fbpx
Salud

España firma un récord histórico de trasplantes renales y de pulmón

España firma un récord histórico de trasplantes renales y de pulmón


Las familias que se niegan a la donación de órganos de sus seres queridos fallecidos son pocas en España. Y cada vez menos. Nunca han sido muchas, pero en las tres últimas décadas, desde 1992, se ha reducido casi a la mitad hasta quedar en un 14%. Esta conciencia solidaria es la base del nuevo máximo histórico de número de donantes que marca el país. La Organización Nacional de Trasplante (ONT) ha hecho público este viernes el balance de 2019 y vuelve a celebrar varios hitos. El primero es revalidar el liderazgo mundial después de 28 años consecutivos en lo más alto. Son 48,9 donantes por millón de población (p.m.p) registrados y se está cerca de alcanzar el objetivo puesto en 2017 de alcanzar los 5.500 trasplantes en 2022. Concretamente, a 51 casos.

Los dos órganos que destacan son el renal y el de pulmón. En ambos casos también se ha batido récord: los hospitales españoles realizaron 4.323 del primero y 419 de pulmón. El segundo más realizado sigue siendo el hepático (1.227 casos) y le siguen los de corazón (300), páncreas (76) e intestino (4).

Las cifras son positivas por partida doble si se tiene en cuenta que, en España, el contexto para la donación es «complicado», valora la directora de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, quien destaca «el especial mérito» de estos datos. Más de la mitad de los donantes (56,4%) supera los 60 años y la principal causa de fallecimiento (con diferencia) fueron los accidentes cerebrovasculares. La última, los accidentes de tráfico, un aspecto que destaca, pues en dos décadas ha pasado de suponer un 20% de los donantes a un 4,4%. En el otro extremo se encuentran las donaciones entre vivos. En este caso el trasplante renal ha experimentado un considerable incremento: un 10% más con respecto a 2018, con 335 casos.

Una vía de crecimiento

Desde la ONT dan mayor importancia al incremento que registran las donaciones en asistolia (órganos y tejidos recuperados tras una parada cardiorrespiratoria). Domínguez-Gil explica que actualmente es la mayor vía de crecimiento que experimentan y, aún así, «hay margen para la mejora». Por ello, éste es uno de los cinco objetivos que se ha marcado la organización de cara a los próximos años. «Queremos incrementar los casos de órganos diferentes al riñón (el que mejor tolera este tipo de trasplante), como el hígado, los pulmones, el páncreas y el corazón», señaló la responsable del organismo.

Junto a ello, otro de los hitos científicos que marcarán el próximo año será el incremento de trasplantes exitosos en edades avanzadas. Los criterios, a medida que avanza la pericia médica en la materia, se han flexibilizado, lo que ha conllevado un incremento de pacientes con posibilidades de encontrar una segunda oportunidad de vida con un órgano donado. Por ejemplo, actualmente, cerca de la mitad de los pacientes hepáticos trasplantados tiene más de 60 años. Y en este camino se quiere avanzar.

«El trasplante en asistolia de órganos distintos al riñón es uno de nuestros retos de futuro inmediato»
Beatriz domínguez-gil

«No existe otro tratamiento médico que tenga tanto impacto, ya sea en la vida de los pacientes o en el sistema sanitario, como el trasplante. El que dona regala 31 años de vida a otra persona. Y en el caso de los costes, si tenemos en cuenta por ejemplo el trasplante renal, por cada paciente trasplantado se ahorra 160.000 euros en diálisis al sistema nacional de salud», recuerda Domínguez-Gil. Las líneas de trabajo también están encaminadas a implicar más a la sanidad privada en la donación. «No en la realización del trasplante, sino en el sistema de donación», recalca la directora de la ONT, quien habla de corresponsabilidad de ambos sectores sanitarios para lograr un incremento hasta el 10% de las donaciones procedentes de la sanidad privada, que actualmente solo suponen un 1,7%.

Casi cinco mil pacientes aún esperan un órgano

Los datos son positivos pero también encierran una paradoja: la lista de personas que esperan ser trasplantadas no baja, al contrario, se mantiene y puede crecer. Actualmente son 4.889 pacientes (93 niños) que esperan un órgano compatible con sus necesidades, pero el mayor envejecimiento de la población y la fexibilización de los criterios para trasplantar a edades avanzadas hagan que la cifra previsiblemente crezca.



Sources:
elcorreo-com

Related posts

ELA y Salud se enzarzan por unas contrataciones en las que participó Murga

admin

La cara oculta del suicidio

admin

Vascos con esclerosis múltiple participan en el primer ensayo mundial con un exoesqueleto

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.