantes al año una vez estuviese establecido.



Sources: metro.pr

Related posts

Twitter etiqueta información controvertida sobre el coronavirus

admin

Identifican anticoagulante que podría frenar entrada del COVID-19 en células

admin

Corporate social responsibility to protect the environment

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.