Cultura

«Sólo una buena canción se sostiene con voz y guitarra»

«Sólo una buena canción se sostiene con voz y guitarra»


Eva Amaral y Juan Aguirre se acaban de enterar de que Patti Smith tocará en el Azkena de Vitoria en junio del próximo año. Es una gran referencia para ellos. «Su voz transmite. Se inventó una forma de decir», incide Eva, vocalista y guitarrista de Amaral. «Sin ella sería díficil imaginarse a otras artistas que nos gustan mucho, como Anna Calvi o PJ Harvey», agrega Juan, también guitarra y multiinstrumentista del dúo que ha vendido más de dos millones de copias de sus álbumes.

Están en Bilbao para promocionar su último de disco, ‘Salto al color’, y para anunciar que el próximo 23 de noviembre darán un concierto en el BEC de Barakaldo de «más de dos horas» con los temas de la nueva grabación, además las inolvidables canciones de un repertorio que prácticamente todo el mundo puede tararear, si no cantar, caso de ‘Sin ti no soy nada’, ‘Días de verano’, ‘Te necesito’ o ‘El universo sobre mi’. «Es vitalista, más que optimista. Queremos transmitir energía. El salto del título hace referencia al movimiento y el color a la diversidad humana», dice Juan sobre las trece canciones del nuevo álbum, entre las que se encuentran ‘Mares igual que tú’, ‘Soledad’ y ‘Bien alta la mirada’.

Con más apoyo de bases rítmicas y de sintetizadores que en álbumes anteriores, Amaral se abre a una etapa y a un sonido distintos, si bien matizan que todos sus discos han marcado diferencias con los precedentes. «Pero una buena canción es algo mágico y está más allá de cómo la hayas producido. Sabes si es buena si se sostiene sólo con la voz y una guitarra. Nos gustaría en algún momento venir aquí a Bilbao a un lugar pequeño para actuar así», considera Juan.

De hecho, hace muchos años venían a locales pequeños. Eva recuerda el primer concierto que dieron en Bilbao, en el Palladium -ya cerrado- de la calle Iparragirre, como teloneros de un músico irlandés. «Nos encantaba Bilborock. No solía acudir a vernos mucha gente. Sólo unos grupos de fans que se ponían muy cerca del escenario. Pero lo pasábamos muy bien aquí, con los músicos de otros grupos locales. Flipábamos porque había bares en el Casco Viejo underground que ponían soul. Y volvíamos a Zaragoza y contábamos que habíamos tocado en una iglesia reconvertida en sala de conciertos y a la gente le encantaba la idea», recuerda Juan.

En Bilbao se dieron cuenta también de que habían pasado a otra liga. «Cómo no acordarse. La Plaza del Gas en las fiestas de Bilbao de 2002. Más de 10.000 personas», apunta Eva. Acaban de sacar ‘Estrella de mar’, el álbum que les convirtió en un grupo de un impacto popular enorme. «Desde que empezamos en los noventa no hemos parado. Y no creas que hemos cambiado tanto», añade la vocalista. Quizá por eso el directo es una de grandes bazas. «Estamos ahí arriba, sentimos la energía del público y eso te lleva a devolverla. Un concierto tiene que fluir».

Jugar con las herramientas

La letra de uno de los temas del nuevo disco, ‘Soledad’, puede interpretarse como un canto a la fuerza y la resistencia de las mujeres. Eva empezó de adolescente a tocar la batería. «Era igual de mala o igual de buena que los chicos, pero a mí me miraban como a un bicho raro. Toda iniciativa que ayude a visibilizar nuestro trabajo es buena», sostiene la cantante.

Más de veinte años en la carretera les da perspectiva para ofrecer su visión de la evolución de la música. «Nacimos como grupo cuando el cedé iba a matar el vinilo, que ahora ha renacido, y cuando el streaming apuntaba a ser lo que ha sido después . Estuve haciendo un programa de televisión con Ariel Roth -‘Un país para escucharlo’- sobre la escena en Zaragoza y escuchamos a unas cuantas bandas muy interesantes que mezclaban rock, electrónica y hip hip. Las mezclas están bien. Tú tienes unas herramientas y tienes que jugar con ellas lo mejor que puedas», explica Juan, a quien mirar atrás no le seduce demasiado.

«De hecho nos propusieron hacer un lanzamiento cuando cumplimos 25 años como grupo y dijimos que no. Preferimos mirar a lo que vamos a hacer que a lo que ya hemos hecho», concluye Eva.

La clave

Comienzos de Eva Amaral:
«Era igual que los chicos tocando la batería. Pero era mujer y me miraban como a un bicho raro»

clubwifiusa


Sources:
elcorreo.com

Related posts

Una cinta de terror y varias comedias para pasar un verano de cine

admin

‘Carmen y Lola’ pega un mordisco a los Feroz

admin

Thomas Asbridge: «Los cruzados fueron a la vez héroes y villanos»

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.