fbpx
Panamá

Ley del FAP robustece a alcaldes y representantes

Ley del FAP robustece a alcaldes y representantes



Los 81 alcaldes y 679 representantes corregimiento del país están autorizados para usar el 70% de los $110 mil que anualmente les desembolsa la Secretaria Nacional de Descentralización, a través del Programa de Inversión de Obras Públicas, para afrontar la pandemia.

El proyecto de ley 296, que también permite al Ejecutivo usar los activos del Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) como instrumento financiero para enfrentar la emergencia sanitaria, incluye un parágrafo transitorio que autoriza a los gobiernos locales a usar esos fondos para la emergencia sanitaria.

Con ellos, los gobiernos locales tendrán al menos $77 mil cada uno para ayudar a sus comunidades por estos días.

Los alcaldes y representantes también distribuyen los vales y bolsas de comida del plan Panamá Solidario que impulsa el gobierno de Laurentino Nito Cortizo.

Ley del FAP da oxígeno a alcaldías por el virus

Las juntas comunales y alcaldías del país tendrán luz verde para utilizar en la atención de la pandemia por el coronavirus el 70% de los $110 mil que anualmente les desembolsa la Secretaria Nacional de Descentralización a través del Programa de Inversión de Obras Públicas.

Esto será así, si el presidente Laurentino Nito Cortizo sanciona el proyecto de ley 296, que permite el uso de activos del Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) como instrumento financiero para enfrentar la emergencia sanitaria causada por el avance del virus.

Resumen del artículo del proyecto

El 70% de los $110 mil que entrega anualmente a los gobiernos locales la Secretaria Nacional de Descentralización, a través del Programa de Inversión De Obras Públicas, en vez de ir al desarrollo de proyectos comunales, se usarían en ayudas para las comunidades en medio de la pandemia.

El proyecto 296 incluye un parágrafo transitorio que autoriza “a las juntas comunales y alcaldías a disponer de los fondos del Programa de Inversión De Obras Públicas para la compra de medicamentos y alimentos, los cuales serán distribuidos en su totalidad como apoyo social, sin distingo político, garantizando su uso equitativo y de acuerdo con las necesidades de la comunidad. La Secretaria Nacional de la Descentralización realizara la supervisión y coordinación correspondiente”.

La ley de descentralización plantea actualmente que la Secretaría Nacional de Descentralización está obligada a transferir a través del Programa de Inversión De Obras Públicas “$110 mil anuales a cada una de las juntas comunales y a las alcaldías, la cual efectuará previa consignación de las partidas respectivas en el Presupuesto General del Estado. Esta asignación será acumulable”.

De esta suma, deja claro que los gobiernos locales deben usar mínimo el 70% para proyectos de inversión.

Con esta propuesta se busca que el 70% de los $110 mil que entrega anualmente la Secretaria Nacional de Descentralización, a través del Programa de Inversión De Obras Públicas, en vez de ir al desarrollo de proyectos comunales se usen en ayuda de otro tipo para las comunidades.

El 70% de $110 mil es $77 mil. Es decir, que tantos las 81 alcaldías como las 679 juntas comunales del país tendrán disponible $77 mil cada una para ayudar a sus comunidades en tiempos de la pandemia. Esto, sin contar con las bolsas de comida y vales que está entregando el Gobierno.

El Ejecutivo empezó el pasado viernes la entrega de bolsas de comida y vales en algunas comunidades de las provincias de Colon, Panamá y Panamá Oeste.

En la capital

Adicional a estos $77 mil, los 26 corregimientos del Municipio de Panamá contarán con $25 mil más, luego de que el pasado 24 de marzo el Consejo Municipal de Panamá aprobó un acuerdo por medio del cual se le entregará dicho monto en concepto de ‘vales’ a cada junta comunal para repartirlos entre los moradores de sus corregimientos, a fin de enfrentar los efectos del coronavirus.

Los ediles dejaron claro que la ayuda se otorgará dependiendo de la situación o condición de la persona, ya que hay muchos corregimientos con gran población y no se podrá entregar vales a todos.

Otras medidas

En el proyecto 296, que ya se encuentra en manos del Ejecutivo, se propone, además, que una vez decretada la emergencia nacional sanitaria el Estado deberá abrir en el Banco Nacional una cuenta bancaria de propósito específico, con el fin de dar viabilidad económica a las medidas que se tienen que adoptar para enfrentar la pandemia, entre ellas, el plan Panamá Solidario.

“Las personas naturales o jurídicas podrán aportar fondos a la cuenta creada y el monto aportado será deducible al 100% dentro de la declaración de renta del año siguiente a su aporte realizado”, dice la iniciativa.

Añade que tras levantarse la emergencia, de quedar fondos, estos deben ser enviados al presupuesto de funcionamiento del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud para que sean utilizados en investigación de la salud y prevención de enfermedades.

Por estos días, los gobiernos locales del país tienen un papel revelante en el programa Panamá Solidario que promueve Cortizo. Son los alcaldes y representantes de corregimientos los encargados de distribuir las bolsas de comida y bonos que forman parte del plan. Casa por casa, estas autoridades distribuyen las ayudas.

Representantes de la sociedad han solicitado que se dejen a un lado los criterios políticos al momento de entregar el beneficio.



Sources: laestrella.com.pa

Related posts

Asesor de la Secretaría de Metas era parte del ‘call center’ varelista

admin

MINERD informa que todo está listo para inicio de año escolar 2018-2019

admin

Presidente Danilo Medina recibe delegación de legisladores haitianos

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.