fbpx
Chile países

“Gobiernos como este piensan que somos un botín de guerra”

“Gobiernos como este piensan que somos un botín de guerra”


Por María Cristina Prudant

José Pérez, el actual presidente de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales,  no trepidará en defender a los trabajadores que representa, sobre todo en momentos en que la vida está peligro por culpa de una pandemia.

Pérez relató a Cambio21 que aclararon varios puntos en reunión con el ministro de Hacienda, Ignacio Briones y quedó claro que los funcionarios públicos volverán a sus trabajos presenciales cuando haya pasado el peak. Mientras tanto hay muchos trabajadores que trabajan  de forma remota.

 

¿Quisiera saber si hay diálogo en estos momentos entre los trabajadores públicos y el gobierno?

Fue un diálogo forzado el de hace unos días. Nos reunimos por primera vez después de todas las comunicaciones por los medios. Nosotros nos enteramos de este oficio circular número 18, impuesto por lo demás. Tampoco hubo un diálogo previo que permitiera conocer cuál era nuestra mirada, nuestra realidad de aquellos compañeros que están trabajando de manera remota temporal porque se presentan discursos bastante, a nuestro juicio, dañinos donde se pretendía establecer en el colectivo, en la ciudadanía que el Estado no estaba trabajando y que sus funcionarios estábamos en las casas echados para atrás reposando.

 

Entonces, nosotros salimos rápidamente porque consideramos impresentable porque nosotros seguimos trabajando, el Estado tiene sus servicios esenciales operativos, hay turnos especiales, hay diseño de turnos éticos y hay un número importante, un 50%  aproximadamente de personas vinculadas a esos servicios en un trabajo remoto temporal. Esto se ampara en un dictamen de la Contraloría que nosotros tuvimos la oportunidad de conversarlo con el Contralor General y el 17 de marzo se genera un paraguas de protección, primero en la salud de estos compañeros, el trabajo en su conjunto, todos los derechos fundamentales, pero el gobierno trató de insistir y tiende a colocar el énfasis en que necesita a los servidores públicos para atender al público, cuestión que nosotros ahí estamos claros con nuestro rol histórico y jamás vamos a permitir que se instale algo contradictorio en la ciudadanía que tiene relación directa con nuestra vocación de servicio.

¿El gobierno no reparó en los derechos de los funcionarios públicos al pretender que volvieran al trabajo presencial?

Por eso rechazamos públicamente esa circular, sacamos un video,  que el gobierno trató de morigerar con una declaración desde La Moneda, diciendo que no era tanta la presión, había que generar planes de acción, de retorno, gradual. La tendencia era pensar que el día 20 de abril debían volver los trabajadores que estaban de forma remota al centro cívico de Santiago, a las dependencias en regiones. Era extraño, era contradictorio porque lo que estamos haciendo es tener un autocuidado y esa campaña que señala que los que puedan se queden en la casa, además es mundial la campaña frente a la pandemia, porque eso es lo grave que con este contagio si uno no se cuida, en lo personal, también puede afectar a otras personas, ese era el foco y que pudieran evitar el traslado, salir de sus casas, empezar a poblar porque somos 120 mil funcionarios que podemos andar rondando por Santiago.

Además, las dependencias físicas no están habilitadas para este distanciamiento social, todo lo que son materia de elementos de protección personal, al inicio de esta modalidad en nuestros trabajos, dejaron bastante que desear porque faltaban elementos de protección, incluso los que estaban haciendo turnos tenían dificultades con mascarillas, guantes. Y eso se necesita porque el foco está puesto en nosotros y también en los chilenos y chilenas que seguimos atendiendo.

 

¿Qué les dijo Briones (ministro de Hacienda) retrocedieron en la decisión que tomaron tan unilateralmente?

En la reunión presencial que tuvimos con el gobierno, estaba el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, el director de Presupuestos, Matías Acevedo y Alejandro Weber, director del Servicio Civil. Ahí nos dijimos lo que teníamos que decirnos. Nosotros lo que dijimos públicamente se lo reiteramos personalmente. La obligación era esa y se lo dijimos que nuestra cultura es traspasarle con bastante honestidad, ojalá esta reunión hubiera sido antes, pero ya estamos en esto y nosotros queremos que esto se revierta, que se deje de instalar en lo público este discurso como cuando sale la vocera de gobierno, la subsecretaria de salud, o el ministro de salud, el director del Registro Civil, que se dejen de instalar en lo colectivo esto de que los funcionarios públicos vuelvan a trabajar como si estuvieran  los servicios cerrados y eso es ofensivo y además daña el rol que tenemos frente a estas crisis, a las que tenemos costumbre por lo demás.

   

¿Pero qué rescataron de esta reunión con el ministro Briones?

Bueno, fueron tres puntos que se rescataron y sí lo dijo el ministro públicamente. El primero, que era un plan gradual que este nuevo oficio que salió por parte del Servicio Civil, que es un oficio ordinario 429 tiene relación con una consulta y una respuesta que tienen que entregar todos los jefes de servicios al Servicio Civil, para ver cuáles son las condiciones de seguridad, de implementos, es decir, el listado es grande para el aparato público y que los funcionarios que están trabajando de manera remota puedan retornar a su trabajo presencial.

 

Pero ese plan era gradual, no era la próxima semana. Y aquí hay algo importante en el segundo punto, todo retorno, porque nosotros insistimos en eso y estamos disponibles para después que baje el peak de los contagios y eso según los expertos, la tendencia se dice que puede ser el alza a fin de mes, las primeras dos semanas de mayo. Y lo otro que era fundamental, porque nosotros vivimos un apriete presupuestario, todas las reparticiones públicas, en donde Hacienda reingresó Presupuesto que le quitó a los servicios públicos y lo reingresó al erario fiscal para disponer una nueva distribución hacia los más postergados de nuestro país, según el discurso oficial.

 

Entonces, si se está presentando un plan gradual, si se va a volver, porque tenemos que volver en algún momento y eso lo sabemos, insisto, los que están trabajando de manera remota temporal tienen relación directa con el presupuesto para poder comprar insumos, mascarillas. Hay una dicotomía cuando se restringe el presupuesto, pero se dice vuelvan a trabajar. El ministro ratificó que  existían y existirán recursos para que los jefes de servicios y la autoridad puedan invertir en reguardar la salud de los funcionarios y el de la atención del público en general. Creo que ahí nos ordena el relato, a ellos principalmente, porque no nos tienen que dar pruebas de comportamiento público porque nosotros tenemos experiencia y sin duda lo que hacemos es seguir trabajando.

Hoy día hay gente de turno en la Aduana, Aeronáutica, el Sename,  el Servicio Médico Legal, Fonasa, el Registro Civil, el IPS, a pesar que no paga pensiones. Asi es que es irresponsable hacer esta convocatoria a que vuelvan los trabajadores.

“Estamos disponibles pero después del peak de contagio: antes sería un acto criminal”

 

¿Qué otras cosas le pidieron al ministro de Hacienda?

Le pedimos también participación ahora y cuando sea, que no solamente le consulten a los jefes de servicios cualquier plan que se les ocurra, a ellos les corresponde por su rol de administración, pero existimos las organizaciones sindicales y para nosotros siempre es fundamental instalar el diálogo social porque eso enriquece y da tranquilidad también para todos y todas.  Suena extraño que tuviéramos que decirlo, porque debería ser natural el dialogo social, pero como les cuesta en ocasiones escuchar la voz de los trabajadores, nosotros les señalamos que eso tiene que ser parte también de un diseño de un plan. El diálogo tiene que ser fluido, permanente.

También pedimos ser escuchados por la Comisión Asesora técnica  de Salud Covid-19 que tiene el gobierno y lo mismo en la Mesa Social de Salud del Covid-10 porque con eso tú vas a dar tranquilidad a los que representamos y los chilenos en general.

 

¿Quedó claro para los trabajadores que no van a volver ahora sino después del peak y no habrá represalias, es decir, despidos?

Se instalaron las dudas de forma irresponsable con este oficio, dos pensamientos que son muy obvios: tengo que ir a trabajar porque o si no me van a despedir a fin de año, porque recordemos que tenemos condiciones precaria en el Estado, el 80% de los funcionarios está a contrata y se les renueva anualmente el contrato, pero gobiernos como este,  piensan que somos botín de guerra de un  gobierno. Primero, es la angustia de perder la pega y los demás piensan: salgo en la mañana 6,30 a 7.00, me traslado llego al trabajo comparto con el resto, vuelvo a la casa ¿y si me contagio? Me muero. Otra angustia grave existencial que no es menor. Eso se lo dijimos al ministro y nosotros entendemos que con la conversación que tuvimos con él esto ya quedó despejado. Los trabajadores públicos estamos disponibles, pero después del peak  de contagio porque antes sería un acto criminal.

 



Sources: cambio21

Related posts

Fiscalía de Colombia imputará a funcionarios de justicia de paz – Internacionales

admin

Monotributo, facturación y clave fiscal: los cambios que ya rigen para 2018

admin

Arnovis huyó y regresó sin su hija

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.