fbpx
Deportes

Vettel se viste de ‘aguafiestas’ de Hamilton

Vettel se viste de 'aguafiestas' de Hamilton


Los Ferrari surgen como los grandes favoritos, con permiso de los Red Bull en México. Sebastian Vettel fue el hombre más rápido del viernes, marcado por el frío y el ‘graining’ que padecieron todos los coches con los neumáticos tanto medios como blandos, que serán los que se usarán tanto el sábado como el domingo.

El alemán superó a Max Verstappen, que apunta a ser la alternativa, y a su compañero Charles Leclerc, que se confirma como el gran ‘enemigo’ que le ha surgido en casa. Detrás, los hombres que se juegan el título: Valtteri Bottas y Lewis Hamilton, por este orden. Con este resultado, el alirón del británico se pospondrá al menos una semana para el GP de las Américas, en Austin.

Las sensaciones tras el primer viernes de ‘F1esta’ en México es que los Mercedes no van a tener tan fácil como podría pensarse. Con bajas temperaturas son los Ferrari quien pueden dar el do de pecho, y todo apunta a que serán ellos los grandes favoritos a la pole de este sábado. Leclerc y Vettel tienen una pelea interna muy interesante: si el monegasco clasifica por delante del alemán en clasificación, acabará el año por delante en la particular pelea entre compañeros de equipo en las sesiones previas a la carrera.

El ritmo de los coches rojos a una vuelta parece bastante superior al de los Mercedes. Prueba de ello es que en los primeros libres Leclerc se quedó a apenas una décima de Hamilton montando los neumáticos medios y sin probar los blandos, que a diferencia de casi todos los viernes anteriores sí montaron los hombres de Mercedes.

No fue hasta que Vettel montó los blandos a falta de casi 50 minutos en los segundos libres cuando mostraron en la Scuderia un pequeño aperitivo de su ritmo a un giro, cuando comenzaron los ensayos de clasificación. Sin dejar de lado a los Red Bull, especialmente el de un Max Verstappen que aguantó en pista toda la segunda sesión a rueda de los coches rojos. Alex Albon no pudo, porque tuvo un fuerte accidente nada más empezar la tanda definitiva cuando se estrelló en la curva 8 contra las protecciones. Muchos pilotos probaron las escapatorias, especialmente de la zona cercana al Foro Sol, donde prácticamente todos hicieron sendas excursiones, aunque sin mayores consecuencias.

A por el título, sin ‘Pepito Grillo’

Lewis Hamilton tiene este domingo su primera oportunidad para proclamarse hexacampeón del mundo. Lo conseguirá si le saca 14 puntos a Valtteri Bottas, su compañero de equipo, que pese a estar protagonizando su mejor año en la Fórmula 1 volverá a claudicar salvo máxima sorpresa.

Para Hamilton las cuentas son relativamente sencillas: le vale con ganar y que Bottas no entre en el podio para superar esos 14 puntos que le debe sacar. Sin embargo, visto lo visto en estos libres y aunque las temperaturas se prevén mayores que este domingo, Ferrari parte un paso por delante. Habrá que ver si realmente son capaces de ganar o se sabotean a sí mismos, como ha ocurrido en las últimas carreras.

En cualquier caso, para Hamilton será una carrera distinta. No sólo por cómo va a afrontar una prueba en la que se sabe favorito para ganar el título (y si no es este domingo, será al siguiente en Austin), sino porque no contará con uno de sus mejores aliados en cada carrera: su ingeniero de pista. Pete Bonnington es un rostro familiar para quienes hayan seguido la Fórmula 1 en esta era gloriosa de Hamilton. ‘Bono’ se ha subido varias veces al podio a recoger en nombre de Mercedes el trofeo en cada victoria del piloto de Stevenage, pero no podrá estar este fin de semana en el Autódromo Hermanos Rodriguez debido a un problema médico que le ha obligado a quedarse en un hospital. Tampoco estará en Estados Unidos la próxima semana.

En su lugar, la voz en la radio que escuchará Lewis Hamilton será la de Marcus Dudley, ingeniero de rendimiento del box del piloto y por tanto uno de sus hombres de confianza. Sin embargo, el propio pentacampeón ha admitido que no tener a ‘su’ Bono será un cambio notable.

Irónicamente, para que Hamilton conquiste el caldero de monedas de oro al final del arcoíris, la ayuda de su ingeniero no será tan determinante como la que puedan prestarle sus rivales de Red Bull y Ferrari. Pase lo que pase el domingo, necesita meter al menos dos coches entre él y Bottas, contando con que al menos gane.



Sources:
sport.es
elcorreo.com

Related posts

Petra Kvitová, juego, set y partido frente a la vida

admin

El Valencia necesita asentarse para crecer

admin

Calderón juega 11 minutos sin puntuar en la victoria de los Heat sobre los Pistons

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.