Cultura

Kike Calleja: «Tenemos que pagar un precio por ser ecológicos»

Kike Calleja: «Tenemos que pagar un precio por ser ecológicos»


Dicen que de tal palo, tal astilla, pero de este matrimonio salieron dos. Kike Calleja (Fresno de la Vega, León, 50 años), al igual que su hermano Jesús, es aventurero y tiene un programa de televisión. El menor de los Calleja es el presentador de ‘Río salvaje’, el espacio de Be Mad, que este viernes a las 21:30 horas emite nuevas entregas de su tercera temporada, coincidiendo con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Madrid, que finaliza.

-Esta temporada coincide con la Cumbre del Clima.

-Sí, y precisamente hemos hecho casi una fusión con ella. Nos gusta dar muchos mensajes de ecología, reciclaje, salvamento de animales y protección de especies en peligro de extinción. Nos importa la concienciación, a la vez que enseñamos paisajes increíbles y muchas especies que tenemos en España, tanto en la península como en las islas.

-Le decía su hermano por Twitter que ésta es la mejor temporada hasta el momento. ¿Coincide?

-Pues sí. Lógicamente, vas evolucionando tu programa y sabes por dónde tienes que ir. Empezamos con una primera temporada muy basada en la pesca, muy sostenible y con mucho mensaje también, porque solo pescamos sin muerte en el río. Y hemos ido evolucionando y metiéndonos en los problemas que nos afectan: los plásticos, las basuras, el peligro de extinción de muchas especies… También hemos querido recuperar un poco la sangre de nuestros primeros programas de ‘Desafío extremo’, de esas aventuras y escaladas. ‘Río salvaje’ ha ido por ahí, y si vamos a pescar a un sitio, también queremos ver la fauna de esa zona, explicarla, dar consejos y mensajes si podemos, y que haya un poco de aventura. Nos gusta la emoción y hemos querido darle este enfoque al programa. Que no esté solo basado en la pesca.

«Los políticos se vuelcan más»

-¿Cómo ve la situación medioambiental actual?

-Yo creo que los políticos cada vez se vuelcan más, y se nota que es de verdad. Antes había más palabrería, y ahora parece que la gente se conciencia más y va más en serio. Eso es porque cada vez notamos más el cambio climático, la subida de las temperaturas, los problemas de vertidos, de plásticos. Yo creo que hemos ido evolucionando y, aunque nos quedan muchos pasos por dar, el camino es el correcto. Nos tenemos que involucrar todos. El mundo es nuestra casa, y si no la cuidamos nosotros, lo vamos a tener mal. Queda mucho por hacer, pero los pasos se notan y son buenos.

-¿Hasta qué punto habría que involucrarse?

-Bueno, siempre digo que es un precio que tenemos que pagar. La evolución es así. Todos vamos de muy ecológicos, pero queremos llegar a casa y que nuestra calefacción funcione y la casa esté caliente, queremos viajar y coger nuestro coche. No podemos ir de ecologistas extremos, porque ninguno lo somos. Todos queremos nuestras comodidades. No sé si vamos a tener nuestros mares, nuestros ríos y nuestro aire puros algún día, pero por lo menos hay que intentarlo, y contaminar lo menos posible.

-Suele rodar en España. ¿Qué zonas le han sorprendido más?

-Se suele decir que el norte marca mucho, y todo el mundo lo conoce: Galicia, Cantabria, Asturias, León. Y el sur, igual, pero parece que el este y el oeste son más desconocidos. Hemos estado en unas zonas alucinantes de Albacete, en la sierra del río Mundo. Y cuando grabamos en Extremadura la berrea con unas cámaras nocturnas, me decía: ‘Qué poco conocía yo esto, y qué sitios tenemos’.

-¿En qué momento comenzó a ser su pasión viajar y conocer mundo?

-Desde pequeños. Nuestros padres, cuando tenían unos días de vacaciones, en vez de llevarnos a la playa nos llevaban a conocer Europa, de camping, en un Simca 1.200 naranja que teníamos y que no se me olvidará nunca. Jesús y yo siempre hemos viajado mucho desde niños. Y la pasión del río me viene de mi padre, de ir detrás de él con una caña prácticamente desde que nací. Siempre nos han inculcado el amor a la naturaleza, el campo, el río, la montaña, el viajar. Y de tal palo, tal astilla.



Sources:
elcorreo.com

Related posts

Un viaje en tren surrealista y los bailes de Jennifer López luchan en los cines

admin

Gabriel García Márquez, las berenjenas y el amor

admin

James Franco volverá a competir por la Concha de Oro con ‘Zeroville’

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.