fbpx
Cultura

Exfan con las puertas abiertas en Laredo

Exfan con las puertas abiertas en Laredo


La eternamente sexy Patricia Escoin, la Chryssie Hynde española, ex Los Romeos (el grupo castellonense más vendedor de la historia), mantiene dos grupos: el trío Lula y el dúo Exfan, donde los tambores los percute su novio actual, Tommy Ramos, excantante de Depressing Claim y batería de Los Reactivos. Pues los dos se montaron en su furgoneta para dar tres bolos norteños, en Logroño, Bilbao y Laredo de viernes a domingo. Por cierto, el de la capital del mundo se celebró en las condiciones más leoninas, crematísticas y técnicas (sonido mejorable), a pesar de que fue el que más público y más entregado atrajo. Ah, y Exfan también tenían un cuarto bolo apalabrado para el lunes en Santoña, ¡en el Penal del Dueso, en la cárcel!, pero por motivos laborales y urgencias lo han dejado para una próxima ocasión.

El domingo al mediodía no nos perdimos a Exfan en Laredo, en la cervecería artesana El Ayla, la cual llenaron y donde dieron un bolo superior sónicamente al de la víspera en Bilbao. Eso que ellos desplegaron el mismo equipo en ambas plazas, el mismo que transportan en la furgoneta por toda la piel de toro: dos alfombras, muchos bafles, juego de voces, pedalera, focos, pies de micro, batería de rayas de él y la guitarra de lunares Fender Jagmaster de ella, además de mucho merchandising que han dado buena salida en los tres garitos: han vendido LPs, camisetas…

Ambos enamorados, Tommy y Pat, vistieron niquis de rayas y en 62 minutos se cascaron un bolo movedor con 20 canciones asaz variopintas empero el formato reducido de batería y guitarra a los White Stripes. Y dijo una vez Pat: «Me gusta tocar a ras de suelo. Sin escenario. Es como un ensayo con gente. Una gozada. Me gustan las distancias cortas».

Pat y Tommy, ambos con niquis de rayas. / Carlos Gª Azpiazu

Distancias cortas y puertas abiertas, en todos los sentidos hubo el domingo en Laredo: primero porque el bolo era con entrada libre y segundo porque el dueño de la cervecera no quiso cerrar las puertas para que se desparramara por toda la calle de bares y restaurantes la descarga de los levantinos, que pasaron un poco de frío al principio aunque al final lograron que entrara el sol por el amplio ventanal.

De las 20 canciones dos fueron versiones: una fugaz ‘Annie’ de Elástica que pareció de los New York Dolls, y una castellanizada ‘Pequeño underground’ de The Jesus And Mary Chain. Y otras dos fueron de Los Amantes, la banda anterior ya disuelta donde tocaba la pareja: la energética ‘Asesinos conocidos’ y el punk de estadio ‘Tuya’. Dos piezas tuvieron títulos marinos: ‘El mar azul’ (en realidad es gris, por eso los barcos de guerra se pintan así) y ‘Mar en llamas’. Y al menos otras dos, las del bis, aún son inéditas y entrarán en su próximo disco: la genial y ramoniana ‘A lo loco’ («que es como he vivido toda mi vida, sin ahorrar», confió Pat) y la punk vía Toy Dolls ‘Tú lo que quieres es reñir’ («en realidad se llama ‘Polla’, pero no me han dejado titularla así en el disco», confesó la lideresa).

Tommy Ramos, excantante de los ramonianos Depressing Claim. / Carlos Gª Azpiazu

Vayamos acabando: se trató de una sesión matutina de buen rock en amplio abanico y siempre con actitud, faceta que le rebosa a la morena castellonense. Abrió chulita con ‘Best sellers’ («eres guay…»), ya pillaron la onda en la segunda (‘Hacia atrás’, con deje Stooges y este verso: «la primavera me hace sufrir»), y no paró la electricidad: a veces spectoriana (‘En shock’), garajera derivando a lo ramoniano (‘Beatnik shoes’, la de «no me llames amor…»)… Pat fue dura y sentimental (‘De manual’), se licuó lisérgica (‘Resplandeciente’, la cual a Azpiazu le recordó a Smashing Pumpkins) y se rindió una vez más a la abrasiva apoteosis ramoniana (‘Puñales’, y justo entonces por delante de la cristalera pasó un sij con turbante rojo y luenga barba blanca). Además el rock and roll imperó revoltoso (‘Dormir con las fieras’, la de «el demonio son los demás»), el dúo supo ser indie pero sin perder la indudable actitud (‘Todos santos’, luego la mentada adaptación de The Jesus And Mary Chain, más tarde ‘El destino’…), y todos lo pasamos de cine porque Pat tiene clase para regalar, por si a alguien no le ha quedado claro.



Sources:
elcorreo.com

Related posts

Natalia Verbeke: «Nunca me he sentido como un pájaro enjaulado»

admin

Emiliano Monge: «La masculinidad sana está vedada en México»

admin

Ana Rosa Quintana: «Iría al infierno a entrevistar a quien sea»

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.