fbpx
países Uruguay

Cien días – Newsletter – 29/04/2020

Cien días - Newsletter - 29/04/2020



Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores

Suscribirme

Conocé nuestros planes
y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar

Si ya sos suscriptor podés
ingresar con tu usuario y contraseña.

De los “espeluznantes” residenciales al rock uruguayo

Hola, ¿qué tal? Se va abril y el gobierno de Luis Lacalle Pou se acerca a sus primeros (e intensos) dos meses. Llegan los primeros fríos y un 1º de mayo extraño, muy distinto a lo que estamos acostumbrados. Para los periodistas, al menos los que cubrimos política, es un día en el que siempre se trabaja mucho porque está el acto del Día de los Trabajadores. En los primeros años de gobierno del Frente Amplio era todo un acontecimiento: la gran incógnita era ver cómo la central sindical se distanciaba de la administración o si no lo hacía y se alineaba sin vueltas con el oficialismo. Y allí estaban presentes buena parte de los jerarcas de gobierno y hasta algunos dirigentes de la oposición.

Para este Día de los Trabajadores todos nos preguntábamos cómo iba a ser el discurso y qué mensaje dejaría la central obrera (igual lo hará en una conferencia de prensa y un mensaje televisivo). Nadie esperaba que Lacalle asistiera al acto (como si lo hicieron Tabaré Vázquez y José Mujica alguna vez como presidentes) pero el actual secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, es un habitual asistente a los 1º de mayo y tiene una buena relación con el presidente del Pit Fernando Pereira. Habrá que esperar al acto de 2021. ¿Habrá?

Los residenciales “espeluznantes”

Nadie puede sorprenderse por la crítica situación de los residenciales. Una situación que, es obvio, no mejoró durante los gobiernos del Frente Amplio. Y eso que en mayo de 2016 hubo un incendio donde murieron siete ancianos en un hogar sin habilitación en el barrio Atahualpa, tras lo cual se prometió una regularización que no llegó. Pero ese panorama decadente se arrastra desde bastante antes, desde hace décadas.

Lo cierto es que la llegada del COVID-19 a algunas casas de salud (una noticia que nadie quería dar y que se confirmó el viernes) preocupa en el gobierno, porque se trata de una población de riesgo y en otros países ha habido muchas muertes en estos residenciales.

El domingo de noche en la conferencia desde la Torre Ejecutiva el gobierno aprovechó la ocasión para dejar claro el drama de las casas de salud y denunciar la crítica situación. Veamos: el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, dijo que hay 1.208 residenciales registrados, de los cuales solo 41 están habilitados por el Ministerio de Salud Pública. Hay 208 residenciales en situación crítica y 110 “por debajo del respeto de los derechos humanos”. El ministro de Desarrollo Social, Pablo Bartol, fue gráfico y definió la situación de muchas casas de salud como “espeluznante”.

Es decir, apareció, sin decirlo, aquel viejo concepto de la herencia. Cualquier lector lucido se dará cuenta que, en el fondo, hubo una crítica al Frente Amplio o al menos se pasó el mensaje de que este gobierno no es responsable por lo que allí sucede. El tema, y el gran desafío en todo caso, será ver si es capaz de lograr transformaciones radicales en estos cinco años.

“Llegó la sensibilidad”

No tengo del todo claro si es algo premeditado o casual, pero se ha empezado a repetir en los discursos de varios miembros del gobierno la crítica a lo no realizado o marcar los errores en los 15 años anteriores. Y, así como Delgado y Bartol fueron duros con la situación de las casas de salud, la ministra de Vivienda Irene Moreira habló ayer de la gente en situación de calle y hubo referencias claras al gobierno anterior.

“Lamentablemente, luego de tantos años de bonanza, seguimos viendo el incremento de la gente en situación de calle. Adultos, mujeres y familias. No aceptamos esa situación”, dijo Moreira tras firmar un convenio con el Mides, por el cual les darán casas para gente que hoy vive en los refugios.

“Llegó la sensibilidad, esta situación de calle no puede existir”, insistió Moreira. Estuve allí y le pregunté si no existía antes esa sensibilidad. Pero ella evadió la pregunta y respondió: “Estaban los refugios, pero ya vimos que los refugios no dan el resultado que queremos”.

Un duro debate por la LUC

Duró ocho horas y fue el primer debate parlamentario fuerte de esta legislatura. El proyecto de ley de urgente consideración finalmente empezará a ser tratado en el Senado. El Frente Amplio argumentó que el proyecto es inconstitucional e intentó sin éxito quitarle el rótulo de urgente consideración al texto. Desde la izquierda se argumenta que la ya famosa LUC en realidad esconde más de 30 proyectos de ley.

Pero, además, la oposición argumentó que faltaron dos firmas –la del canciller Ernesto Talvi y la de la ministra de Vivienda Irene Moreira- y que esa es una violación formal. Ayer el politólogo Daniel Chasquetti, sin embargo, recordó que el expresidente José Mujica envió como proyecto de urgente consideración la declaración de emergencia sanitaria por la asistencia anestéstico-quirúrgica y tuvo solo la firma del entonces ministro de Salud Pública, Daniel Olesker.

Ahora resta que se defina la negociación a la interna de la coalición de gobierno. ¿Qué sale y que queda? Como contó Valeria Gil hace unos días, puede haber cambios en hasta 100 artículos.

La música que escucha el presidente

Para cerrar, un tema más distendido. Aunque tampoco tanto, porque de fondo está el trabajo de miles de uruguayos que dependen de los espectáculos musicales en vivo, que se suspendieron el 13 de marzo y todo indica que demorarán mucho en reactivarse. Hace unos días, representantes del colectivo Uruguay es Música se reunieron con el presidente Luis Lacalle Pou, para trasladar algunas inquietudes y comenzar a trabajar de cara a la reactivación de los espectáculos.

Allí le sugirieron que armara una playlist de música uruguaya en Spotify, sumándose así a la iniciativa #SuenaUruguay creada por el editor del sello Bizarro Andrés Sanabria, que busca la difusión de música nacional en tiempos de pandemia. Y lo hizo.

La lista es un repertorio bastante rockero, que muestra los gustos del presidente. Abre con Riga, una canción de la mítica banda Zero, y sigue con Ojos Rojos de Buitres. También aparece La Vela Puerca, Larbanois Carrero y Cuatro Pesos de Propina, entre otros. Termina con “Bienvenida al show” de Hereford y Caída Libre de La Trampa. Se puede escuchar acá.

Por hoy es todo. Si quieren hacer sugerencias, comentarios o lo que sea, esta es mi cuenta de Twitter. Nos vemos el próximo miércoles.

Cien días es una de las newsletters de autor de El País. Si querés recibirlas en tu casilla de correo todas las semanas, podés registrarte acá.



Sources: elpais.com.uy

Related posts

La inversión pública nacional en las regiones de Colombia, 1995-2007

admin

Renuncia Jacob Zuma “con efecto inmediato” a la presidencia de Sudáfrica

admin

Los expertos responden:Mi padre murió sin dejar testamento (…)

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.