fbpx
Panamá

La Asamblea Nacional ratifica a Eduardo Ulloa como procurador

La Asamblea Nacional ratifica a Eduardo Ulloa como procurador


Con el compromiso de no defraudar al pueblo panameño y cumplir con la Constitución, ayer fue ratificado como procurador general de la Nación el abogado Eduardo Ulloa, quien a partir del próximo 2 de enero reemplazará a Kenia Porcell.

El exfiscal, que volverá a su antigua casa laboral, durante dos días le dijo a los diputados que él no se debe al poder político ni económico del país y que llegará al Ministerio Público para devolverle la institucionalidad, la prestancia y la confianza ante la sociedad.

“Yo no vengo aquí a servir a ningún poder político ni a ningún poder económico. Yo no vengo a perseguir a nadie por razones políticas, personales”, aseguró frente a los diputados de las diferentes bancadas legislativas.

Ulloa, que se desempeñó como fiscal en el Ministerio Público entre 1997 y 2008, es especialista en derecho penal económico y control de riesgos dirigido a empresas y corporaciones. Laboraba en la firma Tejada y Asociados, cuyo director es el exdefensor del Pueblo Juan Antonio Tejada.

Durante su gestión como fiscal, el procurador ratificado manejó investigaciones sobre blanqueo de capitales y fraude bancario.

Porcell anunció su renuncia al Ministerio Público el pasado 12 de noviembre en medio de la publicación de los “Varelaleaks”.

Ulloa estará en el MP hasta diciembre de 2024.

En tanto, las designaciones de Javier Caraballo, suplente del nuevo procurador, y de Mónica Castillo, como suplente de Rigoberto González, actual procurador de la Administración, avivaron las pasiones en el pleno legislativo. De hecho, cuatro diputados votaron en contra de su ratificación.

Una de las quejas fue que la Asamblea no debía aprobar la designación de los dos suplentes, puesto que en la Constitución hay artículos contradictorios sobre dicho procedimiento.

(De Izq a Der) Javier Caraballo, procurador suplente; Eduardo Ulloa, procurador general de la Nación; Marcos Castillero, presidente de la Asamblea; y Mónica Castillo, procuradora de la Administración suplente. Pastor Morales

Ulloa se aleja de poderes políticos al ser ratificado

De forma unánime y a golpe de curul, Eduardo Ulloa logró que el pleno de la Asamblea Nacional lo ratificara ayer como nuevo procurador de la Nación. Su promesa de investigar el caso Odebrecht abrió la puerta para que los diputados le dieran el llamado voto de confianza.

Tras ser ratificado, Ulloa agradeció a los ciudadanos que lo apoyaron, a los que tuvieron dudas sobre su designación y a los diputados. Reiteró su compromiso de no “defraudar”, el país.

“Yo llego a la Procuraduría General de la Nación con el compromiso con el Estado, con la Constitución, con la ley y con los panameños. No vengo aquí a servir a ningún poder político ni a ningún poder económico. Yo no vengo a perseguir a nadie por razones políticas, personales”.

Siguió. “Que también quede claro que, así como no he de perseguir a nadie por esos motivos, tampoco vengo aquí a encubrir a nadie y tenemos que investigar todo aquello que sea necesario. Queremos devolver al Ministerio Público la institucionalidad, la prestancia y la confianza en la sociedad”.

Antes de su ratificación, la designación de Ulloa recibió elogios. Nadie le cuestionó nada. Los reproches llegaron cuando llegó el momento de ratificar a Javier Caraballo como procurador suplente, y a Mónica Castillo Arjona como suplente del Procurador de la Administración. Ambos obtuvieron cuatro votos en contra.

En el pleno también se cuestionó si era o no competencia del Ejecutivo elegir a los procuradores suplentes y que los ratificara la Asamblea. Fueron ocho los diputados que hicieron uso de la palabra durante el debate para referirse a las designaciones hechas por el Ejecutivo el pasado 10 de diciembre.

La Jornada

La diputada perredista Zulay Rodríguez, tal como lo había pronosticado el lunes en la Comisión de Credenciales, continuó las acusaciones contra Caraballo. Fue la primera en intervenir. “Este señor es una prenda, ¿y saben por qué lo tienen ahí?, para hacer el trabajo sucio que nadie se atreve a hacer. Pertenece a una organización criminal. El viene a hacerle el trabajo sucio a los de arriba”, acusó.

La diputada también adversó a Castillo. Indicó que se mantuvo como subalterna de Rigoberto González, procurador de la Administración, a quien se le han presentado varias denuncias contra la actual procuradora Kenia Porcell y, según ella, no las ha investigado.

Acto seguido, tomó la palabra el independiente Gabriel Silva. Explicó que no tenía nada que decir sobre Ulloa, no obstante, rechazó la designación de los dos suplentes, porque, dijo, hay artículos en la Constitución que se contradicen respecto al nombramiento de estos funcionarios.

La misma postura adoptaron sus compañeros de bancada Edison Broce y Juan Diego Vásquez.

En tanto, el diputado de Cambio Democrático (CD) Nelson Jackson Palma defendió a Caraballo desde su curul. Afirmó que es “transparente” y que no podían aceptar las acusaciones que recibió en el pleno. “Estimados colegas, nosotros somos testigos y conocemos el trabajo que ha venido realizando Caraballo y humildemente queremos pedirle el respaldo para Caraballo y para Mónica Castillo. Son personas intachables en nuestro país”, precisó.

Pedro Torres, del Partido Panameñista también defendió a Caraballo. Ambos diputados son de Colón, donde nació Caraballo.

Más peticiones

El perredista Crispiano Adames, con un discurso de barricada contra Porcell y el expresidente Juan Carlos Varela, le dijo a Ulloa que confiaba en la expresión corporal que transmite. “Remueva todos los fiscales que trabajaron con Kenia Porcell”, le pidió.

También hablaron los diputados Alain Cedeño, de CD; Edison Broce, independiente; y Roberto Ábrego, del Partido Revolucionario Democrático.

El pasado lunes, en la Comisión de Credenciales, los diputados habían solicitado a Ulloa rendir cuentas e investigar el caso Odebrecht.

Las extraordinarias en la Asamblea podrían prolongarse

Al menos cuatro temas podrían hacer que el Ejecutivo extienda el periodo de sesiones extraordinarias a la Asamblea Nacional, que fue convocada del 27 de noviembre al 19 de diciembre. Dos de ellos aún no han llegado a la Secretaría de ese órgano del Estado. Quibián Panay, secretario de la Asamblea, es consciente de que se “requeriría” extender el periodo para aprobar los proyectos pendientes. El presidente Laurentino Nito Cortizo convocó al Legislativo para discutir 15 temas, de los cuales se han avalado 11. Panay detalló que está pendiente debatir el proyecto de ley que modifica la Ley 52 de 2016, que establece los registros contables para determinadas personas jurídicas. “ Todavía no se ha recibido en la institución. De no presentarse todavía, no va tener el tiempo para poderse aprobar de aquí al 19”, explicó. El Ejecutivo, aseguró Panay, tampoco ha enviado la ratificación de un miembro de la junta directiva de la Autoridad Marítima de Panamá. Las comisiones de Salud y Gobierno aprobaron ayer en primer debate los proyectos de ley Aprender Haciendo y sobre el del Registro Único y Seguro de Información. La semana pasada, el pleno no sesionó ningún día.



Sources: laestrella.com.pa

Related posts

WikiLeaks promete $100.000 por información secreta sobre asesinato de Kennedy

admin

Anuncio de quinta papeleta sería para desviar problemas reales

admin

El tabaquismo acaba con la vida de 7 millones de personas cada año

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.