fbpx
Puerto Rico

Científica boricua en Australia teme que el coronavirus afecte su doctorado

Científica boricua en Australia teme que el coronavirus afecte su doctorado


A la puertorriqueña Melissa Cristina Márquez, quien está en Australia haciendo un doctorado, le preocupa que la pandemia del COVID-19 afecte sus estudios porque, hasta el momento, se desconoce cuándo la situación en el país oceánico volverá a la normalidad.

“¡Cerraron la escuela! Eso significa que no puedo ver a mis asesores cara a cara, me voy a perder las reuniones que tenemos y mi trabajo de campo ha sido cancelado”, dijo Márquez en una entrevista por correo electrónico debido a la diferencia de 17 horas respecto a la isla.

La joven, de 26 años, está estudiando desde su casa, pero admitió que le “da miedo pensar” que no hay una fecha para regresar físicamente a la universidad y retomar su rutina. Márquez se mudó a Australia, en diciembre de 2017, y estudia el uso del hábitat de los tiburones.

“El estado de Australia Occidental cerró (como medida preventiva frente al COVID-19), así que me fui a vivir con algunas personas que considero familia en Sídney”, contó Márquez, quien se crio entre San Juan y Trujillo Alto.

“Un amigo y yo compartimos un espacio pequeño, y cada uno de nosotros tiene un pequeño espacio de trabajo. Tratamos de despertarnos al mismo tiempo que normalmente lo hacemos, salgo a correr afuera y lejos de la gente, me ducho, como mi desayuno, trabajo hasta el almuerzo, voy afuera por una hora, trabajo un poco más y, luego, ceno”, añadió, al describir su rutina en estos días.

Resaltó que, como en Australia ahora es otoño, hay bastante lluvia.

Cuestionada sobre cómo su rutina actual contrasta con lo que hacía antes de la declaración de la pandemia, Márquez respondió: “(Antes) tenía que viajar a la escuela, podía almorzar con todo mi laboratorio, ir a la playa por las tardes o al pub por la noche con amigos. Ya no puedo hacer nada de eso”.

Del lado positivo, destacó que no hacer estas actividades le está ahorrando dinero.

“Se nos permite hacer todo”

Sobre la gestión del gobierno australiano para frenar la expansión del coronavirus, Márquez opinó que “ha estado demasiado relajado al respecto”.

“Creo que deberíamos lo que ha hecho Nueva Zelanda, que es un bloqueo total de cuatro semanas”, expuso.

Indicó que, en Australia, solo unos pocos estados “se han bloqueado”, lo que significa que no debe viajarse a ellos o hacerlo con estrictas reglas de cuarentena. De hecho, no fue hasta ayer, viernes, que las autoridades australianas cerraron las fronteras internas, y pidieron a la gente que se quede en casa durante las próximas vacaciones de Pascua para evitar más contagios.

“Todas las tiendas que no son esenciales ahora están cerrando, y espero que pronto se aprueben las normas para quedarse en casa. Sorprendentemente, (algunas) escuelas aún están abiertas”, dijo. Los supermercados, farmacias y tiendas que venden comida para llevar operan con normalidad.

En Sídney, abundó, no hay un toque de queda, sino que el gobierno sugirió distanciamiento social. “No se ha establecido nada estricto. Se nos permite hacer todo, pero se recomienda el distanciamiento social”, reiteró Márquez, quien tiene una maestría en Biología Marina de la Victoria University en Wellington, Nueva Zelanda.

Es, además, fundadora de The Fins United Initiative, un programa que busca educar sobre la labor conservacionista de los científicos y sobre las especies de vertebrados acuáticos, como tiburones, mantarrayas, ráyidos y quimeras. También, escribe para la revista Forbes y colabora con publicaciones científicas a nivel internacional.

Hasta ayer, en Australia, los casos confirmados de COVID-19 excedían de 5,300 y había 28 muertes, según cifras oficiales.

Conectada con Puerto Rico

Por otro lado, Márquez acentuó que, pese a la diferencia horaria, ha podido mantenerse en contacto con su familia en Puerto Rico, sobre todo con sus abuelos.

“¡Estoy agradecida de poder hablar con mi familia, especialmente con mis abuelos, todos los fines de semana! A veces es difícil por la diferencia horaria, pero trabajar desde casa me permite quedarme despierta un poco más tarde para hablar con ellos. ¡Mis abuelos están bien, gracias a Dios!”, dijo.

La científica tenía planes de venir a la isla, en mayo, para reunirse con los suyos, pero el viaje fue cancelado, ya que el gobierno australiano prohibió los viajes internacionales.

Márquez exhortó a los puertorriqueños en la isla a seguir las reglas de prevención para mantenerse a salvo del COVID-19. “Juntos lo lograremos”, puntualizó.



Sources: metro.pr

Related posts

Llaman a no bajar la guardia por el coronavirus ante la reapertura

admin

Organizaciones de tenis gestionarán fondo para atletas afectados por el COVID-19

admin

Guaidó convoca a una movilización para el próximo 12 de febrero

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.