países Spain

Rodrigo Lanza alega que mató al hombre de los tirantes con la bandera española porque le atacó antes | España

Rodrigo Lanza alega que mató al hombre de los tirantes con la bandera española porque le atacó antes | España



Rodrigo Lanza, a la izquierda, este lunes, en el juicio. La otra imagen es de Lanza antes del crimen del hombre agredido por llevar unos tirantes con la bandera de España. En vídeo, declaraciones del abogado de Lanza. Javier Cebollada (Efe) / Massimiliano Minocri

Rodrigo Lanza ha afirmado este lunes que mató a Víctor Laínez en un bar de Zaragoza no por su ideología (que ignoraba) sino porque le atacó antes. “Salió con un cuchillo y me quiso matar”, ha dicho Lanza en el juicio, en el que solo ha aceptado responder a las preguntas de su abogado. Su versión exculpatoria -alega legítima defensa- contrasta con la que mantiene la Fiscalía, que pide para él 25 años de cárcel por asesinato con la agravante de actuar por motivaciones ideológicas. La víctima, Víctor Laínez, tenía 55 años. Lanza ha acabado su declaración con un mensaje para su familia: “Lamento mucho que alguien haya muerto y el dolor de la familia”.

Poco queda, en lo estético, del Rodrigo Lanza antisistema que el 8 de diciembre de 2017 mató a golpes a Laínez después de discutir con él, presuntamente, por cuestiones ideológicas. El hombre, que permanece en prisión provisional por esos hechos, se ha presentado al juicio con una camisa azul claro y un peinado con tupé. La imagen contrasta con el Lanza de rastas, pendientes y pañuelo palestino de antes del juicio.

Lanza ha explicado que, después de una noche de copas de bar en bar, topó con Laínez, con quien tuvo una discusión que este provocó. Lo hizo, dice, para hacerse el “chulo” delante de las dos chicas que le acompañaban en el bar. El acusado ha alegado que, cuando sus amigos vieron a Laínez enviar mensajes de móvil, temió que vinieran otros a acompañarle. Y que por eso decidió marcharse. Fue entonces cuando, siempre según la versión del acusado, la víctima sacó un cuchillo e intentó apuñalarle. Lanza ha alegado que se limitó a defenderse. Ha admitido que vio cómo el hombre caía al suelo después de uno de los golpes, pero que se marchó de todos modos del lugar por miedo a que reaccionara. “Tengo terror de que se vuelva a levantar. Solo tengo miedo de que me apuñale y me mate”, ha dicho.

Un jurado popular juzga desde este lunes en la Audiencia de Zaragoza a Lanza por el asesinato por odio. El acusado se enfrenta a una petición de 25 años de prisión, en la que coinciden la Fiscalía y las acusaciones. La agresión que resultó mortal se produjo hace casi dos años, el 8 de diciembre de 2017, tras una discusión entre la víctima y su atacante. Lanza, un activista del movimiento okupa que en 2008 ya fue condenado a prisión por dejar tetrapléjico a un guardia urbano en Barcelona, fue el único arrestado por el crimen.

La acusación sostiene que fue Rodrigo Lanza quien comenzó la disputa llamando “facha” y “fascista” al agredido. La defensa, que pide la absolución, mantiene lo contrario: que el hombre con los tirantes empezó la discusión diciéndole que se fuera a su país (Lanza es de nacionalidad chilena) y que el detenido, bajo los efectos del alcohol, solo le agredió en defensa propia cuando el hombre se acercó a él con una navaja. La Fiscalía pide para el acusado 25 años de prisión por un presunto asesinato por odio, con ensañamiento y alevosía.

Víctor Laínez tenía 55 años, residía en Zaragoza y era miembro del grupo motero los Templarios, según informó El Heraldo. La agresión se produjo en una zona de copas de la ciudad aragonesa, tras la cual fue internado en el hospital Clínico. Los médicos decidieron desconectarle cuatro días después porque su situación era irreversible.

No es la primera vez que este activista okupa se ve involucrado en un incidente violento grave. En febrero de 2008, fue condenado por la Audiencia de Barcelona a cuatro años y medio de cárcel por atentado al considerarle responsable de las graves lesiones que sufrió dos años antes un guardia urbano que acudió a desalojar el edificio que ocupaban él y otros ultraizquierdistas. El Supremo elevó la condena a cinco años. La sentencia recalcó que no existía “la más mínima duda” de que fue Lanza quien lanzó al policía una piedra que provocó que cayese al suelo y se causara una lesión medular que le ha postrado en una silla de ruedas de por vida. Un documental de 2014 realizado sobre este incidente, titulado Ciutat Morta, protagonizado entre otros por Lanza, intentó presentar los hechos como un montaje policial.

clubwifiusa


Sources: elpais.com

Related posts

Jaime Aparicio ligado a proceso por cohecho activo

admin

Un nuevo derrame de petróleo afecta la Amazonía peruana

admin

Organizaciones emplazan al INVI a publicar estimaciones de reducción del déficit habitacional

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.