fbpx
Puerto Rico

El COVID-19 es una amenaza para el sector comercial

El COVID-19 es una amenaza para el sector comercial


“Con esta pandemia del coronavirus vamos a estar en la antesala de un mundo muy diferente al que ninguno ha vivido”. Con estas palabras la economista Heidie Calero intentaba anticipar cómo el COVID-19 transformará al sector comercial, a los consumidores, y a la economía en general.

¿Regresará la gente en multitudes a comprar y a pasear por los centros comerciales? ¿Se llenarán los restaurantes? ¿Cuántos comercios no reabrirán? ¿Continuarán los consumidores abarrotando los supermercados? Estas preguntas rondan en la mente de muchos desde hace semanas, incluyendo a dueños de pequeños y medianos negocios, administradores de centros comerciales, estudiosos de la conducta humana y economistas.

“La emergencia del COVID-19 es una situación diferente a lo vivido en eventos naturales como huracanes y terremotos. Ninguno había vivido una pandemia y estamos mucho más a ciegas que en otras ocasiones”, afirmó José D. Alfonso, presidente de la firma de investigación The Research Office, quien anticipa que, a juzgar por los datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) que ha analizado y a la curva de salud de otros países, el toque de queda en Puerto Rico no terminará el próximo domingo, 12 como establece la Orden Ejecutiva vigente, sino que se extenderá un tiempo más.

De hecho, al cierre de esta edición, el “task force” de salud adelantaba la posibilidad de recomendarle a la gobernadora Wanda Vázquez que extendiera la cuarentena hasta el mes de mayo.

Ya sea a mediados de abril o en mayo que finalice el toque de queda, la pregunta que inquieta a muchos es cómo reaccionará la gente cuando pueda salir libremente a visitar los establecimientos comerciales, como solía hacer antes. Y también cómo se adaptarán los comercios a los nuevos comportamientos del consumidor.

“No creo que veamos un centro comercial lleno de la noche a la mañana ni un restaurante. El comportamiento del consumidor no va a ser igual que antes del toque de queda. Hay un deseo de salir de las casas, pero hay también mucho miedo y va a tomar un tiempo”, opinó el presidente de The Research Office.

Otro factor, además del temor a posibles contagios, que podría aguantar a los consumidores de acudir al centro comercial es la situación económica personal, sobre todo después de los miles de despidos -aunque sean temporales- que se han reportado. “La venta a crédito se ha disparado y mucha gente tiene un nivel de deuda más alto que antes del toque de queda”. Pese a ello, Alfonso reconoció que “mientras más tiempo pasemos en el toque de queda, más se alterará el hábito de compras”.

Para el sociólogo y profesor universitario Emilio Pantojas, la reacción del consumidor será distinta a la que se experimentó después del huracán María. “Después de María ir al centro comercial era como ir a un oasis porque había luz, internet, restaurantes. Esta es una catástrofe distinta: es una pandemia. La gente no va a salir corriendo alos centros comerciales. Recuerda que cuando reabran, habrá pasado un mes o más desde la última vez que estuvimos en un mall”.

“Los más jóvenes que han reclamado salir es probable que vayan, pero yo esperaría que la gente mayor no lo haga”, opinó Pantojas. Coincidió con Alfonso en que el ingreso personal está menguado, y las ayudas estatales y federales no son suficientes, lo que contribuirá al aguante. “Ya empezó la contracción económica a nivel global”, dijo, al tiempo que pronosticó que habrá más quiebras de pequeños y medianos negocios y la economía local sufre el riesgo de deteriorarse aún más.

Mientras, la economista Calero indicó que los centros comerciales que no se adapten a la nueva realidad tendrán que cerrar o transformarse en otros usos. Incluso, los más fuertes tendrán que ofrecer servicios y amenidades adicionales para llenar los espacios vacantes que dejarán varios de sus inquilinos, sobre todo pequeños y medianos negocios.

“No todos los ciudadanos tienen wifi y acceso a internet, y los centros comerciales pueden convertirse en ese sitio de encuentro para acceder a ese servicio”, dijo la economista.

El número de vacantes podría aumentar en los centros comerciales en la medida que los administradores no estén dispuestos a hacer concesiones en el pago de la renta a sus inquilinos.

A pesar de que el comercio enfrenta serios retos -mucho antes de la crisis del COVID-19- Calero ve oportunidades en otros sectores industriales, como en las telecomunicaciones, la agroindustria y los servicios a nivel remoto, los que aseguró generarán cambios en el empleo y en la forma de trabajar.

Antes y después del COVID-19

“Esta pandemia es un hito, habrá un antes y un después. El estilo de compras va a cambiar; lo que hace esta pandemia es reforzar las nuevas tendencias”, dijo por su parte el sociólogo Pantojas. Como ejemplo, mencionó que cuando expire la Orden Ejecutiva 2020-029 la gente seguirá comprando alimentos por internet, una práctica que no nació con la emergencia, pero que sí se afianzó durante la actual crisis. Igual ocurrirá con la tendencia de ordenar comida a través de aplicaciones, y habrá también hasta más profesores que dictarán cursos a distancia.

Para Pantojas, “el regresar a la normalidad que había antes de la pandemia dependerá de si se consigue la vacuna del COVID-19. “Si no hay cura, la gente no regresará a la calle con confianza”.

Sin embargo, para Iván Báez, presidente de la Asociación de Comercio al Detal (ACDET), la presente situación será “el nuevo normal”. “No creo que vamos a regresar a la normalidad en buen tiempo. Va a demorar meses, será una recuperación paulatina que podría tardar no menos de tres meses”, afirmó Báez.

El líder de la ACDET, organización que representa mayormente a cadenas estadounidenses con presencia en la isla, reconoció que los renglones de electrónica, calzado, ropa y mercancía en general, entre otros, están bien afectados, y teme que mientras más tarde reabra el sector comercial, más difícil será su recuperación.

A diferencia de otros renglones del comercio, los supermercados han estado exentos de la Orden Ejecutiva y debido a la emergencia, las ventas se han disparado. “No estamos en el mismo barco que otros sectores porque el renglón de alimentos es un servicio esencial. La demanda ha subido dramáticamente y estamos trabajando más que nunca”, indicó Manuel Reyes, vicepresidente de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA). “Uno pensaría que una vez termine el toque de queda la situación para los supermercados se va a normalizar, la gente podrá ir a los restaurantes y ya no debería tener miedo a quedarse sin alimentos”, expresó.

Indicó que los procesos de higiene y distanciamiento social son medidas que van a continuar por lo menos un año. El servicio de compra de alimentos por internet y entrega seguirá en ascenso y las cadenas que no lo tenían lo adoptarán. La industria no vislumbra problemas de abastos en un futuro, pero se mantiene vigilante e identifica otros puertos en caso de que el de Jacksonville en Florida enfrentase contratiempos, según Reyes.

Qúe dicen detallistas y administradores de malls

Sandra Castellón, directora de Mercadeo de Novus, Inc. -corporación matriz de las tiendas de calzado La Favorita, Bakers, Novus y Galería, entre otras-, expresó que aunque el puertorriqueño es social y divertido, ha sufrido mucho con la crisis y aún teme al contagio, por lo que es lógico pensar que “tomará un tiempo en lo que el ritmo (de las ventas) vuelve a hacer lo que era”.

En cuanto a cómo hará Novus,Inc. para suplir la mercancía a sus más de 60 tiendas, reconoció que “la predicción de esta demanda es bien difícil de acertar. Tratamos de alinearnos bien con nuestros suplidores para poder reaccionar rápido a las variaciones en gustos y en cantidades de parte del consumidor”, pero aun así no puede precisar si la gente regresará rápido a los malls o seguirá comprando por internet. Lo que sí sabe es que el crecimiento de las ventas en línea se mantendrá y las cadenas tendrán que saber conectar con los clientes para ganar ventas. “Hay que entender cuál es el ‘mood’ del consumidor y qué experiencias y trato va a recibir, y ya sea en físico como ‘on line’, las mismas tienen que ser memorables”, manifestó la empresaria.

Los ejecutivos de Plaza Las Américas y Plaza del Caribe señalaron que es prematuro saber cuándo reabrirán y si el gobierno impondrá requisitos o restricciones de horarios, o si permitirá la apertura poco a poco por categorías de comercios. “Aunque se levante la cuarentena no sabemos si las tiendas nacionales podrán hacerlo”, dijo Rafael Ruiz Comas, a cargo de Arrendamiento de Empresas Fonalledas, refiriéndose a que muchas cadenas del exterior deben esperar a que sus corporaciones autoricen la reapertura y la mayoría de ellas están cerradas en estos momentos.

Hasta ahora, según Ruiz Comas, no han recibido notificación de inquilinos que planifiquen cerrar operaciones. Esto pese a que muchos de sus inquilinos son pymes y a que sus anclas enfrentan dificultades financieras que se han agudizado con la pérdida de ingresos ocasionados por el COVID-19.

Las agencias evaluadoras del crédito Fitch, Moody’s y Standard & Poor han rebajado la calificación a más de una decena de cadenas minoristas estadounidenses debido a la crisis de la pandemia. Entre ellas figuran Macy’s, JC Penney, TJX, Gap, Bed Bath & Beyond, Nordstrom, Kohl’s, Levi’s y Dillard’s.

De hecho, analistas del sector minorista han indicado que el 2020 pudiera terminar con unos 12,000 cierres de espacios comerciales en Estados Unidos, cifra muy superior al récord de 9,300 que hubo el año pasado.

De otro lado, aunque Ruiz Comas reconoció que hay mucha incertidumbre en el mercado, comentó que tampoco vislumbra que haya mayores contratiempos con la construcción del restaurante Cuba Libre que irá al otro lado de The Cheesecake Factory.

Al igual que Ruiz Comas, Marnie Marquina, gerente general de The Mall of San Juan, se mostró positiva con el futuro del sector. “A pesar de que algunos comerciantes sentirán el impacto de la crisis del coronavirus hasta mucho después de terminar la cuarentena, la mayoría se recuperará de esta experiencia como lo han hecho antes y otros regresarán más agresivos y fuertes que nunca”.

Precios y ofertas

Una manera de ser agresivos y de atraer al consumidor es lanzando ofertas especiales. No obstante, eso será difícil para algunos comerciantes, según el economista José Alameda. “Para mover la mercancía en las tiendas y estimular a los consumidores a comprarla, deben ponerla en especial, pero para que eso ocurra deberían tener el inventario ya en tránsito”, y él duda de que haya comercios colocando órdenes nuevas en esta emergencia.

“Puede que la gente salga y a corto plazo tenga cierta liquidez, vaya a comprar los malls y eso permita que los precios sean los mismos y no se caigan”, manifestó por su parte, el economista Gustavo Vélez, presidente de la firma Inteligencia Económica. Pero si se extiende el toque de queda hasta finales de mayo, el poder adquisitivo de la gente se lastimará y los detallistas van a tener que bajar los precios y lanzar ofertas para ver si la gente se anima a comprar”, advirtió Vélez.

“La economía venía débil y hay más oferta que demanda”, agregó.

Un renglón que, a su juicio, se va a beneficiar de la reapertura del sector comercial, serán los restaurantes. “Luego del encierro de más de un mes, la gente va a querer salir a los ‘casual dining’. Esos se van a llenar”, aseveró el presidente de Inteligencia Económica, quien agregó que la baja en el precio de la gasolina y en los intereses le darán un alivio al bolsillo del consumidor.

Mientras, en un tono más optimista la gerente general de The Mall of San Juan comentó que “después de un mes de estar en cuarentena en nuestros hogares y con un toque de queda estricto y restringido, la gente estará ansiosa por salir, vivir nuevas experiencias y cenar fuera de noche. Estoy segura de que la oferta de excelentes productos y marcas a precios increíbles y asequibles estará presente en muchas de nuestras tiendas. El consumidor va a tomar ventaja de esto”.



Sources: metro.pr

Related posts

La OMS desmiente teoría conspirativa de que el coronavirus salió de laboratorio

admin

Presentan a Trump la bandera de la Fuerza Espacial de Estados Unidos

admin

FBI will analyze 300 “safe kits”

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.