Chile países

La embajadora de Marruecos en Chile cuenta como vive su confinamiento en pleno Ramadán

La embajadora de Marruecos en Chile cuenta como vive su confinamiento en pleno Ramadán


Por Alfredo Peña R.
Kenza Elghali es muy expresiva. Dice estar feliz en Chile pasando su cuarentena, ayunos de por medio con el Ramadán.
Es la embajadora de Marruecos en nuestro país.
Tiene un currículo que nos deja perplejo. Es Doctora en Lengua y Civilización españolas, profesora en la Universidad Hassan II-Mohammadia, Miembro de la Cátedra UNESCO “Mujer, migración y desarrollo”, ex dirigente sindical y ex miembro del comité sindical de “Panafricana de Mujeres”, ex vice alcaldesa de la ciudad de Fez, Presidenta de la Comisión Hacienda, ex diputada, ex vicepresidenta de la Cámara de Representantes de Marruecos, autora de varias publicaciones y otros logros que sería muy largo de enumerar en esta nota.
La embajadora Kenza Elghali nos cuenta como es vivir en Chile, como se contacta con su familia en Marruecos y como realiza su trabajo en nuestro país en tiempos de pandemia.

¿Cómo vive usted esta pandemia en Chile?
Es que con ese virus del Covid 19 no se juega y sigue misterioso el contagio, casi cada día sale una eventual hipótesis de cómo se puede propagar la pandemia, así nos hemos conformado a las estrictas medidas promulgadas por las autoridades chilenas, cuarentena, mascarillas…Nos adaptamos a la nueva situación preparándonos para una nueva etapa que va a conocer seguro el mundo y las vidas post Coronavirus. El teletrabajo ha sido muy útil y más seguro. Desde los primeros días tras el brote de la pandemia hemos autorizado a nuestro personal local quedase en casa porque la mayoría de ellos toman medios de transporte público, viven lejos y pueden arriesgar su vida con el contacto masivo en la calle y en puntos de encuentro. Los otros funcionarios diplomáticos, trabajamos a distancia pero también se hacen turnos en la oficina en caso de necesidad.

Sin embargo, seguimos nuestra vida social compartiendo con nuestros amigos virtualmente, participando a distancia en sus fiestas y sus momentos especiales, contribuyendo también en charlas y conferencias por videoconferencia. En fin, no hay otra, tenemos que conformarnos y adaptarnos a las nuevas realidades.

¿Qué cambio de hábito ha tenido que realizar?
La pandemia ha reducido y limitado nuestra movilidad, pero el trabajo y los contactos seguimos haciéndolo igual. Obvio que se suspendieron los grandes eventos que teníamos programados y planificados, como por ejemplo el proyecto de intercambio de alumnado entre universidades chilenas y marroquíes y otros más, pero ante esas circunstancias, todo el mundo está preocupado por el tema de la salud y como garantizar y proteger a los pueblos y afrontar el covid19.

¿Cómo lo pasa su familia en Marruecos?
Igual que todos los marroquíes confinados. Marruecos desde la segunda semana de marzo tomó medidas eficaces para afrontar la pandemia, y los marroquíes tuvieron que seguir las indicaciones decretadas por las autoridades para protegerse del contagio y minimizar el riesgo de enfermarse. Me comunico frecuentemente con mi familia en Marruecos, quizá más de lo que hacíamos antes, y todos están bien gracias a Dios.

¿Qué medidas ha tomado el Gobierno de Marruecos con respecto a la pandemia?
Se decretó el Estado de emergencia sanitario en Marruecos y las medidas proactivas que tomó el país permitieron afrontar, reducir la propagación masiva del virus y limitar el impacto económico y social que puede generar la propagación de la pandemia. Desde el principio de marzo, cuando llegó el primer caso importado de Europa, se apresuró el gobierno marroquí en tomar una serie de medidas a la cual participaron, a la vez profesionales del sector sanitario, actores de la sociedad civil, del sector empresarial, de finanza, administración pública, fuerza armada y seguridad, con una implicación y entrega total del Rey Mohammed VI.

De lo primero, fue detectar casos de contagio en aeropuertos vía cámaras térmicas y cierre total  de todas las fronteras del país, a mediados del mes de marzo.
Por lo mismo, el Rey Mohammed VI indultó a 5624 presos como medida preventiva contra la propagación del virus en centros penitenciarios.

El 16 de marzo se cerraron todas las mezquitas, lugares de culto, centros deportivos, culturales, artísticos, lugares públicos como restaurantes, cafeterías y otros.
El 19 de marzo, dejó de funcionar el transporte interurbano, sin olvidar el cierre de las escuelas, universidades y centros de educación para seguir las clases a distancia.

 Para aliviar las consecuencias sociales y económicas del Covid19, el Rey Mohammed VI ordenó la creación de un fondo especial para la gestión del coronavirus, dando el primer ejemplo que siguieron los ciudadanos: funcionarios, el sector empresarial y financiero y otros, garantizando así ingresos a las familias vulnerables afectadas por la pandemia y acompañar a los trabajadores, que confinados no pudieron salir a sus lugares de trabajo.

Más de 5 millones de familias se beneficiaron de las ayudas del Fondo Covid19, en paralelo a eso, la Caja Nacional de Seguridad Social lanzó el portal del “Covid 19.cnss.ma” para declarar los asalariados que hayan dejado de trabajar.
Las autoridades marroquíes, bajo la dirección del Rey Mohammed VI, adoptaron medidas anticipativas priorizando la salud y la seguridad ciudadana. El gobierno, además de tomar medidas del confinamiento estricto y total de la población, movilizó grandes recursos para mejorar la infraestructura hospitalaria del país. Para la adquisición de materiales médicos y suministrar la demanda de sus ciudadanos y mercado. Marruecos optó por la producción local.

¿Qué otras medidas practicas se han tomado en Marruecos?
El país aumentó su capacidad para producir mascarillas, se alcanzaron producir más de 5 millones diariamente, poniéndolas al alcance de los ciudadanos en múltiples puntos de venta y supermercados, a un precio muy simbólico. (8 centavos)
Los investigadores marroquíes inventaron una mascarilla inteligente que detecta la posibilidad de infección del coronavirus a distancia, el equipo científico está dirigido por el doctor Mouhsine Lakhdissi, proyecto 100% marroquí, es innovador y de mínimo coste.
Más de 600 respiradores, 100% marroquíes fabricados por especialistas, líderes de la industria en Marruecos.
Instalación del Hospital de Campaña de Nouaceur (Casablanca) para afrontar el Covid19.

Se tomaron también medidas a favor de los marroquíes atrapados en el extranjero a consecuencia de la suspensión de los vuelos y cierre de las fronteras desde y hacia Marruecos. El Ministerio de Asuntos Exteriores, de la Cooperación Africana y de los Marroquíes Residentes en el Extranjero coordinó con las embajadas y consulados del Reino de Marruecos para encargarse de esos ciudadanos. Además las misiones diplomáticas marroquíes en el extranjero coordinaron con los países donde se quedaron bloqueados nuestros ciudadanos la prolongación de estadía, a quien se les caducaron los papeles y visados.

Se organizaron varios vuelos para expatriar los extranjeros varados en Marruecos a raíz de la pandemia y sigue el Ministerio gestionando otros con distintos países para permitir el regreso y el ingreso de los que fueron atrapados en varios puntos del planeta, en buenas condiciones y operaciones eficazmente preparadas. No es tarea fácil pero tampoco es imposible.
El Ministerio Delegado encargado de los Marroquíes Residentes en el Extranjero, asumió los gastos de los funerales de las personas que no benefician de Seguros en los países de migración, asegurando su entierro en cementerios para musulmanes.
El Congreso de Marruecos, apoyó,  legislando leyes y examinando proyectos de ley para acompañar medidas publicas en lucha contra el Covid19 y sus repercusiones.

En un acto de solidaridad con su entorno y su región, El rey de Marruecos Mohammed VI comunicó con los Jefes de Estado para establecer un mecanismo, una hoja de ruta e implementar las bases de la iniciativa de los Jefes de Estado Africanos con el fin de gestionar y afrontar el Covid 19 en sus diversas y múltiples fases.  Así que en paralelo respondió a la demanda del Presidente de Mali poniendo a la disposición del país un hospital militar marroquí en las afueras de Bamako para sanar los enfermos. Marruecos tiene gran experiencia en ese marco por participar en varias misiones humanitarias en distintos puntos del mundo.

La iniciativa pretende coordinar las miradas y los esfuerzos para minimizar los múltiples impactos del Coronavirus en África. La iniciativa del Rey Mohammed VI fue muy elogiada y agradecida por los dirigentes africanos, para no mencionar más que el ejemplo del presidente senegalés Macky Sall, al igual que en el congreso Africano con sede en África del Sur.

 ¿Cómo se hace el Ramadán y el Covid-19 en su país?
El Ramadán se celebra en circunstancias especiales este año, no sólo en Marruecos pero en todo el mundo musulmán, a raíz del brote del Coronavirus. En casi la totalidad de esos países se cerraron los centros de culto y mezquitas. Para seguir protegiendo y afrontando la pandemia, Marruecos decretó un toque de queda desde el primer día del Ramadán a partir de las 19 horas hasta las 5 de la mañana. En este mes, las familias solían juntarse para romper el ayuno y celebrar oraciones de Tarauih en colectivo en mezquitas y casas, pero este año, a raíz del virus, todo el mundo se queda confinado en su casa haciendo sus actividades, su trabajo y practicar su ayuno y sus hábitos con su familia reducida. 

¿Cómo vive una diplomática el confinamiento?
Hablando de mi caso, vivo el confinamiento entre el teletrabajo, ir a la oficina en caso de necesidad, escribiendo, traduciendo, leyendo, siguiendo lo que está pasando en el mundo, sobre todo en relación con esa pandemia, tomando  charlas o conferencias a distancia, intercambiando opiniones con colegas, comunicándome  con mis amigos y mi familia en Marruecos; y en este mes de ramadán practicando mi ayuno y centrándome en mi actividad espiritual, rezando, suplicando, Dios mediante que se acabe pronto esa pandemia y que salve a la humanidad de ese virus.

Hay chilenos que quedaron varados en Marruecos?
Creo que sí, no son muchos pero pueden ser algunos, lo que fueron de turismo directamente o llegando de algún país europeo.

 ¿O marroquiés que quedaron varados en Chile?
Según contactó con la embajada, hay un joven marroquí que vino para participar a una serie de reuniones de trabajo en Chile pero  no pudo regresar a Marruecos a raíz del cierre de las fronteras; está viviendo con nosotros en casa y feliz compartimos en ese mes sagrado nuestro. Su familia se quedó tranquila. En relación con la comunidad marroquí que vive en Chile, desde el principio, esta misión diplomática instaló una célula de crisis, para seguir la situación de nuestros ciudadanos y con quienes estamos, gracias a nuestro servicio consular, en contacto diario.

¿Hay contacto permanente con la cancillería marroquí por las medidas que se toman?
Obvio, el trabajo y contacto es diario y permanente con nuestra cancillería, no sólo con esta misión pero con todas las embajadas y consulados del Reino de Marruecos en el mundo, intercambiando, aclarando, orientado, y concertándose sobre la gestión de varios asuntos, sobre todo en esos momentos atendiendo y acompañando a los ciudadanos marroquíes que se encuentran varados en otros países del mundo. En nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores se creó una célula de crisis específicamente para seguir ese tema y acompañar a nuestros compatriotas en el extranjero.

¿Cómo se ve el confinamiento y la violencia de género en Marruecos?
Según las estadísticas y las cifras que nos llegan del mundo, es alarmante, las mujeres son las que sufrieron las peores consecuencias de esa pandemia. Ante ese aumento de la violencia domestica en el mundo, Marruecos tomó la iniciativa junto con la Unión Europea, Nueva Zelanda, Argentina, Turquía, Mongolia y Namibia de elaborar una declaración conjunta para apoyar el llamamiento del Secretario General de la ONU, a favor de “la paz en casa, en hogares, en todo el mundo”.
En Marruecos, según  el Circular del Procurador General del Rey ante el Tribunal de Casación, presidente  del Ministerio Publico, el número de juicios por violencia contra las mujeres disminuyó durante el período de confinamiento para establecerse entre el 20 de marzo y el 20 de abril a un nivel de 10 veces inferior a la media mensual.

El tema migratorio ha sido un gran punto en este tiempo de pandemia mundial. ¿Cómo lo ve usted?
La cuestión migratoria y ambiental son unos de los temas claves, antes, durante y después de la pandemia. Según estamos observando, varios cambios se están haciendo automáticamente en nuestra vida cotidiana, nuestro sistema de consumo, de las necesidades vitales para el funcionamiento de cualquier país. Los migrantes vivieron con el Covid 19, varias situaciones, desde deportación colectiva y masiva a sus países hasta llegar a reconocer su rol y su importancia, para no citar más que el ejemplo de los/as doctores que tuvieron que negociar durante varios años el reconocimiento y convalidación de sus títulos, están ahora los bienvenidos y se está atendiendo su situación en algunos países que antes lo rechazaban. Eso no significa que se solucionó el asunto, todo lo contrario, es muy temprano hablar de Mañana, del segundo día post Covid19. Surgieron y van a surgir sectores que necesitan más demanda de mano de obra calificada, selectiva, lo que va a vulnerar a una gran cifra de otro tipo de migrantes, sin hablar de los refugiados amontonados en los campamentos y que padecen y carecen de varias necesidades cotidianas, primero para afrontar la pandemia y segundo para vivir dignamente.

El papel de la diplomacia en tiempos de pandemia

¿Cuál es el papel que puede desempeñar la diplomacia en esos momentos del coronavirus?
La diplomacia y las relaciones internacionales se encuentran en una nueva esfera de coordinación, sobrepasando el denominado termino Globalización. Unos neologismos se están planteando con esa nueva etapa, como por ejemplo glocalizacion y otros más. Se quedó claro que esa pandemia y otras cuestiones se solucionan en solidaridad, de manera colectiva, basadas en un nuevo multilateralismo, efectivo y solido, lejos del egoísmo, del secretismo, la desconfianza… Consolidar las plataformas de concertación y negociación sería una de las vías adecuadas para afrontar temas universales que desafían al mundo y al planeta y que afectan nuestro modo de vivir e incluso ponen en riesgo nuestras vidas. Eso me hace recordar iniciativas que tomó Marruecos, planificadas  por el Rey Mohammed VI y el gobierno como la organización en Marruecos de la COP 22, la Conferencia del Pacto Mundial de Migración en Marrakech, la instalación de la primera planta solar en Ouarzazate, energía limpia, la más grande del mundo, coordinar con los Jefes de Estado medidas para luchar contra el Covid 19 en África…
Esas actuaciones colectivas y otras más permitirán fortalecer la integración regional, promocionar las economías, estrechar las disparidades y brechas sociales y garantizar paz, dignidad y seguridad a la humanidad.



Sources: cambio21

Related posts

MEP informa sobre centros educativos afectados por lluvias

admin

El Senado de Argentina rechaza la despenalización del aborto

admin

Las lluvias torrenciales dejan más de 100 muertos y 56 desaparecidos en Japón – Diario Digital Nuestro País

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.