fbpx
países Uruguay

Solidaridad – Opinión – 05/04/2020

Solidaridad - Opinión - 05/04/2020


Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores

Suscribirme

Conocé nuestros planes
y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar

Si ya sos suscriptor podés
ingresar con tu usuario y contraseña.

@|Si digo que no me extraña la solidaridad del pueblo uruguayo caería en un lugar común.

Sin embargo, amén de los más expuestos, hay otros campos donde la solidaridad se manifiesta, que sí me extrañan.

Y más que me extrañan, gratamente me sorprenden. Porque si uno cree que la solidaridad pasa sólo por el desprendimiento voluntario de algún valor, o la colaboración personal o mutua en pos de otros más necesitados, yo no lo llamaría solidaridad, sino más bien un humano deber al cual tendríamos que empezar a acostumbrarnos. Y no sólo en estados de emergencia como el que nos acucia.

Pero vaya solidaridad la actual ausencia de desencuentros políticos a los cuales estábamos tan acostumbrados en cualquier período, tanto, que ante la opinión de unos nos imaginábamos, sin errar mucho, la respuestas de los otros. Entiendo que del debate surgen las mejores excelencias, pero del debate, no de la puja.

Vaya solidaridad ante la ausencia de la colisión de las barras de los clubes deportivos con su acostumbrada cuota trágica, donde se suspendían partidos por falta de seguridad o tenían que jugarse a puertas cerradas.
Vaya solidaridad del periodismo donde es tan grato ver la unificación de criterios, horarios y veracidad de la información, comunicando lo indispensable y necesario, aconsejando y colaborando en grado sumo con los quehaceres de la población ante esta trágica contingencia.

Pese a todo este esfuerzo, que espero algunos se transformen en conductas permanentes, la única solidaridad que no llegará nunca, porque quienes están a cargo de brindarla dedican sus esfuerzos a todo lo contrario, es la delincuencia. Es doloroso, sí, muy doloroso; infecta el alma realmente las noticias de la delincuencia en medio de tanta tragedia y solidaridad.

Recuerdo que en algunos países que fueron sacudidos por algún cataclismo, se castigaban los saqueos con duras medidas.

Propongo seriamente que se haga algo judicialmente al respecto. No es resorte del Ministerio del Interior. Tendría que ser una filosofía judicial coyuntural excepcional ante la pandemia.

En estos momentos la cuestión no es que el delincuente reciba su castigo, sino que no robe, que no robe, porque simplemente, hoy, es una inhumanidad inaceptable que contrasta, y en algunos casos, hace inútil, el esfuerzo ajeno. Informarnos de una rapiña luego de los aplausos a los médicos da, simplemente, repulsión.

La Pandemia no nos da tiempo para educar ni para rehabilitar, hay que actuar de urgencia legalmente, no hay otra.

El abrojito que hoy nos infecta un día se irá, pero ya nada será igual, y también depende de lo que hagamos hoy.



Sources: elpais.com.uy

Related posts

Aumenta la indignación: venezolanos son perseguidos y agredidos tras femicidio en Ecuador (Video)

admin

Anaya, el que más tiempo aparece en medios al inicio de campañas; siguen Meade, AMLO y Margarita Zavala

admin

Así está la movilidad en Medellín la mañana de este viernes 13 de diciembre |

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.