fbpx
Puerto Rico

El flujo de personas con COVID-19 que viajan a Puerto Rico no se ha detenido

El flujo de personas con COVID-19 que viajan a Puerto Rico no se ha detenido


A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

Hace unos días llegó un paciente con sospecha de COVID-19 a un hospital del país. Hacía solo horas había llegado a Puerto Rico en un vuelo de Estados Unidos. En la sala de emergencias le hicieron una prueba de laboratorio y lo enviaron a su casa. Cuando a los pocos días el hospital recibió un resultado positivo a COVID-19 del individuo, se comunicaron con él y como su salud había deteriorado, le pidieron que regresara al hospital para admitirlo y darle tratamiento.

Situaciones similares han estado ocurriendo en otros hospitales de la isla, donde desde hace varias semanas se ha notado un aumento de personas que vienen de Estados Unidos que resultan estar contagiadas con el virus, según denuncian médicos de varios hospitales.

“Ahora mismo hay dos pacientes así (que llegaron del exterior) en otro hospital y ambos están en ventiladores. Toman Tylenol (acetaminofén) antes de venir para enmascarar el cuadro (febril) cuando pasan por el aeropuerto”, denunció el doctor Pedro Benítez, director médico del Hospital Damas, en Ponce.

Datos del Departamento de Salud hasta el pasado 10 de abril confirman cinco casos positivos a COVID-19 de personas de Nueva York. También hay 361 casos donde no está disponible el lugar de residencia del paciente.

Según Benítez, también se han visto casos de embarazadas que llegan del exterior para dar a luz en hospitales del país.

“Como allá la cosa está difícil con tanto paciente y el sistema (de salud) tan cargado, especialmente en Nueva York y Louisiana, y ahora Florida, vienen para acá a buscar tratamiento”, dijo el galeno.

Según datos de la Asociación de Hospitales, hasta la semana pasada el censo de pacientes en los hospitales estaba en un 38%. La suspensión de procedimientos y cirugías electivas había contribuido a esta baja, además del miedo de muchos a contagiarse con COVID-19, entre otros factores.

“Muchas veces son familiares de puertorriqueños que están escapando de la situación allá, especialmente de Nueva York”, comentó el doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico.

La preocupación principal, dijo, es que muchos puede que lleguen ya infectados con el virus y visiten farmacias, supermercados o gasolineras, los establecimientos que permanecen abiertos, potencialmente infectando a otros.

“Muchos lo que hacen es huyendo. Se sienten más cómodos aquí y regresan (al país), sin saber que esto es una bomba de tiempo (de que surja el pico del virus en Puerto Rico)”, comentó el doctor Lemuel Martínez, presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas.

Benítez, Ramos y Martínez coincidieron, en entrevistas separadas, que urge que se tomen medidas más estrictas en la entrada de viajeros al país. Concurrieron en que podrían ubicarlos en un hotel durante un período de 14 días para que pasen allí el período de cuarentena.

Según Ramos, esta orden debe aplicar para todo el que entre a Puerto Rico.

“Entiendo que la orden (ejecutiva) está, pero básicamente la cuarentena es un sistema de honor, que se queden 14 días en sus casas, pero no hay nadie que los pueda velar”, dijo Martínez.

Coincidió en que una alternativa podría ser ubicarlos en uno de los hoteles que permanecen vacíos, pero advirtió que habría un dilema para coordinar quienes le darían comida y para atender situaciones que puedan surgir.

“Por eso entiendo que la solución sería cerrar el aeropuerto, con unos protocolos que permitan ciertas excepciones de viajes esenciales. No es tumbar el tráfico comercial”, señaló Martínez.

El infectólogo advirtió que esta misma situación la enfrentan todos los estados.

“Nueva Jersey, por ejemplo, puso unos patrulleros en sus autopistas y a todos los que tienen tablilla de Nueva York los viran”, expresó Martínez.

Según el médico, la preocupación de que sigan llegando personas infectadas con el virus es que afecte los logros de contención del virus que aparentemente se han alcanzado con el toque de queda.

“La preocupación es que, después de este esfuerzo de país (del toque de queda), siga llegando gente contagiada (con COVID-19). Ese es el ‘leak’ (fuga) del toque de queda. Es un problema bien difícil, un reto más grande de lo que la gente piensa”, afirmó Martínez al indicar que en el análisis se deben tomar en cuenta tanto leyes locales como federales.



Sources: metro.pr

Related posts

Representante Lourdes Ramos busca pensión de la AEE

admin

Instagram ya permite publicar collage de fotos en las stories y así puedes hacerlo

admin

Aprueban enmienda que busca evitar la suspensión del servicio eléctrico por falta de pago

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.