Noticia

El empresario que simuló besar a Teresa Rodríguez, condenado a una multa por abuso sexual

El empresario que simuló besar a Teresa Rodríguez, condenado a una multa por abuso sexual


La Audiencia de Sevilla ha condenado al empresario Manuel Muñoz Medina por abuso sexual cometido contra la líder de Podemos, Teresa Rodríguez, a la que la sentencia considera probado que acorraló en un rincón y le dio un beso en los labios simulado con su mano de forma sorpresiva y sin que la dirigente política pudiera reaccionar. El acusado, vocal cuando ocurrieron los hechos en diciembre de 2016 de la Cámara de Comercio de Sevilla, tendrá que indemnizar a Rodríguez con 2.500 euros y pagar una multa de 13.800 euros.

La sentencia dada a conocer esta mañana condena al empresario como autor de un delito de abuso sexual en concurso ideal con un delito leve de falta de respeto y consideración debida a la autoridad, y le impone una multa de 23 meses con cuota diaria de 20 euros. La sentencia no contempla el delito contra la integridad moral para el que la Fiscalía pedía nueve meses de prisión.

La decisión de la Audiencia de Sevilla recoge como probado que el 20 de diciembre de 2016 Teresa Rodríguez asistía a un acto de la agencia EFE en la planta baja de la sede de la Cámara de Comercio de Sevilla. En la planta primera, la organización empresarial celebraba una reunión y Rodríguez fue invitada a subir para saludar a su presidente, Francisco Herrero. Teresa Rodríguez subió acompañada de la jefa de protocolo de la Cámara y tras intercambiar dos besos formales con el presidente accedió a su despacho. Minutos después, cuando la líder de Podemos salía del mismo, el empresario Manuel Muñoz Medina salió de otra sala con una copa de vino en la mano, que dejó en una mesita, tras lo cual, «y conocedor» de la condición de Rodríguez como diputada del Parlamento andaluz, «se dirigió apresuradamente hacia ella y, de forma sorpresiva e inopinada, sin mediar palabra ni saludo previo, la rodeó por la espalda con su brazo derecho, haciéndola retroceder contra un rincón, al tiempo que aproximaba su cuerpo al de ella y le ponía la otra mano sobre la boca besando a continuación su propia mano en lo que simulaba ser un beso en los labios». Incapaz de reaccionar tras lo sucedido, Rodríguez «optó por abandonar el lugar de forma rápida, acompañada por la jefa de protocolo a quien transmitió de forma inmediata su malestar e indignación».

El texto de la sentencia refiere que pese a las versiones de los testigos (presidente de la Cámara y jefa de protocolo), dudando de si le puso la mano en la boca o no y si llegó a acorralarla, «el visionado del documento gráfico que contiene la grabación de lo sucedido corrobora la versión de los hechos ofrecida por la señora Rodríguez-Rubio».

La líder de Podemos en Andalucía siempre justificó haber llevado el caso a los tribunales para que sirviera de ejemplo y ánimo a las mujeres que sufren acoso y puedan tener el valor de denunciarlo. «A los señores a los que les gusta gastar este tipo de bromas, que son delitos. La Justicia llega a poner las cosas en su sitio», ha dicho Rodríguez. »Que tomen nota todas aquellas mujeres que han sufrido agresiones de este tipo, es delito y es denunciable«, ha insistido en un audio remitido a los medios.

clubwifiusa


Sources:
huffingtonpost.es
ideal.es

Related posts

Caso Yuliana Samboní: cómo el brutal asesinato de una niña indígena a manos del conocido arquitecto Rafael Uribe enfrentó a la vieja y la nueva Colombia

admin

Las divisiones de la oposición en Venezuela: 4 de sus 5 gobernadores electos se juramentan ante la controvertida Asamblea Constituyente

admin

La fiscalía inicia en Andalucía la ronda con los especialistas en protección y tutela de las víctimas

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.