Cultura

Un Planeta muy abierto y en clave negra busca la normalidad en plena marea del ‘procés’

Un Planeta muy abierto y en clave negra busca la normalidad en plena marea del 'procés'


El ‘thriller’ manda en el Premio Planeta. La novela ganadora de la edición 68 del premio comercial mejor dotado del panorama editorial hispano será del género negro o de intriga, ya que casi todos los finalistas se mueven en este registro. Esta certeza contrasta con la ausencia de quinielas sobre los posibles ganadores y finalistas de una edición que aspira a transcurrir con normalidad en medio de marasmo que causó en la Ciudad Condal la sentencia del ‘procés’. Una pronunciamiento judicial que se acata sin aspavientos ni valoraciones, según dijo el presidente del Grupo Planeta, José Creuheras, quien confirmó que la sede del todopoderoso conglomerado editorial y de comunicación no volverá «por ahora» a Barcelona.

«España es un país afortunadamente democrático, con separación de poderes, estado de derecho y máximo respeto a las decisiones judiciales», dijo Creuheras apenas tres horas después de conocerse la sentencia. Tres años después de que se decidiera trasladar la sede social y fiscal del Grupo Planeta a Madrid, el alto ejecutivo confirmó que «no hay motivo para pensar en cambiarla». «No han cambiado las condiciones», dijo. Recordó que el cambio se hizo por «inseguridad jurídica» y reiteró que si algún día cambian a condiciones «podríamos contemplar la vuelta a Barcelona».

Confirmó que en la tradicional velada del fallo no habrá este martes ningún representante del gobierno catalán, como ya ocurrió el año pasado. «Pero la Generalitat estará representada, seguro, por dos expresidentes», precisó sin nombrar a Artur Mas y José Montilla. Tampoco estarán los Reyes de España. «Solemos invitarlos en cifras especiales del premio, y la 70 edición será de aquí a dos años», se justificó Creuheras que sí confirmó la presencia del ministro de Cultura, José Guirao, y de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. «Intentaremos celebrar el premio con toda normalidad», insistió zanjando la cuestión de posible incidentes tras la sentencia del ‘procés’.

A la moda

Juan Eslava Galán, miembro del jurado, anticipó en la víspera del fallo que los diez originales que aspiran a hacerse con el galardón y sus 600.000 euros de ‘bolsa’ «responden a la moda literaria del momento», y que «la tendencia este año es clara: hay un gusto por el relato policial, que hasta ahora se consideraba un subgénero, pero el ‘thriller’ ha ganado aprecio entre los lectores y, además, genera novelas literariamente estupendas», aseguró.

Este año han sido 564 los aspirantes, una cifra sensiblemente inferior a los 642 de la edición anterior. «La reducción seguramente es casual, pero se detecta que los escritores han dejado la Guerra civil española, y la literatura de corte hispanoamericano, y ahora se decantan por la intriga y eso probablemente lleva más tiempo para escribir», dijo Eslava Galán.

«La idea del fundador, José Manuel Lara Hernández, fue acertada, a tenor de los 43 millones de obras del Premio Planeta que llevamos vendidas», se felicitó José Creuheras. Recordó que son 24. 000 los originales presentados en las casi siete décadas de historia de galardón y que sus libro están presentes en 18 millones de hogares españoles. Hizo un llamamiento para que las instituciones fomenten «una sociedad más lectora» y reclamo que «el fomento de la lectura debe ser una cuestión de Estado, por encima de las ideologías, porque el libro hace mejores a las sociedades»

«El sector del libro goza de muy buena salud en España», aseguró el director general de la división de Librerías de Planeta, Jesús Badenes. Recordó que tras la última crisis se redujo el consumo de libros un 30%, y no solo por el cataclismo económico «sino también como resultado de los cambios tecnológicos y en los hábitos de consumo». «La recuperación es un hecho y este año esperamos que el sector del libro crezca casi un 2%» aventuró Badenes celebrando la buena marcha de la novela, el ensayo y el libro infantil y juvenil.

«El libro aguanta la competencia de otros contenidos», agregó Badenes, que aseguró que «el gran cambio se está produciendo en el mundo de la distribución y no en el libro electrónico, que en España supone apenas el 5% del total». Destacó que la compra del libro físico se está haciendo a través del comercio electrónico, pero como aún «de cada 100 libros, 80 se venden en librerías en papel, 15 más en papel a través del comercio electrónico y sólo 5 en formato electrónico»

Entre los retos del Planeta para los próximos años citó el reciente acuerdo firmado con Netflix para la novelización de las series y «la búsqueda de la excelencia en la edición tradicional». «También debemos estar muy abiertos a los cambios de tendencias en los consumidores; y la búsqueda de nuevos canales como la suscripción de libros electrónicos o los audiolibros», concluyó.

clubwifiusa


Sources:
elcorreo.com

Related posts

Un cuadro de 24 millones en la cocina

admin

Foster amplía el Bellas Artes con un ‘sombrero’ de 2.000 metros sobre los edificios actuales

admin

¿Cómo serían las redes sociales de las pintoras de éxito que la historia dejó en un segundo plano?

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.