fbpx
Cuba países

Una democracia que viabilice la constante participación del pueblo, pretensión de dos proyectos de leyes a análisis de la Asamblea Nacional

Una democracia que viabilice la constante participación del pueblo, pretensión de dos proyectos de leyes a análisis de la Asamblea Nacional


Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, en el cuarto periodo ordinario de sesiones de la IX Legislatura de la ANPP. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Como expresión del proceso de reforzamiento de la institucionalidad de nuestro Estado socialista, los diputados de la comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos analizaron este martes los dos proyectos leyes que, el próximo sábado 21 de diciembre, serán sometidos a votación en la Asamblea Nacional del Poder Popular:

Estas normas superiores “se manifiestan las experiencias derivadas del proceso de perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular”, realiza “los ajustes legales que permitan elevar la eficiencia de su gestión” y están “encaminados a profundizar nuestra democracia, la constante atención y la vinculación con el pueblo, actor esencial en la vida del país”, afirmó el diputado José Luis Toledo Santander, presidente de la Comisión.

El proyecto de la Ley de organización y funcionamiento de las Asambleas Municipales del Poder Popular y de los Consejos Populares “no pretende ser la ley de los municipios”. Esta es la norma superior que fundamenta el funcionamiento de las asambleas municipales -aclaró-. Sin embargo, “aborda temas que no pudimos evadir, como la autonomía municipal”, explicó.

“La autonomía municipal es el derecho de un municipio a elegir sus dirigentes; ejercer las atribuciones que le reconoce la Constitución; disponer de sus recursos, pero no autárquicamente, porque este país tiene una economía planificada, así como emitir las normativas que le corresponden: los acuerdos y las ordenanzas, detalló.

Novedades que prevé la norma

Garantías de los derechos de petición y participación local:

“La facultad que va a tener la asamblea municipal de convocar a consulta popular aspectos y asuntos de interés local en correspondencia con sus atribuciones. Estas consultas no serán vinculantes, no obligan a hacer lo que de ellas se derivan, pero sí permiten conocer qué piensa la población, qué le preocupa.

“Asimismo, el derecho que tiene el elector de proponer determinados temas para que sean incluidos en la agenda de la asamblea municipal. Elemento que reforzará el vínculo entre elector y delegado, porque es a través de sus representantes que la población deberá canalizar sus aportes.

Una asamblea municipal no puede celebrar menos de seis reuniones ordinarias al año:

“Sería, aproximadamente, una bimensual. Sin embargo, la asamblea tiene la libertad de planificarse más y realizar otras de carácter extraordinario. Buscamos un promedio entre la práctica del municipio especial Isla de la Juventud, que realiza alrededor de 10 anuales, y otros que se reúnen mucho menos”, comentó.

Rendición de cuenta del delegado a sus electores una vez al año:

“Los delegados plantearon que dos procesos de rendición de cuentas en el año no eran efectivos, uno solapaba a otro. Ahora se plantea realizar uno sola, pero el delegado tendrá que incrementar los despachos con los electores, cara a cara.

“Hay que rescatar la cultura que teníamos de atención priorizada a la población, no solo en la calle, en la esquina, en el día a día, en cada circunscripción tiene que haber un cartel que informe el día y la hora en la cual el delegado atiende formalmente a sus electores, tenemos que organizarnos.

“Hasta ahora el delegado iba a las rendiciones de cuenta a leer el informe del consejo de la administración municipal, pero eso no es rendición de cuentas de su gestión. Tiene que exponer en ese momento cuál ha sido su gestión durante el año, informar qué resultados se han derivado de ella y, por supuesto, abrir el debate para que los electores evalúen su desempeño y realicen sus planteamientos”.

Profesionalización de los presidentes de comisiones de trabajo municipales, “casuística”:

“El proyecto recoger la posibilidad de que los presidentes de las comisiones permanentes de trabajo municipales sean profesionales, no todos, sino aquellos cuya labor sea de mayor relevancia para el territorio. Por ejemplo, si un municipio es eminentemente agrícola, el presidente de la comisión Agroalimentaria debería ser profesional; en otro urbano, quizá lo deba ser el que atiende Educación, Cultura, Ciencia y Medio Ambiente. Hay que evaluar caso a caso”.



Sources: cubadebate.cu

Related posts

Autoridades detienen integrantes de ONG ‘Unión Venezolana’ e impidieron que 130 niños se reencontraran con sus padres en Perú

admin

“No aspiro a ninguna responsabilidad ni cargo”

admin

Así será el parque temático de Messi en China

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.