fbpx
Puerto Rico

Dan hogar temporal a mascotas en medio de la cuarentena

Dan hogar temporal a mascotas en medio de la cuarentena


Para invertir productivamente el tiempo libre y evitar que la cuarentena del COVID-19 afecte su estado de ánimo, la joven Ana Valeria Pérez optó por una solución poco tradicional: darle hogar temporal a una mascota.

Pérez dio el paso al notar que, aun trabajando desde casa y cumpliendo con las tareas domésticas, atendía mejor a su perro Paul, un “golden retriever”, de 8 años.

“Pasar más tiempo con Paul me dio el deseo de compartir con otro animalito. Me metí a la página de Humane Society of Puerto Rico y vi que tenían el Programa de Hogares Temporeros para sus perros y gatos del albergue de Guaynabo. Pensé que era la oportunidad perfecta”, contó a El Nuevo Día.

Fue así como, el pasado miércoles, Pérez llegó al albergue de Guaynabo y salió con Valero, un sato, de poco menos de dos años, al que describió como saltarín y “bien juguetón”.

“Lo hice porque no solo le estoy dando ayuda al animal, sino al albergue como tal, que en esta época enfrenta muchos desafíos, como tantas otras instituciones. Bajo condiciones normales, una organización sin fines de lucro como esta ya opera en un ambiente de incertidumbre, y lo que imagino es que esos retos se agravan con la situación existente del coronavirus”, dijo la joven, quien se está estrenando como “foster home”.

Relató que llegó al albergue de Guaynabo con Paul, pues quería que su mascota “conociera y se llevara bien” con Valero desde el principio. Le preocupaba que pelearan, pero nada de eso ocurrió.

“Al contrario, aunque hay un poco de timidez todavía, se han llevado muy bien y espero que, en los próximos días, se conviertan en mejores amigos. Este es un programa excelente, con demasiados componentes positivos. Es un alivio tremendo para las personas, emocional y físico, en estos tiempos”, afirmó.

Pérez cuidará a Valero hasta que aparezca una persona o familia que lo adopte permanentemente.

La joven, quien vive en Caguas junto a su madre, no descarta volver a hacer “foster home”. Tiene planes de mudarse a un apartamento y todo dependerá de las normas de convivencia.

“Todavía me quedan”

Por su parte, la directora ejecutiva de Humane Society of Puerto Rico, Maritza Rodríguez, indicó que el Programa de Hogares Temporeros arrancó el 16 de marzo, es decir, un día después que la gobernadora Wanda Vázquez decretó el “lockdown” o cierre de emergencia para contener la propagación del COVID-19 en la isla.

“En el caso nuestro, que somos un albergue, caemos bajo la definición de servicios esenciales y tenemos que ir a darles comida y agua a los animales. Pero empezamos con la campaña de ‘foster homes’ para que los animales no pasen tanto tiempo en jaulas, lo que los hace mucho más adoptables, y para que nuestros empleados tampoco se expongan a contagios saliendo a la calle”, sostuvo.

Hasta el pasado miércoles, Rodríguez le había conseguido hogar temporal a 58 perros y 27 gatos. En el albergue aún quedaban 54 perros y 19 gatos. De esos que aún no tienen “foster home”, la mayoría son adultos –algunos tienen 14 años–, lo que dificulta su ubicación.

“Todavía me quedan animales en el albergue y estamos en el esfuerzo de buscarles hogar temporero, pero mucha gente prefiere a los cachorros. La ventaja de los ‘foster homes’ es que sirven de ‘marketing tool’ (mercadeo o promoción) con familiares y amigos para que los animales no regresen al sistema. Y en ese proceso, además, las personas se sienten productivas, porque saben que están haciendo algo positivo para la comunidad”, dijo.

Aparte de Guaynabo, los albergues Villa Michelle, en Mayagüez; San Francisco de Asís, en Cabo Rojo; y Animal Rescue & Protection Services, en Ponce, tienen programas de hogar temporal, precisó Rodríguez. Las cuatro instituciones cuentan con el “apadrinamiento” del Maddie’s Shelter Medicine Program de la Universidad de Florida.

Sobre el protocolo de entrega, explicó que se están siguiendo las guías distribuidas por el Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico. Las personas que vayan a recorrer perros o gatos tienen que coordinar primero una cita. Al llegar al albergue, deben esperar en sus carros a ser llamados. El uso de mascarillas es compulsorio, y los animales se entregan manteniendo las recomendaciones de distanciamiento social.

En el caso del albergue de Guaynabo, los interesados en darle hogar temporal a un animal deben llamar al (787) 522-4777 o escribir al correo electrónico [email protected] Es requisito que las personas se comprometan con la alimentación de los animales hasta que se les consiga un hogar permanente.

“Cuando ponemos un animal en un ‘foster home’, damos un paquete de comida para que se haga la transición en la casa, pero es requisito que sigan alimentando al animal”, expresó Rodríguez, al mencionar, de paso, que están recibiendo donaciones de comida para los animales que siguen en el albergue.

Por ahora, dijo Rodríguez, “estamos tratando” de no aceptar animales en el albergue de Guaynabo para “aliviar espacios”. La idea es tener disponibilidad para aceptar perros y gatos de personas enfermas de COVID-19 que no puedan cuidarlos mientras se recuperan.

“Queremos tener un área pequeña, aislada, para poder darle esa ayuda a la comunidad, pero como seguimos llenos se nos ha hecho imposible habilitarla. Necesitamos con urgencia aliviar los espacios”, expresó.

“Un trabajo en equipo”

Para la sanjuanera Yanira Pastor, darles hogar temporal a animales no es algo nuevo. En los pasados dos años, más de 50 mascotas han pasado por su casa, en la que toda la familia ayuda con el cuidado.

De ordinario, Pastor tiene tres perros, a los que rescató de la calle. Pero, al momento, también le da techo a un perro sato, llamado Nacho Libre, y a cuatro gatos, a los que nombró Benito, Anuel, Carol y Natti.

“Tenía dos perros en ‘foster home’, pero uno se fue el lunes y mequeda Nacho Libre. Antes de esos dos, tuve una camada de ocho, que eran hermanos y no me gusta separarlos”, dijo, al señalar que no solía darles albergue a gatos, pero esta vez aceptó el pedido de Humane Society of Puerto Rico y se trajo cuatro.

“Hace un mes, me llamaron del albergue a decirme que, desde que empezó la pandemia, la gente ha empezado a abandonar mascotas y tenían unos gatos de bibí (recién nacidos). Me preguntaron si podía acogerlos, lo consulté con la familia, porque esto es algo que decidimos entre todos, y nos los trajimos. La experiencia ha sido increíble; los perros y gatos juegan y corren juntos por toda la casa”, contó Pastor, quien vive con su esposo y dos hijas.

Mencionó, de paso, que sus hijas ya son adultas, pero están en la casa a consecuencia de la pandemia. Una de ellas se graduó de la universidad y se iba a Kentucky a hacer investigaciones, pero fueron canceladas. La otra estudia en Estados Unidos, pero la universidad cerró temporalmente y volvió a la isla.

“Estamos todos otra vez en la casa y para mis hijas, que ya tenían sus planes, atender a los animales ha sido la mejor manera de pasar este momento tan estresante. El cariño que nos dan las mascotas ayuda a sobrellevar la situación. Por eso, aquí el compromiso es de todos. Nos dividimos la comida, los baños, limpiar… es un trabajo en equipo, pero lo hacemos con mucho amor y cariño”, dijo.

Pastor admitió que “siempre da pena y tristeza” cuando los animales que cuida se van de su casa, pero le queda la satisfacción de que estarán en un hogar permanente y con gente que los amará.

“Veo las todos de la nueva vida que tienen los animales y la satisfacción es inigualable. En estos momentos, hacer ‘foster home’ es una chulería porque, si no tienes animales en tu casa, te dan amor y te acompañan. Te ocupan de una manera positiva, y su energía y amor no tienen límite. Además, los animales se van acostumbrando al ambiente familiar, en vez de estar metidos en una jaula esperando que alguien los busque… si desde ahora están en una casa, la transición al hogar permanente será mucho más fácil”, subrayó.



Sources: metro.pr

Related posts

Inspección revela la carencia de equipo y materiales en el DTOP

admin

Líder demócrata busca solución para septiembre para evitar precipicio fiscal en sistema de salud

admin

No hay evidencia de que el COVID-19 se propague con paquetes del correo

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.