fbpx
Puerto Rico

Se complica el panorama para los hospitales ante emergencia por el coronavirus

Se complica el panorama para los hospitales ante emergencia por el coronavirus


Las dificultades económicas amenazan la estabilidad de los hospitales, en días cruciales en que el país está a la expectativa de conocer si la curva de contagios de COVID-19 subirá exponencialmente, como ha ocurrido en otras partes.

Una baja dramática en las admisiones hospitalarias ha provocado problemas en el flujo de dinero en efectivo de la industria hospitalaria.

“Los censos (hospitalarios) están escocota’os”, comentó Jaime Plá, presidente de la Asociación de Hospitales.

La situación fue tema de discusión la semana pasada entre las cinco aseguradoras que administran la Reforma de Salud, junto al director de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Jorge Galva, y Plá.

“Muchas de estas instituciones tendrían que cesantear empleados, situación de alto riesgo a la luz del posible y potencial dramático aumento en el número de hospitalizaciones ante la pandemia (de COVID-19)”, alertó Plá en varias reuniones telefónicas la semana pasada.

Esa advertencia está recogida en una carta -a la cual tuvo acceso El Nuevo Día- que emitió el titular de ASES a las aseguradoras y en la que pidió su cooperación para que emitieran adelantos de pago a los hospitales.

Ayer, varias instituciones hospitalarias comenzaron a reducir su personal, al enviarles cartas de suspensión a cientos de sus empleados, en algunos casos hasta el mes de julio, ante su incapacidad por pagar la nómina completa. También los han enviado a agotar sus licencias de vacaciones y enfermedad desde principios de año.

“A los hospitales, se les va el 52% de su presupuesto en nómina. Esto crea una presión tremenda de mantener la operación sin un hospital lleno”, dijo Plá, quien comentó que, al día de ayer, la ocupación hospitalaria en el país era de 38%.

Mientras esto ocurre, la escasez de equipo de protección personal y la dificultad para conseguir pruebas diagnósticas ha sido una constante en los hospitales.

“Estamos buscando chavos por todos lados. Hay compras que hacer, y los censos (de pacientes) han bajado”, insistió Plá.

Según Julio Irson, del Colegio de Enfermería Práctica de Puerto Rico, las suspensiones han sido dramáticas, como en el Hospital San Jorge, donde se redujo la plantilla de 500 a 250 empleados.

“Los profesionales de enfermería dan un servicio esencial. ¿Cómo vamos a enfrentar esta crisis (sin empleados)?”, cuestionó.

El doctor VíctorRamos, presidente del Colegio Médico, advirtió que la reducción de empleados ha sido en todos los niveles. En su caso, dijo, le redujeron horas de trabajo y lo removieron temporalmente como director médico del hospital donde labora.

“La situación de quiebra va a aumentar dramáticamente. Los hospitales están obligados a dar servicio, pero la gente no está yendo. La situación económica es crítica para toda la cadena de servicios de salud. Si esto (COVID-19) se sale de control, para mediados de abril, lo único que va a estar abierto van a ser hospitales”, dijo.

El pediatra advirtió que urge que se establezcan beneficios para los profesionales de la salud, como extender el incentivo contributivo de 4% a todos los médicos, así como otorgarle bonos al personal de enfermería y otros proveedores y pagos adelantados a los hospitales.

Ayer, en conferencia de prensa, el nuevo secretario de Salud, Lorenzo González, anticipó que el gobierno anunciará pronto algún tipo de incentivo que no especificó. “La gobernadora, en un futuro cercano, anunciará algún tipo de incentivación (sic.) para ayudar a los hospitales en un momento de crisis como el que estamos viviendo”, indicó.

“Se va a presentar una data a través de la Asociación de Hospitales para, con ASES, quien va a tabular la data, y de una forma estructurada, basado en la necesidad y la capacidad de servicio, se le dará alguna incentivación”, añadió.

Mientras, en declaraciones separadas, las cinco aseguradoras que administran el Plan de Salud del Gobierno ratificaron su compromiso de apoyar a los hospitales o adelantar pagos.

Orlando González, presidente de MMM, informó que esa compañía se ha reunido con hospitales y les están procesando pagos adelantados por más de $25 millones para aliviar su falta de flujo de efectivo. Los instó, además, a solicitar fondos adicionales a los $100 millones que el gobierno federal ha anunciado que tiene disponibles para los hospitales del país.

Carlos Carrero, presidente de Molina Healthcare, advirtió que ha estado en conversaciones con los hospitales y evalúan los servicios que han prestado las instituciones “para delinear posibles adelantos”. Aseguró que también están procesando y pagando reclamaciones dos veces en semana.

“Estamos coordinando con la Asociación (de Hospitales) para identificar cualquier apoyo adicional que sea necesario, incluyendo adelantos de pago”, dijo, por su parte, Pablo Almodóvar, del Plan de Salud Menonita.

Dorelisse Juarbe, de Triple-S, informó que se ha acelerado el pago de facturas, eliminando los requisitos de preautorizaciones y referidos. Sobre los adelantos de pago, indicó que cada solicitud se evalúa de forma individual con cada hospital.

Mayra Rivera, de First Medical, señaló que se están eliminando barreras administrativas para facilitar los pagos a proveedores y evaluando sus necesidades.

David Cordero Mercado colaboró con esta historia.



Sources: metro.pr

Related posts

Educación abrirá otras 51 escuelas para el 3 de febrero

admin

Trump a demócratas de tez morena: Váyanse del país

admin

Un hombre mata con un cuchillo al menos cuatro oficiales en la sede de la Policía de París

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.