fbpx
Economía

La ejecución presupuestaria de Ximo Puig se hunde en colegios y vivienda

La ejecución presupuestaria de Ximo Puig se hunde en colegios y vivienda


Valencia
9/12/2019 – 1:08

La ejecución presupuestaria de la Generalitat Valenciana hasta el mes de octubre arroja luz sobre los recortes anunciados por la autonomía para el presente 2019, un ajuste que la administración cifró hace dos meses en 365 millones de euros pero cuyo detalle sigue sin precisar. Una de las partidas llamadas a sufrir un buen bocado era la prevista para la construcción de colegios en la Comunitat en el marco de Edificant, uno de los proyectos estrella del presidente socialista Ximo Puig para el desarrollo de centros educativos con fondos autonómicos a iniciativa de los ayuntamientos. Y tanto esta área como la inversión en vivienda social reflejan un grado de ejecución sorprendentemente bajo.

Según ha podido contrastar elEconomista, el grueso de la financiación del programa Edificant la aglutinan dos líneas de subvención: la prevista para infraestructuras de educación secundaria (con un presupuesto de 162 millones de euros) y la de primaria (con 52,5 millones contemplados para el presente 2019). Sobre las mismas, la información remitida a Les Corts Valencianes por la Intervención General de la Generalitat recogía una ejecución presupuestaria de 5,7 millones y 0,5, respectivamente. Es decir: de los más de 214 millones de presupuesto que suman ambas se habían gastado tan solo 6,1 al cierre del pasado mes de octubre.

Preguntadas al respecto, fuentes de la Conselleria de Hacienda subrayan que el recorte no será tan grande. Afirman que “de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte se han reprogramado 102,3 millones de euros, 98 millones referidos a actuaciones reprogramadas en Edificant y a la dotación de módulos prefabricados y equipación ligados a esas actuaciones”. Y hasta aquí llega por el momento el desglose oficial de los recortes del presente 2019. El resto hasta alcanzar los mencionados 365 millones de euros sigue siendo una cifra sin precisar, todo pese a que Hacienda dispone de las cantidades al detalle, las cuales recabó conselleria a conselleria para remitir a Madrid el Plan Económico Financiero (PEF) que incluía el ajuste en el gasto.

El Consell, además, rechaza de pleno el término “recortes” para referirse a estos gastos que han renunciado a ejecutar para cumplir con el PEF. Al respecto, argumentan que a estas alturas del año que se trataba de cantidades “inejecutables”. La explicación amplia, en particular sobre los colegios que no se han construido, la ofrece la Conselleria de Educación.

“No es una anomalía”

“Las ejecuciones en infraestructuras escolares se ajustan a los tempos de tramitaciones de las licitaciones de las obras. Estas licitaciones tienen unas previsiones iniciales y el proceso es largo hasta la adjudicación a las empresas constructoras y la entrada de maquinaria. Por lo tanto, no es una anomalía que de una previsión inicial se alarguen los tiempos hasta la adjudicación y la entrada de máquinas para realizar la obra, puesto que hay muchos agentes implicados en el proceso de licitación”, detalla el departamento que dirige Vicent Marzà (Compromís).

“Ninguna tramitación de licitación se retrasa por falta de fondos disponibles. Más bien al contrario. Los fondos económicos están disponibles para cuando los ayuntamientos acaban la tramitación y se adjudica finalmente la obra”, agregan. “Cada previsión plurianual para cada actuación se adapta a la realidad de tramitación que está haciendo cada ayuntamiento en cada caso para asegurar la inversión total y el buen funcionamiento de las obras. En función de la previsión, se reasigna la inversión anual en los casos en los que los ayuntamientos han asegurado ya que no la ejecutarán en el actual ejercicio”, argumentan.

Además, detallan que en el pasado mes de noviembre elevaron el gasto. “A 5 de diciembre de 2019 se han ejecutado ya 24,1 millones de euros de tramitaciones de obras que realiza directamente la Dirección General de Infraestructuras Escolares (tenemos la previsión que se ejecuten 800.000 más hasta el 31 de diciembre) y 21,8 millones de euros ejecutados de 2019 en Edificant de las obras que están llevando en marcha los ayuntamientos. En total (y sin contar las previsiones de ejecución hasta 31 de diciembre) hay ya ejecutados casi 46 millones de euros”, asegura Educación, que contrapone que “en la comparativa con el último año de gobierno del PP respecto a infraestructuras escolares se puede ver que en 2014 ejecutaron tan solo 15 millones de euros”.

A contrarreloj en Vivienda

Uno de los porcentajes de ejecución más sorprendentes es el del subprograma Arquitectura, Vivienda y Proyectos Urbanos, correspondiente a la dirección general que en la segunda legislatura del Botànic se ha convertido en conselleria, liderada por el vicepresidente segundo Rubén Martínez Dalmau (Unides Podem-EUPV). El departamento contaba para el presente ejercicio con un presupuesto de 296,9 millones de euros, de los cuales tan solo había realizado pagos al cierre de octubre por valor 34,4 millones de euros, el 11,61%.

Precisamente otro de los departamentos llamados a sufrir los recortes es el de vivienda, en concreto la partida de cerca de 40 millones prevista para la adquisición de viviendas sociales por parte de la Generalitat -una información no confirmada oficialmente-.

La materia en cuestión no cuenta con una línea específica en el presupuesto. Se integra en el apartado “inversiones reales” del subprograma, que cuenta con una asignación de 68 millones de la que que al cierre de octubre se habían ejecutado tan solo 5,8 millones, el 8,47%.

Ximo Puig y el ‘conseller’ de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau. EE

En cuanto a las líneas de subvención que corresponden a la conselleria, se aprecia disparidad en la ejecución de las diferentes líneas del Plan Estatal de Vivienda. Las ayudas al alquiler, por ejemplo, cuentan con un alto grado de cumplimiento, en las que se han gastado 9 de los 11 millones previstos. Por contra, apenas se han ejecutado las ayudas a la rehabilitación y conservación, con un presupuesto de 17,5 millones de euros y solo 0,1 millones invertidos. Vivienda explica sobre las mismas que los baremos para su concesión se publican a final de año, y que es en el último mes cuando se procede al pago. Según aseguran, cubrirá la totalidad del presupuesto.

Sobre la ejecución en Vivienda, el diputado del PP Alfredo Castelló criticó el pasado sábado que “solo se ha ejecutado el 11% del presupuesto de este departamento”. “La acción en vivienda no se puede limitar a los anuncios y reuniones, a las sonrisas y los ánimos. Es imperativo actuar, hacer planes y dotarlos económicamente y lo que es más importante, ejecutarlos”, reclamó.



Source: eleconomista.es (Noticias destacadas por elEconomista)

Related posts

El déficit fiscal de EEUU se dispara en 2019 hasta rozar el billón de dólares

admin

El trampantojo del dividendo: quién da más y menos de lo que parece

admin

Willy Bárcenas: en la cima y con España por bandera

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.