fbpx
Deportes

Muere Radomir Antic, héroe del doblete del Atlético

Muere Radomir Antic, héroe del doblete del Atlético


Lorenzo Sanz, José Luis Capón, Gregorio Benito y este lunes se marchó Radomir Antic (Zitiste, Serbia, 22 de noviembre de 1948), innovador técnico serbio, artífice de la mejor etapa del Atlético hasta la llegada del Cholo Simeone, comentarista privilegiado a pesar de su mal castellano y un enamorado del fútbol, tan de luto como la sociedad en general en estas largas semanas de confinamiento. Al preparador balcánico se lo ha llevado a los 71 años una larga enfermedad, agravada con una pancreatitis, pero su muerte coincide en el tiempo con esta pandemia del nuevo coronavirus y el insoportable sinvivir que todo lo complica.

Fue el Atlético, el club con el que se ha sentido más identificado, excepción hecha de su Partizan de Belgrado del alma, quien informó del fatal desenlace. El exfutbolista, brillante central o líbero en el Zaragoza, fue un clásico de los banquillos españoles, el único que dirigió al Real Madrid, al Atlético y al Barcelona. También condujo al Zaragoza, al Oviedo, al Celta, a su Partizan, a la selección de Serbia y a dos equipos chinos en su última etapa, pero siempre será reconocido como el técnico que hizo historia en el curso 1995-96 con el doblete del Atlético.

Obró el milagro de convertir un equipo decadente y desolado, al borde del descenso, en un conjunto bicampeón que lo celebró hasta con un circo que sacó a desfilar por las calles de Madrid el extravagante Jesús Gil. Tras ocho años de dudas y vaivenes, de proyectos fallidos y 28 entrenadores de ida y vuelta, Gil encontró en el preparador balcánico la estabilidad soñada. Después de ser destituido en el Real Madrid cuando el equipo era líder destacado y de llevar al Oviedo casi a la UEFA, Antic logró en un año mágico sus primeros dos títulos en España: Liga y Copa. De su mano, los colchoneros recuperaron la alegría, el placer por el fútbol. Olvidaron viejos fantasmas, enterraron miedos y complejos y alcanzaron un lugar de privilegio.

Con conocimientos de psicología, medicina deportiva, pedagogía, fisiología, anatomía y dietética que trató de aplicar al fútbol, supo sacar el máximo rendimiento a todos y cada uno de sus jugadores. Metódico, riguroso, con un excelente banco de datos, gran conocedor del fútbol internacional y enamorado de su trabajo, el preparador serbio no dejaba nunca nada a la improvisación. Gran jugador de ajedrez, aplicaba los movimientos de este juego en el deporte rey. Se encerraba en los días libres en su despacho con Kunovac Reszad, ese segundo al que se trajo de Arabia Saudí, para preparar con mimo los detalles. «Hechos, no palabras», era su lema. Fue un precursor de las acciones de estrategia, un visionario que descubrió a un desconocido como su compatriota Milinko Pantic, que pasó de jugar en el Panionios a ser el mago del doblete. Tanto le quería que dijo estar dispuesto a pagar de su bolsillo los 60 millones que costó.

Amante también de la fotografía y siempre con el teléfono móvil encima -sonaba incluso de forma molesta durante los entrenamientos y las conferencias de prensa-, Antic exigió como condición para su fichaje disponer de una antena parabólica que le permitiera presenciar partidos de todo el mundo. Implantó una «jornada de convivencia», todos los viernes en el restaurante ‘Rojiblanco’, con objeto de que «jugadores y cuerpo técnico charlen y fomenten su amistad tomando unos pinchos».

Con ‘Rado’ de jefe, los futbolistas del Atlético recuperaron la alegría y rozaron el sobresaliente en sus actuaciones. Abogó siempre que pudo por un equipo tipo, que los aficionados se conocían de memoria: Molina, Geli, Santi, Solozábal, Toni, Vizcaíno, Caminero, Simeone, Pantic, Kiko y Penev. Su mayor logro, quizás, fue lograr que Gil no se inmiscuyera en el trabajo del cuerpo técnico. En total, dirigió a los colchoneros en cinco temporadas, dos de ellas incompletas. Su sabor más amargo, el descenso al infierno de Segunda en el año 2000.

Destituido como líder

Como futbolista, Antic fue un buen defensa central o libre, fuerte y expeditivo no exento de técnica. Internacional yugoslavo en cinco ocasiones, jugó una temporada en el Sloboda Tzula, siete años en el Partizan, uno en el Fenerbahce turco, dos en el Zaragoza y cuatro en el Lutton Town inglés, donde colgó las botas. En 1984 se integró en el organigrama del Partizan. Había dejado un buen sabor de boca en la capital maña y volvió al Zaragoza, club al que entrenó entre 1988 y 1990.

En 1991 le llegó su gran oportunidad. Toshack había sido destituido por Ramón Mendoza y el dúo Di Stéfano-Camacho no funcionaba en el Real Madrid, de capa caída y lejos de posiciones europeas. Con Antic, los blancos remontaron el vuelo, se clasificaron para la UEFA y el serbio se ganó la renovación. En el curso siguiente guió a los merengues al liderato y como principal innovación situó a Fernando Hierro en el centro del campo, con vocación ofensiva. El malagueño anotó 21 goles en 37 partidos de Liga jugados con Antic, que mantuvo una magnífica relación con la plantilla.

Cuando el Madrid era líder el término de la primera vuelta con tres puntos de ventaja, Mendoza le destituyó y fichó al holandés Leo Beenhakker para que el equipo, además de ganar, ofreciera espectáculo. Al final, el Madrid perdía en Tenerife y el Barcelona ganaba la Liga por segundo año consecutivo. Guardan también un magnífico recuerdo de él en el club azulgrana. Le reclutaron en enero de 2003 para reemplazar a Louis van Gaal, que dejó el equipo a tres puntos del descenso tras 20 jornadas, y aunque condujo al Barça a posiciones europeas y a cuartos de la Champions, Joan Laporta no contó con él cuando accedió a la presidencia. En el Metropolitano aún se le recuerda con cánticos de ¡Radomir, te quiero!, que se hicieron célebres en el Vicente Calderón.



Sources:
sport.es
elcorreo.com

Related posts

Así son las jugadoras de la selección española

admin

Las ‘Guerreras’ pierden una inmejorable ocasión para acercarse a semifinales

admin

España sueña con su quinta corona y la revancha

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.