Bolivia países

Hacen excavaciones en la Quinta Pueyrredón para saber más sobre su historia – 01/10/2019

Hacen excavaciones en la Quinta Pueyrredón para saber más sobre su historia - 01/10/2019



Objetos antiguos, ladrillos de más de 150 años y baldosas francesas: los restos de un pasado que nos permiten descubrir cómo se vivió en la Quinta Pueyrredón durante los últimos dos siglos.

Hoy convertida en museo, en la casona de las barrancas de Acassuso, el Centro de Arqueología Urbana (CAU) de la Facultad de Arquitectura de la UBA está realizando excavaciones con la idea de profundizar sobre los usos y costumbres de sus primeros moradores.

De estilo pompeyano y testigo de la vida aristocrática, entre sus paredes se escribieron las páginas más importantes de nuestra historia. “La casa es la pieza más importante de la colección de este museo. Por eso, siempre tratamos de conocer más sobre ella”, explica la subsecretaria general de Cultura, Eleonora Jaureguiberry.

Original. Un trozo de de baldosa francesa “Louis Rigaud” en la que aún se puede ver el elefante, el símbolo de la marca.

El relevamiento que lleva adelante el equipo dirigido por el doctor Daniel Schávelzon busca “desandar” las distintas intervenciones que sufrió la quinta de Rivera Indarte 48 a lo largo de los años. “Los planos que tenemos nos muestran que fue mutando de una casa más humilde a una más compleja, en la que se emplearon diversos materiales y habitaron distintas familias -indica la funcionaria-. Queríamos ver si había vestigios de esa evolución”.

Uno de los datos más interesantes que surgieron es que, a pesar de los cambios, cada espacio conservó su función. En este sentido, el mejor ejemplo es la “Casa de los Chacareros”, que desde el siglo XVIII fue clave en el rol productivo de la chacra con su horno y sus extensiones de trigales y frutales. Inicialmente, esta construcción sirvió de albergue de los esclavos y luego como dependencia del personal de servicio.

Piezas. Entre los objetos que hallaron hay perfumeros y una vasija sevillana en la que trasladaban aceite y aceitunas.

Allí, a una profundidad de no más de 10 centímetros, los investigadores hallaron superposiciones de pisos de distintas épocas y descubrieron sectores de las paredes originales. “Encontramos fragmentos de baldosas francesas que fueron parte del patio de la casa y confirman lo que figura en un plano de 1834”, detalla Francisco Girelli, uno de los integrantes del grupo de investigadores. Entre ellas, se destaca parte de una tesela Louis Riguad que conserva la imagen del elefante que era el sello de esa fábrica.

La pieza más antigua fue descubierta en la excavación que se hizo en el solado de la casa principal. Es un fragmento de botija (vasija) sevillana con la cara interior vidriada en color verde -y que aún conserva las marcas del torneado- que se utilizaba a finales del siglo XVII para transportar aceite y aceitunas. Además, restos de baldosas de la zona francesa de Havre -similares a las que aún perduran en varios salones de la casa principal – y pefumeros también forman parte de los hallazgos.

Mirá también

El material ahora será procesado, escrito y analizado. “La información seguirá dos caminos -indica Jaureguiberry-. Por un lado, todo este nuevo conocimiento será incorporado al guión del museo y a las visitas; por otro lado, nos permitirá tomar decisiones sobre si es necesario hacer otras excavaciones o no, y en qué sentido debemos encarar las futuras investigaciones”.

clubwifiusa


Sources:
clarin-com

Related posts

Alberto Fernández internado: parte médico oficial del Sanatorio Otamendi – 05/06/2019

admin

¿Evitará el Madrid otra debacle ante Barcelona? | Noticias de El Salvador

admin

Frustran fuga de tres homicidas del centro penitenciario La Joyita

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.