Ciencia

Planeta cierra Círculo de Lectores | Cultura

Planeta cierra Círculo de Lectores | Cultura



Casi seis décadas después, el Grupo Planeta da por concluida la historia del Círculo de Lectores. Cinco años después de hacerse con su control, la multinacional editorial avisó ayer miércoles a sus vendedores del cierre del sello y de su red comercial. Según fuentes de Planeta, han mandado un burofax en el que se anuncia la extinción anticipada de su contrato de agencia. Dicha red había mermado mucho en los últimos años. “Hemos ido perdiendo el canal de venta por los nuevos hábitos de consumo digital”, reconocen los responsables de la empresa hasta el momento.

Debido a la pérdida de ventas por catálogo a los socios no se les exigía la compra de un producto mensual y la red de agentes comerciales estaba compuesta “en su mayoría por jubilados”, que acudían a los domicilios con “carritos de la compra” a entregar los pedidos. “El modelo puerta a puerta ya no funciona y lo vincularemos a la compra digital”, rematan desde Círculo de Lectores, que aseguran que sus clientes compraban por Amazon o puntos de venta online antes de esperar el reparto mensual tradicional.

En el burofax enviado a los agentes de calle puede leerse este argumento de cambio de costumbres, que señalan todos los estudios e informes del sector editorial: “Como usted bien conoce desde hace ya bastantes años, Círculo de Lectores se ha visto muy afectado por el cambio de hábitos de consumo de los ciudadanos derivados de la fuerte implantación de las nuevas tecnologías. Pese a que hemos intentado reconducir esta delicada situación con distintas medidas, lamentablemente nos vemos en la triste obligación de tener que desactivar la red comercial”, explica el comunicado. La finalización de la actividad de agente comercial tiene efecto el 6 de noviembre.

Las cuentas no salen

En las cuentas de Círculo de Lectores a las que ha tenido acceso este periódico se desvela una deuda, que crece a ritmo imparable desde 2015. Si ese año cerraron con pérdidas de casi un millón de euros, en 2016 fueron 2,3 millones de euros y en 2017 la suma de pérdida alcanzó casi los tres millones de euros. De esta manera, la deuda acumulada a final de 2017 es de casi cinco millones de euros. Ese año la empresa tenía 143 empleados fijos. Los ingresos por ventas reflejan el agotamiento del modelo que mantenía la empresa desde hace 57 años: en 2016 ingresaron 42,8 millones de euros y en 2017 fueron 37,4 millones de euros, una caída del 15% en los ingresos.

Fruto de la pérdida de venta de libros, la empresa diversificó a productos de hogar y bienestar. Editaba dos revistas bimestrales. Además de la oferta literaria, con “una amplia oferta de libros, en ediciones de gran calidad”, así como música, cine, multimedia y complementos, la de hogar y bienestar llevaba a casa cosmética natural, complementos alimenticios y artículos de ocio para el hogar, por iniciativa de Planeta.

El negocio principal de Círculo de Lectores suponía “la venta de libros supone un 70% de la venta club, el resto de productos representan un 30% de la facturación, de los cuales 11,9% corresponden a productos de cosmética de Bottega Verde”. El 94% se hacía por agente y el 6% por distancia. “El descenso a la caída de ventas se debe principalmente a la caída en el número de socios y a la menor actividad compradora de los socios alta”, puede leerse en el informe de gestión de las cuentas del ejercicio 2017, depositadas en el Registro Mercantil.

Deuda imparable

En 2018 los accionistas tuvieron que realizar una ampliación de capital de seis millones de euros para ajustar la situación de la compañía. Por todo, ese año Planeta ya tenía en mente el cierre del modelo actual y su reconversión en una nueva fórmula de captación. La empresa se planteó entonces “redimensionar el club” con el fin de conseguir la rentabilidad, a pesar de la caída de las ventas. Pusieron en marcha medidas de ahorro como la reducción de la plantilla de promoción y búsqueda de nuevas vías de captación, además de simplificar la oferta para centrarse en las líneas de negocio que les daban mayor margen y terminar con la venta de CD y DVD.

Círculo de Lectores se fundó en 1962 y fue la mayor red de lectores que abastecía a los hogares españoles cada mes. A principios del siglo XXI la idea entró en declive y empezó a perder socios, que para entonces sumaban más de un millón, según datos de la propia empresa. Planeta adquirió hace nueve años a Bertelsmann la mitad de la sociedad y en 2014 se quedó con el control absoluto al comprarle la mitad restante al grupo alemán. En los últimos años ha entrado con fuerza en el mundo digital con proyectos que aspiran a aprovechar las nuevas tecnologías, como la creación de Nubico, una plataforma de comercialización de libros electrónicos. El Círculo de Lectores ya es historia.

clubwifiusa


Source: elpais.com

Related posts

Los intelectuales italianos, perdidos ante el populismo | Cultura

admin

PSOE y Podemos vuelven a negociar con pocas esperanzas de desbloqueo | España

admin

Día de la madre: Historias que rompen el tabú de la psicosis posparto | Mamás y Papás

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.