Argentina países

Consumo: entre pocas señales positivas en enero y muchas expectativas por la tarjeta del plan alimentar

Consumo: entre pocas señales positivas en enero y muchas expectativas por la tarjeta del plan alimentar



La inyección de dinero que decidió aplicar el Gobierno para la recomposición de los salarios, la puesta en marcha del programa Precios Cuidados y un operativo de mayor control sobre los aumentos de precios por parte de la secretaría de Comercio, parecería ser -al menos en lo que va de enero- un combo eficaz como antídoto contra la caída del consumo.

A la hora de evaluar cómo viene el primer mes del año, los comerciantes se muestran sumamente cautos. Evitan caer en un falso entusiasmo pero se animan a describir que las ventas “están superando las previsiones”. Algo que, en medio de la caída que arrastra el consumo masivo, (7,3% en todo el 2019, según Scentia), no es de desestimar, aseguran.

“Todavía no tenemos los números cerrados pero la impresión es que se reactivó un poco, al menos si comparamos las ventas diarias de las primeras dos semanas del mes respecto de la proyecciones que hacemos”, confió el gerente de una de las principales cadenas del mercado.

En otra, que tiene sucursales en la Costa, apuntaron: “el termómetro del consumo en enero viene bien. Durante la primera quincena, la gente aparentemente se abasteció. Hoy los clientes están mirando más”, resumió.

De todas maneras, la gran incógnita, según los supermercados es lo que va a pasar cuando esté totalmente entregada la tarjeta AlimentAR, impulsada por el Ministerio de Desarrollo Social. Hasta ahora el plan arrancó en Mar del Plata y en Concordia. Un informe oficial determinó que -en promedio, los hogares de esta última ciudad, desembolsaron $2.200 durante un período de 19 días. El sondeo se hizo entre el 18 de diciembre y el 5 de enero. También en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), confirmaron que la primera semana de la tarjeta en esa ciudad, “pegó” en las arcas de las cadenas. 

“La semana que viene, cuando la tarjeta se lance en Chaco y en el Conurbano bonaerense que incluye la zona de La Matanza, Hurlingham, San Fernando, San Martín, Morón, Almirante Brown y Avellaneda, debería impactar en las bocas de consumo más popular o en almacenes porque va a ir directo a la compra de alimentos”, siguió una de las fuentes consultadas. Luego, el 27 continuará la entrega de los plásticos en Merlo, San Miguel, Malvinas Argentinas, Lomas de Zamora y Quilmes. 

Se estima que, cuando todas las tarjetas AlimenTar estén en funcionamiento (incluido febrero), el movimiento de la aguja del consumo sería no menor: unos $120 mil millones.

Mirá también

Otro ingrediente que en estos días juega a favor, en cuanto a la inflación, es que “gracias a los Precios Cuidados, los proveedores se sienten más mirados y no se atreven a plantear aumentos de precios. Al menos por ahora, vamos a ver qué pasa en febrero”, señalaron en una de las cadenas consultadas. “Además, si alguno pone los pies afuera del plato, nosotros estamos obligados a denunciarlo”, dijo un supermercadista sobre sus proveedores.

No obstante, sondeos privados indican que los aumentos no se detuvieron. La canasta básica que releva Consumidores Libres en la Ciudad de Buenos Aires subió 3,06% en la primera quincena de enero. Esta suba mostró una aceleración respecto del mismo lapso de diciembre, supuestamente por las remarcaciones que se hicieron antes de la entrada en vigencia de los Precios Cuidados.

Según el analista Damián Di Pace, de Focus Market, “en enero se ve una leve desaceleración de la caída del consumo masivo, básicamente por la inyección de ingresos que intenta generar el Gobierno”. De todas maneras, la mayoria de esos sectores va a utilizar parte de esos ingresos en pagar deudas porque ademas la inflación sigue siendo elevada y la quita de IVA a los productos pega sobre muchos canales, aumentando más los precios”, dijo. “Con lo cual, no hay perspectivas de un rebote del consumo importante e inmediato, en el primer trimestre del año”, opinó.

Los comerciantes creen que la recomposición del consumo va a empezar por los productos más básicos: los alimentos y el resto de los bienes deberán esperar un poco más. La Federación que agrupa a los comercios minoristas porteños (FECOBA) informó que las expectativas de ventas se redujeron del 48,8% en diciembre al 35,3% en enero. “A su vez, la proporción de empresas que esperan que sus ventas sigan cayendo subió del 13,9% en diciembre al 26,2% en enero”, señaló la entidad en un comunicado.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Sources:
clarin-com

Related posts

Los niños de Tailandia están bien. Los de otras regiones, no tanto

admin

Reportan bomberos sobre incendios de la última semana de diciembre

admin

Argentina no reconoce a la enviada de Guaidó como embajadora de Venezuela

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.