fbpx
Panamá

Ejecutivo y Legislativo de El Salvador se enfrentan por préstamo para el plan de seguridad contra las pandillas

Ejecutivo y Legislativo de El Salvador se enfrentan por préstamo para el plan de seguridad contra las pandillas



En El Salvador la tensión entre el Ejecutivo y el Legislativo crece en las últimas horas. Todo se debe a la no aprobación por parte de los diputados de un préstamo de 109 millones de dólares del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), destinados a financiar la tercera parte de un plan de seguridad contra las pandillas.

El préstamo no ha sido aprobado porque los principales partidos de oposición -el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, de ultraizquierda) y la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, de ultraderecha)- aseguran que el Ejecutivo, encabezado por el presidente Nayib Bukele no ha detallado cómo invertirán el dinero que se usará para equipar a la policía y al ejército.

Precisamente, fue el mandatario, quien el pasado jueves, apoyado en una resolución del consejo de ministros, ordenó a los diputados del Congreso que realizaran una sesión plenaria extraordinaria este domingo 9 de febrero para aprobar el empréstito.

Los diputados convocaron a una reunión de emergencia de la Comisión Política y al finalizar dieron a conocer su rechazo a que el Ejecutivo les ordenara cuando legislar.

Luego de esta respuesta, Bukele convocó a la población a manifestarse en la sede legislativa para exigir la aprobación del millonario préstamo, clave para avanzar en el plan del gobierno contra las pandillas, responsables de gran parte de la violencia en El Salvador, uno de los países sin guerra más violentos del mundo, con un promedio anual de 35.6 homicidios por cada 100 mil habitantes en 2019.

Las bancadas de diputados respondieron al presidente diciendo que podría existir “un vicio de inconstitucionalidad en la convocatoria, debido que autorizar un préstamo no es una emergencia constitucional, sino que implica un endeudamiento”.

Pero el mandatario asegura que si los diputados no asisten a la sesión extraordinaria se “romperá el orden constitucional y el pueblo tendrá la facultad de aplicar el artículo 87 de la Constitución”, según publicó en su cuenta de Twitter.

El orden constitucional aún no ha sido roto, la convocatoria está vigente y la plenaria debe realizarse el domingo a las 3pm.

Si los diputados no asisten, estarían rompiendo el orden constitucional y el pueblo tendrá la facultad de aplicar el artículo 87 de la Constitución.

— Nayib Bukele (@nayibbukele) February 7, 2020

Este artículo “reconoce el derecho del pueblo a la insurrección, para el solo objeto de restablecer el orden constitucional alterando por la transgresión de las normas relativas a la forma de gobierno o al sistema político establecidos, o por graves violaciones a los derechos consagrados en la Constitución”.

Bukele convocó a los salvadoreños a que acudan mañana a las 3:00 p.m., a ser testigo de la sesión extraordinaria para la votación sobre el financiamiento de la Fase 3 del Plan Control Territorial y darles a nuestros policías y soldados las condiciones que necesitan”.

Ante esto, la ultraderechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) hizo un llamado para que terminara el “hostigamiento”, a que “se respete la independencia de poderes”, a la vez que hizo un llamado a la Fuerza Armada a ser “apolítica y no deliberante” y a la comunidad internacional a que “garanticen el respeto a los derechos humanos”.

Esta postura fue tomada después de que el ministro de Defensa, Merino Monroy tuiteara que las Fuerzas Armadas de ese país son una institución profesional, apolítica y no deliberante, subordinada al poder civil, en consecuencia serviremos a la nación y seremos obedientes al Presidente y Comandante General de la Fuerza Armada”.

Este sábado, en el interior de la Asamblea Legislativa, las diferentes bancadas llevaban a cabo reuniones por separado, informaron los medios salvadoreños. Pero la tensión subió más cuando el presidente del Legislativo, Mario Ponce, dio a conocer que Bukele ordenó a la Policía Nacional retirar a los agentes designados para brindar seguridad a cada uno de los diputados.

Afuera, unidades policiales rodeaban la Asamblea, donde se instalaba una tarima, donde debe realizarse la sesión convocada por el presidente, este domingo.

Ponce se reunió por más de una hora con representantes del Gobierno, quienes le explicaron el uso del préstamos y al terminar el encuentro decidió convocar inmediatamente a los 84 diputados a sesión plenaria extraordinaria a la que solo asistieron 28 diputados. Se necesitan 43 para el cuórum.

Eran las 9:00 p.m., de este sábado y sólo había diputados oficialistas. La oposición no se presentó.

“Con 28 diputados presentes no se constituye cuórum, queda constancia que esta presidencia ha hecho los esfuerzos necesarios”, dijo Ponce, quien dio por terminada la sesión.

Informó que la plenaria extraordinaria se realizará el lunes al mediodía, después de la sesión de la Comisión de Hacienda, la cual deberá empezar a las 9:00 a.m.

Ponce pidió al presidente Bukele que brinde a la Asamblea “el espacio suficiente” para que entre el lunes y jueves próximo pueda aprobar el préstamo.

Antes de la sesión plenaria extraordinaria de este sábado, líderes de los principales partidos de oposición Arena y del FMLN hicieron denuncias a lo que denominaron “acciones dictatoriales” y “autogolpes”.

El secretario general del FMLN, Óscar Ortiz, demandó a Bukele “frenar sus amenazas, propias de una dictadura” y señaló que “los costos políticos de sus acciones podrían ser elevados para el país, pero también para él”, lo que fue contestado por Bukele en su cuenta de Twitter.

¿Costos elevados por mis acciones? ¿Cuáles acciones?

Nunca he matado a un ser humano, usted sí. Nunca he secuestrado, usted sí. Nunca he dejado morir víctimas en cautiverio, usted sí. Nunca he traicionado a mis compañeros, usted sí.

Creo que debería auto dedicarse ese mensaje. https://t.co/JW8xYoVvP6

— Nayib Bukele (@nayibbukele) February 8, 2020

En tanto, el diputado de Arena, Carlos Reyes, leyó un comunicado ante periodistas en el que pidió la intervención de la Organización de los Estados Americanos para resolver la tensión política y “active de inmediato los mecanismos preventivos establecidos en la Carta Democrática Interamericana para evitar el incumplimiento del orden constitucional en El Salvador y se actué para detener de inmediato el proceso de autogolpe actualmente en curso”.

Quien hizo un llamado a la calma fue el embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson. En su cuenta de Twitter pidió que “se encuentre pronto la mejor forma de darle continuidad (a los planes de seguridad) respetando el rol de cada órgano de Estado”, posición que fue reiterada por la Cámara Americana de Comercio (Amcham) que aseguró que lo realizado por Bukele “tiene un impacto negativo para el ejercicio democrático”.

Creo en el espíritu democrático que vive en todos los salvadoreños y estoy convencido de que la mejor vía de resolución de los conflictos es el diálogo razonable y el respeto mutuo. Estamos con #ElSalvador.

— Embajador Ronald Johnson (@USAmbSV) February 9, 2020

José Apolonio Tobar, titular de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos –instancia creada luego de la firma de los Acuerdos de Paz en enero de 1992- advirtió que “pareciera que se pretende crear condiciones parecidas a las que han ocurrido en Sudamérica, en donde la conflictividad social ha llegado al exceso de derrumbar parlamentos cuando éstos no han sido anuentes a las iniciativas de ley del Ejecutivo”.

¿Cuál es el argumento constitucional en este caso?

En fin, es un tema legislativo y el presidente @marioponcesv lo tendrá que resolver.

Mañana tienen que llegar por mandato constitucional, ante la convocatoria del Consejo de Ministros. Art. 167, #7 de la Constitución.

— Nayib Bukele (@nayibbukele) February 9, 2020

Mientras, se da la disputa entre el Ejecutivo y el Legislativo, la Fiscalía General de la República reveló que los partidos FMLN y Arena otorgaron 581 mil dólares, a las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18, para que sus miembros votaran a su favor en los comicios presidenciales del 2 de febrero de 2014, y en los legislativos y municipales, celebrados el 1 de marzo de 2015.

Bukele aludió este informe fiscal para arremeter contra los diputados. “Medio millón para las pandillas, pero no quieren ni reunirse a discutir los recursos que nuestros policías y soldados necesitan. Gracias a Dios, nuestra Constitución no les permite decidir si quieren asistir o no”, dijo el gobernante.

La Fiscalía acusa a ocho políticos y colaboradores por supuestamente negociar con pandillas para obtener beneficios en las elecciones de 2014 y 2015.

Sin embargo, el Juzgado antimafia ordenó a la Fiscalía que amplíe las pesquisas contra políticos que aparecen mencionados en las investigaciones y todavía no son acusados. Asegura que existen indicios de delitos contra miembros del FMLN, Arena y la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA).

El juez Godofredo Salazar pidió también que la Fiscalía investigue los presuntos tratos con pandillas del expresidente de la República Mauricio Funes, por supuestamente encabezar una tregua que otorgó beneficios ilegales a los pandilleros a cambio de que disminuyeran los asesinatos, y al exmandatario Salvador Sánchez Cerén, porque habría avalado las negociaciones ilícitas del FMLN.

(Con información de El Diario de Hoy, La Prensa Gráfica, Deutsche Welle y AFP)



Sources: laestrella.com.pa

Related posts

Es necesario consumir mucha agua por alta temperatura

admin

Aguaceros dispersos en varias provincias del país, según Onamet

admin

Estos son los periodistas ecuatorianos asesinados en cautiverio

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.