fbpx
países Uruguay

MUNDO – Newsletter – 02/05/2020

MUNDO - Newsletter - 02/05/2020



Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores

Suscribirme

Conocé nuestros planes
y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar

Si ya sos suscriptor podés
ingresar con tu usuario y contraseña.

Un antiviral a la espera de la vacuna.

¡Buen día, amigo lector!
“Vamos!! Vamos!! Otro día menos”. Esto se leía el domingo 26 de abril en la pizarra un comercio de Madrid, el mismo día que en España se liberaba la salida de los niños una hora al día. La foto con el cartel fue publicada el lunes 27 por El País, e ilustra la sensación que tenemos todos; que el fin de la cuarentena la contamos día a día, hasta que un buen día nos digan qué día saldremos. Qué mareo con los días.
En Europa hay países que ya dejaron de contarlos, y este lunes 4 de mayo algunos de ellos inician otra fase de la “nueva normalidad”, que se terminará cuando una vacuna nos blinde a todos.
Repacemos la semana.

Otro escudo contra el COVID-19.

Este antiviral es desarrollado por el laboratorio Gilead. Foto: AFP

Hasta ahora los escudos que teníamos contra el nuevo coronavirus eran medidas de prevención, como lavado frecuente de manos, uso de mascarillas, distanciamiento social, teletrabajo o desinfección de ambientes.
Esta semana nos enteramos de otro. Se llama Remdesivir, es un antiviral ya existente creado para combatir enfermedades como el ébola, y que un estudio reveló que puede acelerar la recuperación de pacientes graves de COVID-19.
El anuncio de la habilitación del antiviral lo hizo el propio Donald Trump, que hace ya un tiempo venía hablando de su aplicación.
Un Trump que no deja de marcar que el nuevo coronavirus surgió en China, a la que hace responsable de la pandemia porque los servicios de inteligencia de Estados Unidos manejan que el virus fue creado en un laboratorio próximo a la ciudad de Wuhan.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) contradijo esta teoría de Trump, y afirmó que el nuevo coronavirus tiene un “origen natural”, por lo cual no habría surgido de un laboratorio.
La que sí se espera de un laboratorio es la vacuna, y en esta carrera están embarcados varios, algunos en etapas que hace pensar que podría estar antes del año y medio que se estima para su producción masiva.

Rumbo a la “nueva normalidad”.

Coronavirus en España. Foto: AFP.

En China y otros países asiáticos llevan la delantera en la vuelta a la actividad.
Nueva Zelanda cantó victoria y dio por ganada la guerra contra el COVID-19.
En Europa algunos países que tomaron medidas temprano como Alemania también comenzaron a salir, pero la mayoría lo hará a partir del lunes 4. Cada uno armó su cronograma, medidas de higiene y la lista de sectores que abrirán primero. Pero todos tienen en común que el regreso será gradual, con nuevas normas sociales de comportamiento.
En esto están Italia y España, dos de los países más golpeados por la pandemia hasta hora en el continente europeo. También el Reino Unido, que esta semana tuvo el regreso de su primer ministro Boris Johnson, pero que todavía no le pone fecha al desconfinamiento. Johnson, que acaba de ser papá, dice que “el pico” pasó, aunque hay indicadores que muestran que ese país va camino a tener la tasa de muertes por COVID-19 más alta del mundo.
En Estados Unidos, Donald Trump dejó el tema de la vuelta a la actividad en manos de los gobernadores, aunque el presidente es partidario de acelerar el proceso y encender los motores de la economía que, está claro, nunca se apagaron del todo. El estado de Nueva York, centro de la pandemia en el país, tiene planes para volver a la actividad en mayo.
En América Latina la situación es muy despareja, y según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) estamos como Europa hace seis semanas, es decir, en el inicio de la etapa más dura de la pandemia.
Al margen de cómo va cada región del mundo, un tema polémico se instaló en estos días: la creación de un “pasaporte inmunológico”, una especie de certificado que dice si uno está libre del nuevo coronavirus y por lo tanto puede circular. Algunos países están pensando en aplicarlo.

Día de los Trabajadores.

Corea del Sur celebra el primero de mayo. Foto: AFP

Para millones de personas a esta altura es tan urgente la vacuna contra el COVID-19 como mantener o conseguir un trabajo. La pandemia hizo estragos y el desempleo es como siempre la peor cara de una crisis económica.
Esto estuvo presente ayer viernes en los mensajes por el 1 de mayo, Día de los Trabajadores.
La Organización Mundial del Trabajo (OIT) realizó un informe sobre América Latina y el Caribe y encontró que “casi la mitad de los trabajadores de la región ven amenazados sus medios de subsistencia”. A su vez, la región sufrió una pérdida de horas de trabajo (10,5%) que equivale a la desaparición de 31 millones de empleo a tiempo completo.
Según la OIT hay riesgo de que 140 millones de personas pierdan sus ingresos, debido al confinamiento por el coronavirus. Aquí uno espera que le erren.

Bolsonaro en sus propias crisis.

Bolsonaro está en medio de dos crisis: una sanitaria y la otra política. Foto: Reuters

El presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo esta semana dos frases que reflejan las crisis en las que está metido. “Ustedes no van a cargar en mis espaldas esa cuenta”, cuando se le preguntó por la disparada de muertes por COVID-19 en Brasil; y “quien manda soy yo”, cuando reaccionó al fallo de un juez del Tribunal Supremo de Justicia que le frenó la designación del nuevo director de la Policía Federal.
En el año y cuatro meses que lleva en el gobierno, Bolsonaro perdió a uno de sus “superministros”, Sergio Moro en Justicia, y al otro, Paolo Guedes en Economía, tuvo que salir a respaldarlo públicamente en medio de rumores de que también se iba. Antes había cesado al ministro de Salud, con el que no se ponía de acuerdo en la estrategia para combatir la pandemia del nuevo coronavirus.
La salida de Moro fue muy tumultuosa. El ex juez anti corrupción de la operación Lava Jato denunció al presidente de injerencia política en la Policía Federal para proteger a sus hijos que están bajo investigación. Un juez ya ordenó investigar esta y otras acusaciones de Moro. Y otro juez le frenó la designación del nuevo director de la PF, un amigo de la familia Bolsonaro, en particular de uno de sus hijos.
El presidente dijo que respetará el fallo judicial, pero que no renunciará a nombrar a su preferido para el cargo.
En el frente sanitario no le va mejor. Está enfrenado a la mayoría de los gobernadores, en particular a los de San Pablo y Río de Janeiro; reclama sin éxito el fin del confinamiento, y ve que las cifras de contagios y muertes se disparan un día sí y otro también.
Liderazgo catatónico, tituló Claudio Fantini su columna sobre las crisis en las que está metido Bolsonaro.

Una campaña que se pica.

Joe Biden: “Nunca sucedió”, afirmó sobre la denuncia de una ex secretaria. Foto: AFP

En medio de la pandemia por el nuevo coronavirus, a veces nos olvidamos que la principal potencia del mundo, Estados Unidos, elegirá este año a un nuevo presidente. Las elecciones serán el 3 de noviembre, dentro de seis meses, entre Donald Trump por los republicanos y Joe Biden por los demócratas, si bien todavía falta el paso formal de proclamación de las respectivas convenciones.
Trump, que estuvo ya demasiado tiempo para su gusto encerrado en la Casa Blanca por el nuevo coronavirus, retomará la campaña electoral a partir del lunes 4 recorriendo el país. El presidente leyó con preocupación que Biden le está sacando ventaja en las encuestas –le lleva unos 6 puntos-, y que incluso le gana en aquellos estados clave para definir la elección.
Biden, por su lado, tuvo que salir esta semana a negar las acusaciones de abuso sexual contra una ex secretaria hace 27 años. No es la única denuncia que tiene Biden. En concreto hay ocho mujeres que lo acusan.
Trump aprovechó para darle un par de consejos porque, dijo con ironía, tiene experiencia en denuncias falsas.

Y un día Kim apareció.

Kim Jong-un saluda antes de bajarse de su tren; la foto fue sacada el 2 de marzo. Foto: AFP.

Anoche la información todavía era muy escueta, pero la versión oficial de la hermética Corea del Norte decía que Kim Jong-un había vuelto de su misteriosa desaparición. El mundo no sabía nada de él desde el 11 de abril. En realidad, se sabe casi nada de lo que pasa dentro de las fronteras de ese país, así que cómo apareció, dónde estuvo, cuál es su estado de salud, si estaba recuperándose de una operación que salió mal, si tenía COVID-19 o simplemente estaba de vacaciones, es algo que tal vez sabremos dentro de un buen tiempo.

Hasta el próximo sábado.

¡Cuídese!

Si desea suscribirse a algunas de las newsletters de El País, solo haga clic aquí.



Sources: elpais.com.uy

Related posts

El poeta César Brandon, ganador de ‘Got Talent’ | Televisión

admin

Liberan un edificio de vivienda pública de Velluters ocupado por toxicómanos

admin

El clima complicó a la soja de segunda en el centro y norte de Santa Fe – 19/06/2019

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.