fbpx
Deportes

El Sevilla mantiene la imbatibilidad en un insulso partido

El Sevilla mantiene la imbatibilidad en un insulso partido


Venció el Sevilla de manera más complicada de lo esperado, por medio de un doblete de Dabbur y ofreciendo una pobre imagen. En una primera mitad aburrida, sin intensidad ni juego, que dio paso a una segunda parte con más calidad gracias a los cambios de Lopetegui. El técnico vasco antepuso el duelo de este domingo en la liga española frente al Leganés que al espectáculo en Europa, toda vez que solo se jugaban sus hombres la honra de continuar invictos.

Además, la entidad andaluza sumó un nuevo hito a la gloria europea que está escribiendo la entidad desde que diera un salto de cualitativo en los inicios del presente siglo XXI. Porque con el duelo ante el Qarabag, los rojiblancos se convirtieron en el quinto club español con mayor número de partidos disputados por el viejo continente en todas sus competiciones. Superó con 201 encuentros al Athletic de Bilbao, quedando solo por delante el resto de históricos de la Liga como Barcelona, Real Madrid, Valencia y Atlético de Madrid. Un ejemplo más del crecimiento de un club como el sevillista que en poco más de una década ha pasado de vivir los encuentros europeos desde la distancia a ser el auténtico protagonista.

2
Sevilla

Bono; Pozo, Sergi Gómez, Carriço, Escudero; Gudelj, Óliver Torres (Mena, min. 68), Munir, Rony Lopes (Bryan Gil, min. 54); Chicharito (Vázquez, min. 62) y Dabbur

0
Qarabag

Begovic; Mammadov, B. Huseynov, Ailton, Medvedev, A. Hüseynov (Abdullayev, min. 69); Garayev, Richard Almeida, Míchel (Dani Quintana, min. 84), Zoubir; y Romero (Madatov, min. 70)

Árbitro
Al-Hakim (Sueco). Sin amonestaciones
Goles
1-0, min. 61: Dabbur; 2-0, min. 90: Dabbur.

En un encuentro soso, sin interés y sin ambientación, la primera parte entre Sevilla y Qarabag resultó un suplicio para los aficionados presentes y el espectador medio. Solo dos tiros a puerta por parte sevillista y ninguno por la de los de Azerbaiyán. Otro ejemplo de la falta de intensidad fue que solo hubo un total de 11 faltas. Hasta el árbitro pasó bastante inadvertido.

Lopetegui decidió de cara a la segunda mitad seguir confiando en su equipo B para que el rodaje de los suplentes sirviera para próximo compromisos de más nivel. Algunos cambios, como el de Bryan Gil, la nueva perla de 17 años de la cantera nervionense, ofrecieron esa distinción que precisaba el duelo. Unos minutos después de pisar el césped, anotó el joven extremo contribuyó al tanto que abría la lata disparar fuerte y raso y tocar, nítidamente, en Dabbur. Un gol que obligó a los azerbaiyanos a salir de su férreo sistema defensivo porque necesitaban al menos el empate para no despedirse de la competición.

Con el 1-0, los rojiblancos lograron más oportunidades, aumentando su posesión de la pelota hasta casi alcanzar el 80 por ciento. El Qarabag tuvo alguna que otra ocasión de empatar, empero la realidad es que el Sevilla, pese a su baja intensidad, era superior. Dabbur se erigió como la estrella con un doblete en el tramo final. Anotó el segundo gol convirtiéndose en el ‘pichichi’ rojiblanco en Europa para finiquitar una noche tan insulsa que ni tan siquiera hubo tarjetas por parte del árbitro sueco.

Victoria final que mantiene imbatidos al pentacampeón europeo y obtiene la moral necesaria para afronta el duelo liguero ante el Leganés para tratar de asaltar el liderato, también, de la competición española.



Sources:
sport.es
elcorreo.com

Related posts

Un 2019 con más sombras que luces para el Barakaldo

admin

Horario y dónde ver el Benfica

admin

San Mateo, la última oportunidad

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.