fbpx
Puerto Rico

Tres agencias federales investigan en Salud

Tres agencias federales investigan en Salud


Al menos tres agencias federales llevan investigaciones en el Departamento de Salud, en momentos en que sale a relucir un nuevo escándalo por la cancelación de una orden de compra de pruebas para detectar contagios del COVID-19.

Así lo confirmó esta mañana el secretario del Departamento de Salud, Lorenzo González, quien señaló que ha recibido notificaciones del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud de Estados Unidos (OIG-HHS) y la Administración federal de Alimentos y Medicamentos (FDA).

En medio de la emergencia por el coronavirus COVID-19, el Departamento de Salud ha estado inmerso en varias controversias, incluyendo la revelación de un almacén con medicamentos expirados en Vieques, una polémica por una orden para firmar un contrato para adquisición de respiradores y, más recientemente, la cancelación de la orden de compras de pruebas de COVID-19.

“Sí te puedo decir que ha habido requerimientos de información por parte de la OIG, FDA y FBI. Pero a mí no me han entrevistado”, sostuvo González en entrevista con Radio Isla 1320.

“Ha habido requeriminetos. Puede ser en relación a los almacenes de medicamentos, puede ser en relación a las compras. No sé qué han pedido”, agregó.

No obstante, el funcionario señaló que “básicamente lo que se ha pedido en este momento es salvaguardar cuentas de e-mails… Asumo yo que quieren ver los tractos”.

El Nuevo Día reveló ayer que el gobierno comprometió más de $40 millones en compras de pruebas rápidas para detectar la enfermedad a empresas sin ninguna experiencia en el manejo de productos médicos, pero con vínculos al Partido Nuevo Progresista.

La mayor de las órdenes, una compra de un millón de pruebas rápidas por $38 millones, fue hecha a una pequeña empresa de construcción de Puerto Rico, Apex General Contractors, que nunca había vendido productos médicos. La misma fue cancelada porque el cargamento no llegó en la fecha estipulada, ni tenía aval del gobierno federal.

Salud había adelantado un pago de $19 millones Apex General Contractors, antes de cancelar la orden de compra. González aseguró que la agencia está solicitando un reembolso de ese dinero, pero no pudo precisar cuándo ese monto estará de vuelta en las arcas del gobierno.

Por su parte, la gobernadora Wanda Vázquez aseguró anoche que desconocía del proceso de compra de esas pruebas y cualquier relación con el Grupo Lemus y con las empresas Apex Contratistas Generales y 313 LLC

Mientras, González también dijo en la entrevista radial que desconocía sobreel Grupo Lemus.

Para evitar situaciones en el futuro, el secretario de Salud indicó que ya no se utilizarán más intermediarios en la adquisición de pruebas para el coronavirus.

“Lo que se ha dicho es que cualquier compra que se haga en estos momentos, que se haga directo a las compañías para evitar cualquier problema”, dijo González.

Añadió que “desde que yo llegué (a Salud), en estos momentos le estoy diciendo (al personal de la agencia), que si están hablando de compras, llamen directo a la compañía, hagan gestiones con la compañía (que produce las pruebas)”.

“Ya tenemos un directorio del FDA de las compañías con las compañías que se puede hacer negocio”, afirmó. “Vamos a sacar todos los intermediarios para evitar todo este tipo de problemas”.



Sources: metro.pr

Related posts

Empleados de WIPR protestan contra la privatización del canal

admin

Piden incorporar promesas del gobierno a legislación que asigne nuevos fondos de Medicaid

admin

Toa Baja podría usar el hotel Comfort Inn como centro de alojamiento de pacientes con coronavirus

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.