Chile países

“Vamos a pasar de una pandemia sanitaria a una pandemia social”

“Vamos a pasar de una pandemia sanitaria a una pandemia social”


Por Teresa Frías

Una de las comunas que entró en cuarentena hace unos dias fue la de El Bosque. Esta medida, decretada por el Ministerio de Salud, está orientada para prevenir contagios y la propagación del coronavirus en nuestro país.
Frente a este tema, Cambio21 conversó con el alcalde de dicho municipio, Sadi Melo, quien realizó un análisis de lo que ha sido esta medida asegurando que fue tardía y que necesita mejoras.
“Hoy hemos estado haciendo un análisis de las preguntas de las personas. A ellos les preocupa el trabajo. Solamente podrán salir de la comuna las personas que tengan empleos estratégicos, servicios públicos y de primera necesidad para que la ciudad funcione”, dijo el alcalde.
Además alertó que la población que reside en los sectores periféricos de Santiago ha manifestado preocupación respecto a cómo podrá “sobrevivir” y “parar la olla” en medio de las medidas restrictivas ante la crisis por la pandemia de Covid-19.
Por otro lado, Melo sostuvo que “el Estado tiene que dar una señal de coherencia y resolver el tema de la pandemia, pero teniendo claras las necesidades más mínimas”, por lo que hizo un “llamado público, ético, a la política, que tiene que resolver esto, dar una señal”.

Lleva dos semanas en cuarentena su comuna ¿cómo las analiza?
Nosotros habíamos planteado hace tres semanas atrás una cuarentena, y por la ciudadanía fundamentalmente, no teníamos idea y que la gente pudiera también entender el impacto de lo que enfrentamos como país.
Pero para la gente quedarse en sus casa no es fácil, porque les preocupa el trabajo. Solamente podrán salir de la comuna las personas que tengan empleos estratégicos, servicios públicos y de primera necesidad para que la ciudad funcione.  
Por otra parte, la población que reside en los sectores periféricos de Santiago ha manifestado preocupación respecto a cómo podrá “sobrevivir” y “parar la olla” en medio de las medidas restrictivas ante la crisis por la pandemia de Covid-19.

¿Cómo evalúa la reacción de la gente en su comuna frente a la crisis sanitaria?
La cuarentena en la primera semana fue parcial, la gente ha empleado las medidas básicas que se les piden al ver el impacto salubre, y lo que enfrentamos como país. Ya en la segunda semana ya se implementó el uso de mascarilla, pero lo repito, para la gente en su casa no es tan fácil, porque en nuestra comuna entendemos que los espacios no son todos iguales, y otras personas deben ir a trabajar, deben moverse.

Los alcaldes han tenido un rol importante durante esta pandemia ¿cómo ve este rol protagónico?
Los municipios a lo largo de todos estos años hemos tenido un rol importante, llevar adelante las labores del estado de Chile, las políticas públicas en los sectores más pobres, y ahí hemos estado, con varias iniciativas que se han desarrollado, y asumir esta crisis también nos ha colocado en una línea, y la comunidad siempre la pondremos primero.
Sin embargo debo decir que hoy día estamos escasos económicos en la municipalidad, tenemos un déficit de ingresos y el estado nos tiene que ayudar, se lo hemos solicitado, y tenemos un déficit de 400 millones de pesos, ingresos que en algún momento tendrán que ingresar a los municipios.

¿Usted cree que se concretaran estos ingresos de parte del Estado?
Si el Estado no realiza esa ayuda, estamos en un escenario muy complejo, somos la institución más cercana a la gente, y fuimos nosotros quienes gestionamos el tema de cuarentena en varias comunas, además fuimos nosotros quienes le entregaron kits sanitarios a la gente.
Además más del 80% de la gente de riesgo fue vacunada ante la influenza. El gobierno no ha entregado los recursos que les estamos solicitando, los que no son nuevos, le hemos dicho al ministro Ignacio Briones y a Gonzalo Blumel, les decimos que nos entreguen esos recursos.
Por otro lado, el Estado tiene que dar una señal de coherencia y resolver el tema de la pandemia, pero teniendo claras las necesidades más mínimas, por lo que hago un llamado público, ético, a la política, que tiene que resolver esto, dar una señal”.

¿Qué dice frente a la polémica con el ministro Mañalich por las vacunas contra la influenza quien culpó al cierre de los colegios?
Parece que tuvo un lapsus de memoria, porque para empezar, el mismo fue quien dio un memorándum para no darla. En el tema de las vacunas, nosotros hemos vacunado el 80% de la población en riesgo, y en los próximos días ya estaríamos terminando con el 100%.

¿El regreso a clase de los alumnos que le parece?
Chile así como los otros países del mundo, tiene que empezar a generar la estabilidad y adaptación a esta pandemia, mientras no se ponga la vacuna o a convivir con las medidas básicas que se han ido empleando, van a tener que acostumbrarse a no reanudar nada, pero seguir el ejemplo de otros países que ya llevan tiempo con la pandemia.

¿Y las medidas que ha tomado el gobierno que le parecen?
De alguna manera el gobierno, la autoridad sanitaria, la declaración de cuarentena progresiva ha tenido un impacto positivo en el manejo de la pandemia en general  yo diría que hay que esperar en cómo se ha ido expandiendo la pandemia desde el sector oriente al sur. Es muy distinto vivir en comunas de la periferia que en otras.
Los mayores problemas de los vecinos son no tener ingresos formarles, tener enfermedades de base y que además están en la pobreza, hay que perfeccionar la manera en que se entregan los recursos.

¿Cómo evalúa el sistema público de salud?
En general y debo decirlo con mucho orgullo que en la comuna a pesar de los niveles de pobreza, hemos tenido un equipo sanitario de lujo, tenemos más de 30 infectados y están siendo atendidos en la comuna, estamos hasta ahora logrando contener y cuanto más seguiremos haciendo, eso depende de cómo vaya todo, por eso el Estado debe estar preparado frente a esta situación.

¿Qué opina sobre el acoso que han hecho los medios de comunicación, sobre todo matinales a los contagiados de sectores periféricos que no hicieron en el sector oriente de la RM?
Lamentablemente nuestro país sufre de un individualismo de una manera exacerbada, y me da mucha pena ver que la cultura de la gente haga esto. Más que nada, debiera existir solidaridad, y por eso la autoridad debiera justamente estar con la postura de la solidaridad y dejar en claro este tipo de cosas no deben hacerse.  
Algunos medios locales por el afán de estar en la prensa han protagonizado situaciones de individualismo, creo eso.

¿Cómo evalúa la gestión del ministro de Salud Jaime Mañalich?
Mañalich ha tenido todo internamente y del manejo de la cuarentena ha sido progresivo, lamentablemente de repente por situaciones de dichos compone y define lo que él ha hecho.
Ha llevado adelante una estrategia que genera preguntas sobre si realmente si eso ha funcionado en esta pandemia, aunque se ha asegurado que se controle, mientras sigan aumentando las comunas con cuarentena, va a seguir un buen camino, porque la gente lo ha solicitado.

“La gente está llegando al límite de la subsistencia”

Durante esta pandemia han aumentado las críticas al gobierno, a las AFP,  a la entrega de los bonos y otros temas ¿usted cree que se acerca otro estallido social?  
No hay un plan estratégico para asumir esta pandemia, hay que poner todas las medidas sanitarias que se puedan, además de transparentar la información, si las medidas sanitarias no se generan para los sectores más pobres puedan pasar la cuarentena, como San Bernardo, Puente Alto, no solo basta con tener los cordones sanitarios sino que también los cambios sociales y económicos para que pueda sostenerse el impacto que esta viviendo el país.
Vamos a pasar de una pandemia sanitaria a una pandemia social, estaba viendo los diarios internacionales, de países desarrollados como España, a pesar que entregaron ya un ingreso social a la gente, hoy día habían situaciones en que la gente pedía comida en la calle, hay que cuidar a la población chilena, sobre todo a los más pobres.

¿Cree que hay una rabia social?
La gente tiene un sentido común mucho más de lo que uno cree, y va más allá de la rabia, ven una imagen en que cubre lo social, porque no quieren una caja de mercadería, sino que prefieren un kit salubre, para lavarse las manos, la gente está llegando al límite de subsistencia, y obviamente que eso va a tener que ver mucho con un estallido que nace desde la pobreza.



Sources: cambio21

Related posts

Diario Extra – Palmares 2020 apuesta a deportes

admin

EL TIEMPO y Cineplex invitan a ver ‘Una Jungla de Locura’ – Cali – Colombia

admin

“Nieve verde” en la Antártida por los efectos del cambio climático

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.