fbpx
países Spain

Un enfrentamiento entre militares y narcotraficantes desata horas de terror en Culiacán | Internacional

Un enfrentamiento entre militares y narcotraficantes desata horas de terror en Culiacán | Internacional



En foto y vídeo: la ciudad de Culiacán durante los enfrentamientos. FOTO: EFE / VIDEO: AFP

Un enfrentamiento entre miembros de la Guardia Nacional y criminales, entre los que se encontraba Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, desató el terror en las calles de Culiacán, al norte del país, durante horas. La incertidumbre y el caos se apoderó de la capital de Sinaloa y se extendió por todo el país en la medida en que las imágenes de los disparos, con armas de alto calibre, se propagaron por las redes sociales. A las nueve de la noche, las autoridades no habían confirmado si Guzmán había sido detenido, pese a que se distribuyó una foto suya aparentemente después de ser arrestado ni cuántos muertos habían dejado los enfrentamientos.

La confusión sobre lo que sucedió, no obstante, es total. Según la versión oficial, divulgada por el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, una patrulla de la Guardia Nacional, integrada por unos 30 miembros, realizaba un patrullaje de rutina en el fraccionamiento de Tres Ríos, en Culiacán, cuando fueron agredidos desde una vivienda. Los militares, siempre según la versión de Durazo, repelieron el ataque y tomaron el control de la vivienda. Dentro había cuatro personas. “Se identificó a uno como Ovidio Guzmán”, aseguró Durazo, dejando la duda de si el hijo de El Chapo había sido detenido o no. Antes de publicarse el mensaje del secretario, comenzó a circular una foto de Guzmán presuntamente después de su arresto.

Tras tomar el control de la vivienda, varios grupos rodearon la misma “con una fuerza mayor que la de la patrulla”, puntualizó Duazo. “Al mismo tiempo, otros grupos realizaron acciones violentas contra la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad generando una situación de pánico”, incidió.

El mensaje de Durazo no aclara, pues, la detención de Ovidio Guzmán López, alias ‘El ratón’, hijo de la segunda esposa de El Chapo Guzmán, recluido en una prisión de máxima seguridad de Estados Unidos después de haber sido condenado a cadena perpetua en julio.

Tampoco ha trascendido una cifra oficial de víctimas. El secretario de Seguridad de Sinaloa, Cristóbal Castañeda, ha confirmado que hay “varios” muertos, pero no ha aclarado de cuántos se trata. Los vecinos difundieron imágenes donde se ven a hombre abatidos en el pavimento, vehículos incendiados, bloqueos de calles y camionetas con hombres fuertemente armados circulando a plena luz del día y por las principales avenidas con fusiles Barret instalados en la plataforma de una camioneta.

Ovidio Guzmán, tras ser detenido. Cuartoscuro

Castañeda ha confirmado que además de los enfrentamientos hubo una fuga masiva en la cárcel de la ciudad. Entre 20 ó 30 personas huyeron del penal, de los que han sido recapturados cuatro hasta la noche del jueves. Horas antes, los disparos sembraron el terror durante toda la tarde en colegios, calles, restaurantes y centros de trabajo desde el mediodía del jueves hasta bien entrada la tarde. Las autoridades también cancelaron el partido de fútbol que el equipo local, Dorados de Culiacán, iba a disputar frente al Atlante de Cancún. Ninguno de los equipos pudo salir de los hoteles por la violencia desatada. También el transporte público quedó suspendido.

“Hubo cuatro balaceras simultáneas a las 15:30 de la tarde”, explica a este diario el fotógrafo César Ernesto, quien estaba muy cerca del choque. “Entonces las redes sociales comenzaron a difundir que llegaba gente de Sonora, Chihuahua y Durango, por lo que todo el mundo corrió a quedarse en lugares seguros como su casa o su centro de trabajo”, añade Ernesto. Al caer la noche, las calles de la ciudad “estaban completamente desiertas y había varios vehículos ardiendo, pero ya no se escuchaban tiroteos”, asegura el fotógrafo.

La región más afectada por los enfrentamientos fue la exclusiva zona de Tres Ríos, cercana a la Fiscalía General del Estado y posteriormente, en la calle Enrique Sánchez Alonso Universitarios. El analista Alejandro Hope dijo a Milenio televisión que “las autoridades militares no elaboraron un cerco de seguridad y subestimaron la capacidad de fuego de los grupos criminales” tras la detención.

En algunos audios difundidos por los usuarios se escucha a la población anunciando que “bajaron más de 100 camionetas” de la sierra para rescatar al hijo del Chapo y advierten de que habrá “mucho muerto”.

El hijo de El Chapo Guzmán, Ovidio Guzmán, era considerado uno de los varios sucesores del negocio de su padre tras su detención y posterior extradición a Estados Unidos. Después de una purga interna del cartel de Sinaloa el grupo criminal trata de recuperar la hegemonía que le ha disputado la organización Jalisco Nueva Generación.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, antes de abordar un avión rumbo al Estado de Oaxaca, confirmó que el gabinete de seguridad, conformado por los secretarios de Defensa, Marina, Seguridad Ciudadana y Gobernación se reunió de manera urgente para atender la situación.

El Gobierno de México informó hace unos días que se elaborará un inventario de los bienes de El Chapo Guzmán, para confiscarlos y devolverlos al pueblo, tal y como ha prometido. Sin embargo, para apropiarse de dichas propiedades, las autoridades necesitan “primero el inventario de bienes con pruebas reales, porque se habla mucho de la riqueza de Guzmán Loera y de otros personajes, pero se tiene que contar con las pruebas”, dijo López Obrador.



Sources: elpais.com

Related posts

Mago Valdivia y Néstor Cantillana realizaron intercambio de queridas prendas

admin

Cambie su pasado: Una persona sumida en la tristeza, un alcohólico y un recaudador de impuestos deshonesto muestran cómo hacerlo

admin

Cierran un carril de La Platina sin previo aviso

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.