fbpx
Bolivia países

Hotel boutique con inspiración femenina – 05/11/2019

Hotel boutique con inspiración femenina - 05/11/2019



La cadena francesa Accor eligió San Isidro, uno de los barrios más exclusivos de la capital de Perú, para abrir un nuevo hotel boutique. Manto Lima MGallery ocupa un edificio construido a fines de la década del 90 como apart hotel. Totalmente remodelado, ahora ofrece 64 habitaciones premium para vivenciar una experiencia diferente en una ciudad que pretende atrapar a los turistas por varios días en su trayecto hacia Cusco, Arequipa o Tacna.

Continuidad. La planta baja fue liberada de paredes (Foto Gonzalo López).

El concepto para ambientar el lujoso hotel ubicado en la cuadra 4 de la calle Los Libertadores se inspira en la Lima virreinal, particularmente en la “tapada limeña” y su peculiar vestimenta. En la época del Virreinato del Perú y los primeros años de la República (1560 a 1860), las mujeres cubrían sus cabezas y rostro con mantones de seda que dejaban solo un ojo al descubierto. También ceñían a su cintura amplias faldas para completar su ocultamiento. Ese atuendo, manto y saya respectivamente, les daba la libertad deseada con un juego de insinuación y seducción. La posibilidad de salir a la calle sin ser reconocidas y hacer aquello que les estaba prohibido.

Lobby. Un mural de amancaes, la flor de Lima (Foto Gonzalo López).

La tapada limeña como símbolo de una incipiente liberación femenina fue reinterpretada para crear el concepto del hotel. De ella toma su nombre e inspiración la ambientación de las habitaciones, el restaurante, el bar y cada rincón del edificio.

Icono. Cada hotel MGallery posee un objeto que lo identifica. En este caso, un zapato de tacón diseñado por Milagros Olivares (Foto Gonzalo López).

“No queríamos hacer algo literal, terminar en algo kitsch”, aclara la arquitecta Ana María Villanueva. En esa reinterpretación tomaron cuerpo colores, texturas y formas que remiten a la femineidad y se perciben en detalles sutiles. Al traspasar la puerta de vidrio, un aroma dulce creado especialmente para el hotel alerta los sentidos. No es un lobby sino el living de una casa.

Bar. En espacio de transición que articula el lobby con el restaurante.

La planta baja original sufrió la mayor intervención. Se tiraron casi todas las paredes para ampliar el espacio y crear una continuidad entre el lobby, la biblioteca, el bar y el restaurante. Villanueva explica que incluso buscaron relacionar el hotel con la calle. Poco antes de la remodelación, el municipio había transformado Los Libertadores en una zona de prioridad peatonal, con bicisenda, canteros y bancos. Aprovechando esa situación, los proyectistas idearon una terraza que sirve de transición entre las áreas comunes de la planta baja y la vereda.

Integrada. Una ventana conecta la cocina con el restaurant (Foto Gonzalo López).

“Nos pareció bueno tener espacios que simulen estar adentro pero afuera. Para ello pensamos en el balcón limeño, donde nadie te veía pero tu sí podías ver”, destaca Villanueva. En efecto, en el casco histórico de Lima casi todos los edificios de más de un piso están ornamentados con balcones cerrados con celosías de madera. ”Hicimos tres de estas piezas: en el bar, el restaurante y otra en la entrada”, sigue.

En los pisos superiores fue conservada la fachada original y las aberturas. Como en la metáfora de la tapada limeña, un frente neutro oculta la esencia del interior.

Conexión. Amplios ventanales y terrazas definen la transición interior exterior en la planta baja (Foto Gonzalo López)

Las referencias a la arquitectura de las casonas de la época del virreinato siguen en el bar del hotel, un espacio de transición que articula el lobby con el restaurante, igual que los patios de las viviendas republicanas.

En paralelo al proyecto de arquitectura, Villanueva investigó sobre la tapada limeña y llegó a Flora Tristán (1803-1844). La escritora franco-peruana abogó por la igualdad de las mujeres, protagonistas de sus libros-manifiesto. “La tapada limeña era independiente y no se ocultaba por miedo sino para poder salir de noche sin el marido, para fumar un cigarrillo o discutir de política. Ese es el personaje que empezamos a explorar”, relata la arquitecta.

Señalética. Artistas de varios países interpretaron la tapada limeña (Foto Gonzalo López).

Para definir ese carácter femenino desde diversos puntos de vista, Villanueva convocó a mujeres “que tuvieran algo para contar”. La artista plástica Aisha Ascóniga aportó a la biblioteca una serie de obras en las que interviene fotografías y dibujos, a los que incorpora textos. Por su parte, la diseñadora gráfica Corinna Silva-Rodríguez concibió una serie de piezas cerámicas que acompañan con fuerte síntesis esas mismas ideas.

Habitación. La cabecera de la cama recrea un biombo con motivos vegetales.

En los pasillos del hotel se manifiesta el misterio que envuelve a la tapada limeña. La oscuridad de los corredores contrasta con la luminosidad de las habitaciones para generar un efecto sorpresa. Además, junto a la puerta de cada cuarto, Villanueva colocó una pieza de señalética transiluminada que representa una interpretación de la tapada limeña.

“Le hemos contado a artistas de diversos países esta historia y les pedimos que a través de un dibujo cuenten cómo lo sienten ellos”, interviene Hens Maas, gerenta general del hotel y promotora de esta idea. Así, cada habitación tiene un ícono diferente, fruto del aporte individual de cada artista.

Existente. Se reformó un edificio construido en 1997 como apart hotel.

En las habitaciones, la cabecera de la cama es un biombo, en referencia al que usaban las limeñas para vestirse. Está cubierto por un papel vinílico pintado a mano con motivos vegetales. Para sumar calidez, Villanueva eligió un piso de shihuahuaco, una madera nativa de Perú proveniente de bosques certificados.



Sources:
clarin-com

Related posts

Inicia “Tribuna Política” por Extra TV

admin

Nuevo ciberataque a gran escala en curso, según expertos

admin

ENFOQUE: Y ahora… ¿a quién hay que creerle?

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.