fbpx
Puerto Rico

Alcaldes toman acción contra el coronavirus pese a falta de información

Alcaldes toman acción contra el coronavirus pese a falta de información


Comparten un solo mensaje: “Quédate en tu casa”. Comparten una gran preocupación: el vacío de información del Departamento de Salud a nivel central para ellos, como alcaldes, ejecutar un plan en los barrios, comunidades o urbanizaciones que pudieran ser potenciales focos de contagio del coronavirus. Comparten una frustración: pasa el tiempo y la información vital de pacientes debe llegar ya.

En un paso para cerrar esa brecha de ausencia de datos específicos, la gobernadora Wanda Vázquez sostuvo una conferencia telefónica con los alcaldes ayer para escuchar sus preocupaciones y aunar esfuerzos en la lucha contra el enemigo número uno del mundo: el COVID-19. Pero en lo que se estabiliza ese flujo tan crucial, los ejecutivos municipales han tomado la batuta en sus municipios. Hacen lo que pueden con la nueva crisis que enfrentan y que, en algunos casos, se extiende a las costas.

El alcalde de Cabo Rojo, Roberto Ramírez Kurtz, dijo que está solicitando la activación de la Guardia Nacional en su municipio para comenzar un sistema de cotejo e intervenir con los botes que han llegado a sus costas provenientes de países como Holanda, Estados Unidos y Canadá, entre otros. El problema es que Aduanas les ha dado permiso de entrar a nuestras aguas antes de la emergencia salubristra. Ese escenario en un municipio que tiene 27 millas costeras es una alarma constante para Ramírez Kurtz, que en tierra hace todo lo indecible para manejar la situación.

“Aduana tiene que revisar esos permisos porque la discusión no es si es legal o no el documento, es que esto es un problema de salud. El miércoles había 14 embarcaciones, el jueves se fueron tres y hoy llegaron dos. Hay 13 en total. Se van unos y llegan otros. Esto debe terminar”, sentenció el alcalde.

Oficialmente, el municipio tiene cuatro personas contagiadas con el virus. Actualmente, el municipio no tiene información de Salud sobre los casos.

Otra gran preocupación es el movimiento de turistas que alquilan Airbnb porque los municipios, contrario a los hoteles y hospederías comerciales, no tienen control de quién entra y sale, ni si esas casas están siendo desinfectadas correctamente cada vez que un huésped se va y entra otro. El llamado, dijo, es a la Compañía de Turismo para que intente cerrar esa avenida de flujo de gente al país.

“Nos enteramos de los casos porque nos llama algún médico, alguna persona, o alguien infectado. Los casos los pasamos a Salud. Estamos listos para activar, entre el lunes o el martes próximo, una línea de teléfono solo para recibir esas llamadas, manteniendo la confidencialidad. Es deber de todos los ciudadanos llamar y avisar si están contagiados. Queremos ser colaboradores en esta emergencia”, dijo.

Son bien rigurosos con el toque de queda y, por ejemplo, el jueves expidieron 50 multas.

En Añasco, se fijaron tres laboratorios médicos para procesar las pruebas y el municipio las paga. Deben pasar por un protocolo y tener un referido médico antes.

El alcalde Jorge Estévez explicó que sabe de dos casos de personas que arrojaron positivo a las pruebas porque el gerente de la planta Johnson & Johnson se lo informó, no el Departamento de Salud.

“Es importante que nos provean la información para ser proactivos en detener focos de contagio en áreas específicas. Por el momento nos mantenemos limpiando y desinfectando áreas públicas”, dijo el alcalde, quien se unió a los que están dando incentivos al personal que se mantiene laborando en la emergencia, como son los de saneamiento, con $1,000, a los policías municipales con $500 y a los que rentan instalaciones públicas los eximirá del pago de la renta de este mes.

A Estévez le preocupa una información que le llegó de que el CDT de Añasco, en manos privadas, pudiera cerrar y pidió la intervención de Salud para evitarlo porque son momentos de emergencia.

En la ciudad de Mayagüez se estableció un sistema de pruebas que los ayuda a darle seguimiento a los casos positivos, pero, como el resto de los homólogos de José Guillermo Rodríguez, los datos que se procesan a nivel central quedan en el aire ante la falta de información específica.

“La respuesta del gobierno central ha sido bien positiva con el municipio, pero tristemente no tenemos todavía esos casos que Salud establece en nuestra ciudad, no para saber quién es, sino para darle seguimiento. El vicealcalde se lo ha dicho a la gobernadora en dos ocasiones”, dijo Reynaldo Torres, administrador municipal y quien está encargado de coordinar el plan para encarar la emergencia.

Torres explicó que tienen un centro de llamadas las 24 horas, donde los ciudadanos llaman y aquellos que requieran evaluación médica pasan por un control médico. Desde el 23 de marzo pasado, se han recibido 147 llamadas y de esos, 131 son ciudadanos y 16 empleados. Se han referido 29 casos a laboratorios. Para los empleados, el proceso es gratuito, siempre que se cumpla con el protocolo establecido.

Hasta el momento les han llegado 11 resultados negativos y uno positivo.

“Le estamos dando seguimiento a todos estos casos y por eso es importante que nos provean la información que llega a nivel central”, insistió.

El ayuntamiento mantiene un plan de desinfectar las aceras, calles y áreas públicas, es especial porque tan solo en el centro de Mayagüez hay tres clínicas y cientos de oficinas médicas. La semana que viene harán lo mismo con la penitenciaría El Limón. Siguen ofreciendo los servicios de metadona con una enfermera, dan 500 almuerzos diarios a personas de edad avanzada cada día y atienden a la población deambulante y el sistema de recogido de basura no se ha detenido.

En Caguas, el alcalde William Miranda Torres tiene un task force bien organizado con hospitales, médicos y laboratorios, entre otros componentes. Pero, otra vez, está a ciegas sin información en una ciudad de gran extensión y que tiene 398 comunidades.

A nivel municipal han realizado 42 pruebas, pero los resultados no han llegado porque tardan entre 4 a 7 días. “Nos mantenemos en comunicación con los hospitales de aquí, Menonita e HIMA, y nos comparten la información principal que viene de Salud a nivel estatal. La información es valiosa en este momento. Tuve una reunión con el jefe del Task Force, Segundo Rodríguez, la semana pasada e hizo el compromiso de llegar la información, pero no llega. Solo nos dan el género y la edad y así no se puede contener un foco potencial. Esta es la clave para ver cómo logramos romper esto… Es muy frustrante”, sostuvo tras destacar el trabajo de la policía municipal, que son entre 20 y 25 por turno.

En Caguas hay una población de 32 mil ciudadanos de 60 años o más. Se les provee comida y compra, a los que lo necesitan, y se les ha dado un kit con desinfectantes. Mantienen un sistema de limpieza bien riguroso en las áreas públicas y los comercios. Y para paliar el impacto en la economía, Miranda explicó que recibió $1.2 millones de fondos CDBG y de esos usará $750 mil para ayudar a las pequeñas empresas. Se entregarán como donativos, pero tienen que cumplir con los requisitos que se exigen para cualificar y que estarán disponibles en la página del Municipio.

En Isabela, el alcalde Charlie Delgado sigue en pie de lucha, junto a otros 14 ejecutivos municipales, intentando consumar una alianza para comprar entre todos pruebas rápidas. Ese acuerdo colaborativo tiene el escollo, por que deben esperar por la FDA para ver si le da luz verde a las pruebas que provienen de un laboratorio de China. Con una capacidad de 93% de efectividad, un estándar que la agencia federal avala, esperan poner a correr este sistema lo antes posible porque las pruebas detectan la enfermedad en solo 10 o 15 minutos.

Delgado dijo que tienen 4 casos positivos, pero dos le fueron informados por el nivel central de Salud y otros dos por médicos de Isabela. “Lamentablemente hay muy poca información del Departamento de Salud hacia los municipios, prácticamente ninguna. Estamos insistiendo a la gobernadora que el Departamento de Salud nos refiera los casos,compartir los casos positivos, para ser pro activos y activar cuarentenas u hospitalizarlos. Hasta ahora no ha habido contestación. Queremos darle apoyo al gobierno central y me preocupa que no podamos con la ausencia de información clave”, enfatizó.

Delgado tiene conocimiento de que no están llegando más turistas a los hoteles, pero con los Airbnb están a ciegas. El municipio lleva compra a familias que se han quedado sin trabajo y no cuentan con recursos, así como ofreciendo almuerzo a las personas mayores. “Vamos a ver si abren los comedores escolares para ofrecer este servicio porque sería beneficioso”, dijo.

En Hormigueros, el alcalde Pedro Juan García explicó que tras una reunión con médicos llegaron a un convenio para que las pruebas de aquellos que no tienen cubierta de la Reforma de Salud se procesen en un laboratorio del pueblo. Hasta el momento tienen 2 casos positivos, según el gobierno central.

“Son dos casos positivos, según la estadística oficial, pero ciertamente tenemos el oído en tierra y sabemos que van a ocurrir más contagios. Estamos muy cerca del aeropuerto de Aguadilla, que estuvo abierto hasta los otros días, y donde llegaron personas de Nueva York y Orlando”, dijo.

Tienen 17 paramédicos trabajando en tres turnos cada día, 5 personas corriendo un centro de información que recibe llamadas de emergencia de Hormigueros o la periferia y 6 personas, dos por turno, en la Oficina de Manejo de Emergencias. El recogido de basura es puntual y esos empleados les toman la temperatura todos los días y les ofrecen medidas de protección.

“Hormigueros está cooperando y siguiendo instrucciones. Sabemos por lo que nos dice. Los alcaldes conocen los barrios. Si los conozco, los llamo, los busco. Hay proximidad con la gente. Por eso es importante que la información baje de Salud”, sostuvo el alcalde de un municipio con un 32% de la población con 60 años o más y donde se manejan al menos tres égidas con casi 200 camas. La administración municipal prepara almuerzos a más de 50 personas cada día.

En San Sebastián, el alcalde Javier Jiménez confirmó que en la teleconferencia que sostuvo la gobernadora con los ejecutivos municipales, se acordó ofrecerles información más exacta sobre los pacientes. Sin dar el nombre, se darán otros datos, y se establecerán contactos nuevos para que fluya.

Hasta el momento, tienen tres personas que han dado positivo a la prueba. “Esto está comenzando. Dentro de todo, se ve más control que lo que está pasando en Estados Unidos”, dijo tras informar que han centrado esfuerzos en el recogido de basura, en desinfectar zonas públicas, en llevar el mensaje de que no salgan, en ofrecer almuerzo a los mayores y en reforzar puntos de cotejo.



Sources: metro.pr

Related posts

Buscan acuerdo en caso de mural de Torres Martinó

admin

Corea del norte lanza misiles desde tierra y aire

admin

Medios locales en Puerto Rico se unen contra el coronavirus

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.