fbpx
Noticia

Banco Santander pone fin a su reestructuración con el cierre total de 1.228 oficinas

Banco Santander pone fin a su reestructuración con el cierre total de 1.228 oficinas


El Banco de Santander puso este viernes fin al proceso de reestructuración de su red de oficinas que comenzó el pasado mes de mayo en el marco del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), derivado de las duplicidades que se generaron tras la integración de Banco Popular. Finalmente se han cerrado 1.128 sucursales, lo que supone 22 menos que el máximo acordado en el ERE firmado por la entidad dirigida por Ana Botín.

Durante este viernes se clausuraron otras 211 oficinas en lo que fue la séptima y última oleada de cierres, según informaron a este periódico fuentes sindicales. La comunidad más afectada fue Andalucía, donde se bajó la persiana de un total de 179 oficinas; seguida de Cataluña, con 154 cierres, y Madrid, con 134. En Galicia se clausuraron 130 sucursales, 105 en Castilla y León, 95 en Valencia, 56 en Castilla-La Mancha, 45 en Baleares, 38 en el País Vasco, 35 en Extremadura, 26 en Canarias, otras 26 en Asturias, 23 en Murcia, 13 en Cantabria y dos en Melilla. Asimismo, en la zona de Aragón, Navarra y La Rioja se prescindieron de 67 oficinas.

Desde el banco han quitado importancia a esta reestructuración asegurando que ningún municipio se quedará sin servicios bancarios, ya que la mayoría de los cierres se han producido en ciudades (en ocasiones con oficinas pared con pared) y, además, se está reforzando la red de agentes y colaboradores. De hecho, cada oficina que se cierra tiene otra sucursal del grupo a una distancia media de unos 230 metros, por lo que el procedimiento se enmarca en la necesidad de mejorar la eficiencia debido a la duplicidad derivada de la integración de Banco Popular, precisa la entidad.

Además, el ERE contempla la extinción de 3.223 puestos de trabajo, pero la inmensa mayoría de estas salidas serán pactadas, pues se estima que se han apuntado voluntariamente unos 4.500 empleados. Precisamente este viernes comenzó el periodo de despidos forzosos en el banco, tras terminar el plazo para apuntarse voluntariamente al ERE, pero fuentes sindicales apuntaron que será un número muy bajo, de «casos puntuales de gente de la que quieren prescindir y no se han apuntado al ajuste».



Sources:
huffingtonpost.es
ideal.es

Related posts

Puigdemont besa una bandera española: “No tengo ningún problema” | España

admin

Absuelven en Chile a 11 mapuches acusados de la muerte del matrimonio Luchsinger MacKay tras el incendio de su casa

admin

La reforma laboral cumple cinco años: más empleo, pero de peor calidad

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.