fbpx
Puerto Rico

Los períodos de emergencia se pueden convertir en tierra fértil para la corrupción

Los períodos de emergencia se pueden convertir en tierra fértil para la corrupción


A pesar de que la flexibilización de los procesos de compra y contratación de servicios durante los períodos de emergencia es un mecanismo comúnmente utilizado para garantizar el acceso ciudadano a servicios necesarios, el gobierno debe asegurarse de que cada transacción sea transparente y no quede en manos de personas sin escrúpulos determinadas a lucrarse de la tragedia.

“La ausencia de transparencia, además de ser el semillero de la corrupción, en este momento atenta contra la salud de todos”, alertó Cecille Blondet, directora ejecutiva de Espacios Abiertos.

El desembolso de $19 millones en fondos públicos para la compra de pruebas rápidas para detectar el coronavirus a una empresa sin ninguna experiencia en el manejo de productos médicos volvió a dejar al descubierto que el “virus” de la corrupción se incuba durante las emergencias como la que se vive ahora, así como las experimentadas tras el paso de los huracanes Irma y María.

Blondet recordó que tras el huracán María, el gobierno otorgó sobre 1,500 contratos, la mayoría de los cuales no estaban relacionados con la emergencia, dijo.

“La situación actual, de por sí preocupante desde el aspecto de salud, se complica por la cultura de opacidad que impera en todo el gobierno. Recién comenzamos y ya se han señalado como dudosas algunas situaciones, que más allá de demostrar la vulnerabilidad del sistema de salud y poner en tela de juicio la integridad de los involucrados, han dilatado la disponibilidad de pruebas y equipo que con tanta urgencia hace falta”, señaló.

Pero ¿qué puede hacer el gobierno para velar por la integridad de las adjudicaciones que se realicen durante períodos de contingencia? Blondet mencionó una guía de recomendaciones que emitió el organismo Transparencia Gubernamental, las que incluyó en una misiva enviada a la gobernadora Wanda Vázquez Garced y al secretario del Departamento de Salud, Lorenzo González Feliciano, el 6 de abril.

Las medidas son múltiples, pero destacó la activación de las agencias antimonopolísticas para evitar prácticas que resulten en la especulación de los precios, la realización de auditorías en tiempo real para los procesos de contratación pública, la rendición de cuentas y la ubicación en una plataforma virtual de la información relacionada con las contrataciones gubernamentales.

El desarrollo de un registro con información sobre la persona natural o jurídica con la que se celebró el pacto es esencial también, así como detallar la entidad pública y funcionario responsable de la firma del convenio.

“Y no solo es en la contratación, sino en el tema de ayudas económicas, es bueno saber quiénes la recibieron, cuántas se otorgaron y en qué municipios”, señaló.

Blondet reconoció que, durante esta emergencia, se tomó una medida adicional y es que la Orden Ejecutiva 2020-29 fija el 15 de abril como la fecha límite para la vigencia de los contratos que se otorguen durante este período. No obstante, hay asuntos que no se atienden, como si estos contratos pueden ser enmendados y extendidos.

Sería también un buen momento para que la Asamblea Legislativa revise las leyes de transparencia y datos abiertos aprobadas. Sostuvo que tanto en la Rama Ejecutiva como en la Rama Legislativa ha imperado una cultura de secretividad. La Rama Judicial, sin embargo, ha podido garantizar la apertura en aquellas instancias en que agencias gubernamentales se han negado a ofrecer información.

“La falta de acceso a la información nos limita la posibilidad del desarrollo de nuevas industrias, de nuevas investigaciones. Si queremos más participación del sector privado en la gestión gubernamental, tiene que haber transparencia”, expresó.

Durante esta emergencia, el Estado debería, además, divulgar qué suministros hay disponibles, la cantidad y cuáles podrían escasear. Un censo similar debe hacerse sobre los servicios médicos hábiles y cuál sería el proceder a nivel público de limitarse la capacidad en los hospitales.

“Esa es la única manera en la que les podemos garantizar igualdad de condiciones a todos en los servicios de salud”, señaló Blondet.



Sources: metro.pr

Related posts

Los 20 países más poderosos del mundo celebran una cumbre virtual para coordinar respuesta al coronavirus

admin

El Senado avala el nombramiento de Luis Pérez Vargas como director de Ética

admin

Asoman cambios a la plantilla olímpica de la Selección Nacional femenina

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.