Tecnología

Crean un traje que reproduce el cuerpo humano en 3D para estudiar los movimientos

Crean un traje que reproduce el cuerpo humano en 3D para estudiar los movimientos


Ciencia ficción, videojuegos, anuncios; todos ellos hacen uso de la animación para dotar a seres inanimados de movimiento. Detrás de este trabajo suele haber horas de rodaje con pequeños sensores que captan todos los gestos y movimientos que luego se trasladan a la sala de montaje para convertirlos en más humanos.

Esta tecnología con performance capture registra la actividad de una persona a través de un traje con nodos rastreados por una computadora. Así Andy Serkis consiguió realizar la actuación completa como Gollum para después tomar sus movimientos.

Un laborioso y costoso proceso que ha encontrado su versión low cost en Chordata. A través del open source, código abierto, cualquier persona puede acceder a articular movimientos a seres inanimados a partir de gestos reales.

Para ello, el traje diseñado Chordata Tec y que ha ganado la séptima edición de la jornada de emprendimiento SpinUOC, permite a cualquier persona con conocimientos de programación puede utilizarlo o mejorarlo sin coste alguno. Además, comprar el traje con los sensores será un 50 % más económico que adquirir los trajes actualmente disponibles en el mercado. 

No obstante, este diseño no está pensado para hacer las delicias de los grandes directores de cine, sino que su objetivo es democratizar esta tecnología para mejorar las ciencias del salud y del deporte.

Se trata de utilizar la tecnología del motion capture para analizar los movimientos del caballo y, así, diseñar sillas a medida totalmente personalizadas a las necesidades del jinete. 

Más barato y adaptable

El traje diseñado por los investigadores españoles «está preparado para adaptarse a las necesidades de cada usuario y, de hecho, podría utilizarse tanto con personas como con cualquier objeto o animal en movimiento», aseguran.

Para reproducir los movimientos de un cuerpo humano entero se necesitan quince sensores magnético-inerciales, «los mismos que permiten a tu teléfono móvil entender cuándo lo inclinas o lo balanceas», explica Flavia Laurencich, profesional que ha trabajado en la UOC y cofundadora del proyecto.

Estos sensores, colocados en puntos estratégicos del cuerpo mediante un sencillo sistema de velcros, están conectados por cables. La información que reciben se transmite a un microordenador, que la representa en un modelo tridimensional prediseñado.

A través de este modelo 3D, los profesionales de la salud pueden controlar los movimientos de un paciente con problemas de motricidad tras un ictus y, así, saber cómo evoluciona su recuperación, sea en tiempo real o en diferido, bien a la consulta o bien desde su casa.

clubwifiusa

Related posts

Cómo mejorar la cobertura WiFi en casa

admin

Drones para llevar medicamentos para la España vacía

admin

‘Gris’, gran triunfador en los Premios Nacionales del Videojuego

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.