fbpx
Noticia

Enfermedades sexuales | Las infecciones de transmisión sexual crecen por la facilidad para relacionarse a través del móvil

Enfermedades sexuales | Las infecciones de transmisión sexual crecen por la facilidad para relacionarse a través del móvil


Las Infecciones de Transmisión Sexual –antes conocidas como ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual)–, están aumentando en los últimos años. Los registros muestran un incremento de casos desde el año 2004, punto en el que se mostró la cifra más baja de infectados recogida desde el año 1995. A partir de ese año, comenzaron a aumentar de manera exponencial hasta alcanzar unos valores superiores a los registrados en los años 90, época en la que los anuncios publicitarios fomentaban el uso de condones por la proliferación de enfermedades en la población.

En la actualidad, en Granada el perfil de los contagiados parece estar muy claro. El foco se centra en los universitarios, según informan desde el antiguo Hospital San Cecilio, lugar donde se encuentran las consultas de ITS.

El equipo médico está formado por Beatriz Espadafor, David López y Elisa Brao, facultativos especialistas –dentro del campo de dermatología–, y explican los dos factores a los que se exponen los perfiles de riesgo. El primero es la falta de educación sexual. «Muchos jóvenes no conocen los riesgos o los mecanismos de transmisión sexual», razona Espadafor. Pero la causa que ha hecho que se disparen las cifras en los últimos años es la «cultura de las múltiples parejas». «Hoy en día la práctica de las múltiples parejas ha proliferado las infecciones», sentencia la médica.

Las cifras

Esta tendencia unida al uso de las aplicaciones móviles con geolocalización, duplican el número de casos. «Estas aplicaciones que permiten sexo de forma inmediata como ‘Happn’ son un multiplicador de estos contagios, sobre todo, en los menores de 24 años», dice Espadafor. Las nuevas inclinaciones muestran los siguientes números: 106 casos de infección gonocócica en 2017, 138 en 2018 y 121 en lo que va de 2019. La cantidad de infecciones de herpes genital también ha ascendido. 119 casos en 2017, 144 en 2018 y 136 hasta la semana 37 de este año. Asimismo, la suma total de 2019 es de 444 casos de los cuales 277 son de personas de entre 18 y 35 años.

Además, los especialistas sostienen que los pacientes que más acuden al centro son menores de 24 años entre los que se encuentran muchos estudiantes con beca Erasmus. «Lo que más tenemos son pacientes jóvenes. Uno de cada dos menores de 24 años que tengan relaciones sexuales tienen tendencia a tener una ITS», determina Beatriz Espadafor.

Este centro está ofertado en la UGR y presta servicio a toda la provincia de Granada, Córdoba, Almería y Jaén. «Ahora tenemos lista de espera para los pacientes asintomáticos –los que no muestran infección pero quieren realizarse las pruebas–», cuenta Brao, encargada de recibir a estas personas a diario mientras que, en el caso de los médicos, pasan consulta tres veces a la semana.

Dicen que por las consultas pueden pasar alrededor de cuarenta personas al día. «Los días que solo estoy yo –Brao–, paso consulta a unas 15 personas, porque son visitas muy largas que requieren una historia un poco entretenida y hay que determinar qué pruebas se hacen y realizarlas porque trabajamos en acto único».

En estas citas se recogen los hábitos, teléfonos de contacto y, una vez que se completa el historial, se realizan las pruebas como, por ejemplo, una xerología. Esta es una analítica de sangre donde se buscan las ITS, hepatitis B, C y A –en algunos grupos de riesgo aunque no es una ITS como tal–, sífilis y VIH. Asimismo, se toman muestras para determinar el resto de las ITS que no se buscan en sangre como la clamidia o la gonorrea.

La filosofía del centro es tener las puertas abiertas para todo el mundo que necesite hacer una consulta pero, por tema organizativo, el personal de enfermería da promoción de la salud y educación sexual para hacer un cribado a esos pacientes que vienen asintomáticos pero han tenido alguna relación de riesgo.

Los pacientes sintomáticos acuden desde varias vías. Urgencias, médico de familia o directamente al centro porque lo conocen. «Cualquier persona que mantenga prácticas sexuales está expuesta a una ITS, esos pacientes sintomáticos se ven sobre la marcha o al día siguiente, pero si tienen características visibles como una enfermedad exudativa o ulcerativa los captamos sobre la marcha», indica Brao.

El objetivo del centro es hacer una detección precoz para administrar un tratamiento lo más rápido posible para evitar que esa infección pueda tener complicaciones o secuelas y para romper la cadena epidemiológica ya que, si un paciente no se trata, puede seguir infectando a sus parejas sexuales. Estos posibles afectados, dependiendo de la patología que tengan, también tendrán que acudir a estos médicos para evitar que se extiendan los contagios. De manera que, en el caso de la sífilis, el tratamiento requiere penicilina que se suministra en el antiguo San Cecilio. Por el contrario, para el gonococo, se usa acetrasona y se extiende una receta para el tratamiento, incluso, de sus parejas sexuales.

Uso del preservativo

A partir de los año 90 se empezó a usar, de manera más habitual, el preservativo por el conocido anuncio en el que se decía: ‘Póntelo, pónselo’. Gracias a este miedo por contraer alguna enfermedad de transmisión sexual, disminuyó el VIH. De los 90 a los 2000 cayeron las tasas de todas las enfermedades pero, a partir del segundo, se empezó de nuevo a perder el miedo al uso del preservativo. «En los últimos cuatro años el crecimiento es muy exponencial en todas las infecciones excepto el VIH; este sí que tiene una tendencia a bajar», cuenta Espadafor.

La última hora de Granada

Estos médicos defienden que el problema del incremento de las ITS en la actualidad se tiene que atajar con la promoción de la educación sexual desde instituciones públicas. «Ayuntamientos y consejerías deberían volver a promocionar el uso de preservativos, y no sólo a chicos jóvenes, sino también a los padres», sostiene López.

Beatriz Espadafor. /
ramón l.pérez

Los casos de VIH disminuyen desde el año 2013

Los datos recogidos en la provincia de Granada desde el año 2013 muestran una tendencia a la baja de los casos del virus de inmunodeficiencia humana (VIH). En 2013 se registraron 50 casos, 44 en 2014, 66 en 2015, 50 en 2016, 49 en 2017, 31 en 2018 y 21 casos contabilizados hasta el mes de septiembre de 2019. Aunque resta por contabilizar el último trimestre de ese año, la tendencia que se plasma en las estadísticas es a la baja. Asimismo, los hombres son más propensos a contraer esta enfermedad. De los 50 casos de 2013, 40 fueron hombres y 10 eran de mujeres. En 2019, el total de 21 casos hacía referencia a 16 hombres frente a 5 mujeres. Cifras que muestran la merma en los casos de estas infecciones.



Sources:
huffingtonpost.es
ideal.es

Related posts

Infra-estruturas escolares melhoradas na Mafalala

admin

Nicaragua: ¿por qué en el centro de Managua hay una catedral semiderruida con el reloj detenido a las 12:35 desde hace 45 años?

admin

Muere Enrique de Dinamarca, el príncipe “infeliz” que nunca pudo ser rey y se negó a ser enterrado junto a su esposa la reina

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.