fbpx
Cuba países

El deporte cubano siempre nos conquista › Deportes › Granma

Centroamericanos y del Caribe Tenis de Mesa arranca cuba su participacion en los juegos Ganador el Oro por equipo Masculino Andy Perira, Moises Campos y Livan Martinez


El año 2019 está a punto de expirar y el Movimiento Deportivo Cubano enfoca su trabajo con expectación y optimismo hacia 2020, escenario de los Juegos Olímpicos en Tokio, y que marca la culminación de un cuatrienio considerado como el más exigente para Cuba en los últimos 50 años.

Si analizamos lo sucedido en los 12 meses que están por concluir podemos apreciar las dos caras de la moneda. Nuestros deportistas han regalado múltiples éxitos internacionales a la afición cubana, en tanto no se cumplió el objetivo fundamental en el año: superar la actuación continental de Toronto 2015 en los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Es justo señalar que en el mundo competitivo se gana y se pierde. No podemos aspirar a la victoria en todo momento. Sin embargo, cada derrota deja espacio para los análisis pertinentes y hacia esas observaciones se tienen que dirigir exhaustivas estrategias, para en un futuro cercano llegar con equipos y figuras en pleno ascenso. Calidad y capacidad tienen nuestros atletas y entrenadores con el fin de ubicarse en posiciones cimeras en juegos multideportivos.

El componente principal para escalar hacia peldaños superiores Cuba lo tiene, y es su masa de niños y jóvenes con cualidades para desarrollarse en múltiples disciplinas deportivas. Un país de apenas 11 millones de habitantes y con limitaciones económicas ha podido formar cientos de medallistas olímpicos y mundiales, la inmensa mayoría de ellos después de 1959, cuando la Revolución Cubana fomentó la práctica competitiva y dotó a la nación de un exitoso sistema de crecimiento deportivo, el cual rindió sus frutos desde fines de la década de los 60 del pasado siglo.

Por supuesto, el mundo atlético evoluciona a pasos agigantados y Cuba no puede ni se va a quedar detrás. El gobierno apoya con total disposición al deporte en el país. El Presidente Miguel Díaz-Canel ha sostenido varias reuniones de trabajo con las principales autoridades atléticas y hace llamados para fomentar las estrategias y cumplir las indicaciones metodológicas que potencien el movimiento deportivo y la práctica del deporte para todos.

En esta misma línea la máxima dirección del país ha acompañado la reanimación de un importante grupo de instalaciones deportivas, en tanto se planifica para los próximos años continuar con la reparación de otros centros en toda la Isla.

El trabajo en la base es el punto de partida. Allí es donde nacen la mayoría de los atletas de alto rendimiento. Los entrenadores igualmente necesitan acercarse a las nuevas fórmulas de preparación. Es imprescindible comprender que esta es una etapa de transición o reconstrucción para navegar nuevamente rumbo al camino del éxito general. Tomará un tiempo necesario, pero ya se dan los primeros pasos: la Industria Deportiva se revitaliza, el Centro de Investigaciones del Deporte Cubano aporta valiosos trabajos científicos, la Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte forma nuevos Licenciados en Cultura Física, que llegan con renovadas visiones en su labor docente, y el Laboratorio Antidoping de La Habana, entidad que por varios años analiza las muestras de distintas federaciones con un alto grado de eficiencia, refuerza su prestigio bien ganado. 

Los obstáculos como las afectaciones que el bloqueo económico, comercial y financiero que Estados Unidos impone al país siguen presentes. Para ejemplificarlo, entre abril de los años 2018 y 2019 el deporte cubano perdió más de cuatro millones de dólares al adquirir recursos necesarios para el deporte en otras países, cuando en Estados Unidos hubieran tenido un costo menor. El desafío para los cubanos consiste en superar esas adversidades con capacidad de trabajo, constancia e inteligencia.

El futuro deportivo de la nación no debe estar marcado por el pesimismo. Los éxitos internacionales y la práctica masiva del deporte por los cubanos pueden cobrar fuerza nuevamente. Los actores implicados para estos objetivos están conscientes y trabajan imbricados para ubicar a Cuba en los puestos de vanguardia mundial, lugar al que se llegó con la inspiración de Fidel y se sostiene aún para orgullo de millones de personas.

Somos un país netamente deportivo. Tokio 2020 es la próxima parada y en esa distante nación asiática nuestros representantes pondrán en alto los valores más genuinos de los cubanos.



Sources: cubadebate.cu

Related posts

Más de 11.000 personas se rinden a Operación Triunfo en Mallorca

admin

CNTV entrega primeras concesiones a canales comunitarios en Chile

admin

Londres en la búsqueda de otros dos supuestos sospechosos del caso Skripal

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.