fbpx
Puerto Rico

Paramédico que labora en medio de pandemia: “Hay gente muriendo en las casas”

Paramédico que labora en medio de pandemia: “Hay gente muriendo en las casas”


A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

A eso de las 7:00 de la mañana del Viernes Santo, el paramédico Víctor Rivera llegó a la residencia de una mujer de 83 años en la zona metropolitana.

Después de un cernimiento inicial, Rivera le indicó a la paciente que necesitaba trasladarla a un hospital de inmediato porque tenía la presión alta y hasta le mostró la lectura cardíaca del monitor.

“Pero nos dijo que no quería ir al hospital por el COVID-19, que no quería estar expuesta. La orientamos en varias ocasiones, pero se mantuvo en negación”, relató.

“Esa misma tarde, como a las 3:00 p.m., nos activan para la misma casa y cuando llegamos, la paciente ya estaba en el suelo, sin signos vitales”, agregó. “Un familiar me dijo que (la paciente) gritó y se desplomó. Pero ella no le pudo ayudar, porque son dos viejitas”.

Por casos como este, Rivera y otros representantes de la industria de emergencias médicas levantaron la voz de alerta sobre lo que consideran una preocupante reducción en traslados a los hospitales durante esta crisis.

Señalan que esa merma no solo ha provocado la pérdida de empleo de cientos de paramédicos, lo que supone riesgos en el futuro, sino que está costando vidas.

“Hay gente muriendo en las casas”, afirmó Rivera.

Agregó que “en estas dos semanas” él mismo ha atendido otros tres casos de personas que se han negado a ir al hospital por la misma razón, y luego lo han llamado por segunda vez, cuando el paciente “ya no tiene signos vitales”.

“Están esperando hasta lo último para llamar a una ambulancia… cuando prácticamente ya están inconscientes”, abundó.

Rivera trabaja para la compañía United Ambulance, cuyo dueño, José Quintero, señaló que, en las pasadas dos semanas, ha manejado -al menos- cinco casos de pacientes que fallecieron después de rechazar el traslado a un hospital por temor a contagiarse. “Es algo bien preocupante…”, dijo.

Para el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Víctor Ramos, no solo es un problema el hecho que los pacientes no quieran trasladarse a un hospital cuando lo necesitan, sino que tampoco se están comunicando con sus médicos. “Es algo que estamos viendo en todo el mundo”, resaltó Ramos.



Sources: metro.pr

Related posts

Roberto López quiere hacer historia en Juncos

admin

Organizaciones coordinan recursos para suplir las necesidades de adultos mayores

admin

Estados Unidos obtiene su peor puesto final en el Mundial de la FIBA al caer ante Serbia

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.