fbpx
Puerto Rico

Optimismo en el cuadro fiscal en las nuevas proyecciones

Optimismo en el cuadro fiscal en las nuevas proyecciones


Las nuevas proyecciones del gobierno contemplan más retrasos en los fondos federales vinculados con la recuperación, pero descansan en que esa inyección de dinero y las reformas estructurales dejarán más beneficios a la economía y al fisco que lo sugerido hace un año.

De igual forma, según los nuevos estimados, los terremotos que afectaron el sur de la isla y que mantienen en vilo a miles de personas, tendrán un impacto decimal en la economía medida por el producto bruto.

Como resultado, y justo cuando la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) envió al tribunal el Plan de Ajuste (POA, en inglés) enmendado, la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) pinta un Puerto Rico más próspero y con mayor capacidad para pagar a los bonistas si se produce el recorte en la deuda que propuso el organismo fiscal.

Esa mirada optimista, que llega en año electoral, es el giro más significativo que el gobierno de Puerto Rico -entiéndase la administración de Wanda Vázquez Garced- ha dado a las finanzas públicas y a la economía de la isla desde que, hace tres años, quedó bajo la tutela del organismo con poderes por encima del gobierno electo. A su vez, es la primera vez que el gobierno admite tener cierta capacidad para honrar sus obligaciones con los acreedores y no sería hasta cerca de 2039, cuando se regresaría a un cuadro deficitario.

“Una nueva administración”

“El documento sometido a la JSF promueve la responsabilidad fiscal, pero -al mismo tiempo- contiene los fondos necesarios para que el gobierno y los municipios puedan continuar brindado servicios al pueblo”, indicó Vázquez Garced, al informar de la radicación del plan fiscal 2020.

El cuadro es tan alentador que el gobierno propone un nuevo plan de retribución aumentando la compensación de los empleados, lo que comenzaría en el siguiente año fiscal y costaría unos $155 millones al cabo del año fiscal 2025.

El plan insiste en que Puerto Rico recibiría sobre $80,000 millones en fondos para la recuperación y, a esos efectos, propone crear un fondo de $1,000 millones. El gobierno utilizaría ese fondo como capital operacional sea para propósitos de pareo o adelantar dinero que el gobierno federal reembolsaría posteriormente.

En el documento preparado por la Aafaf, el gobierno se da crédito por lo que describe como aciertos administrativos y económicos, al tiempo que deja establecido que, en Puerto Rico, hay “una nueva administración” distinta a la del exgobernador Ricardo Rosselló Nevares.

“Aunque la nueva administración también está en desacuerdo con el acercamiento de la JSF en ciertos asuntos, particularmente el tratamiento de las reclamaciones de pensiones y los beneficios de futuros retirados; ha hecho esfuerzos sustanciales para colaborar con la JSF donde sea posible y aliviar tensiones anteriores para que, a pesar de las diferencias entre el gobierno y la junta, puedan entablar una comunicación efectiva para mover los casos de Título III adelante”, reza el plan fiscal revisado radicado ayer ante la JSF.

La revisión del plan fiscal es parte del proceso que ha adoptado la JSF para asegurar la disciplina fiscal que requiere la ley federal Promesa y, a su vez, establecer los lineamientos presupuestarios que debe seguir el gobierno.

Entre otros asuntos, el documento destaca ahorros en el gasto público por vía de la merma en el número de empleados públicos y otras eficiencias operacionales. Celebra la aprobación del Crédito por Ingreso Devengado (EITC), y alega que la reforma laboral -que resultó en la eliminación de beneficios a los trabajadores- ha contribuido a aumentar los niveles de empleo, mientras la creación de las entidades de promoción económica ha servido para impulsar la actividad turística.

Según el documento, al concluir este mes, se anunciará el operador seleccionado para la red eléctrica.

El plan fiscal también contabiliza la aprobación de nuevos fondos bajo el programa federal de Medicaid, lo que ayudaría a financiar la reforma de salud otros dos años.

“A pesar de los muchos retos, Puerto Rico está optimista, decidido y cargado de potencial”, reza el documento en el que se alega que la mayor dificultad para la recuperación de la isla es su condición colonial.

Más ajustes

Las proyecciones, sin embargo, dan por sentado que habrá otros $2,000 millones más en recortes del gasto público y la eliminación de subsidios que se implementaría en la siguiente administración de gobierno. Mientras, en el mismo período, el gobierno espera aumentar sus recaudos en, por lo menos, $474 millones por fiscalización, alzas impositivas y aumentos en los derechos que se pagan por ciertos trámites.

De otra parte, entre los años 2020 al 2024, los costos asociados con la reestructuración rondarían unos $1,100 millones.

Partiendo del documento, entre los años fiscales 2021 a 2025, aún con las reformas estructurales y ajustes presupuestarios, el fisco quedaría en negativo si tuviera que pagar la deuda vigente. Pero si, en efecto, se produjera el recorte que se propone el Plan de Ajuste, el fisco podría quedar con sobrantes después de pagar a los bonistas. Esto aunque el documento contempla menos recaudos por el llamado arbitrio de 4% a las corporaciones foráneas.

Las previsiones favorables, empero, están matizadas por múltiples riesgos, desde el coste de electricidad y cambios en las asignaciones federales hasta la epidemia reciente del Coronavirus.



Sources: metro.pr

Related posts

Victoria’s Secret cerrará 250 tiendas en Estados Unidos y Canadá

admin

El combinado de México jugará por su honor en el AmeriCup

admin

9-1-1 anuncia apertura de Centro de Recepción de Llamadas de Guaynabo

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.