Noticia

Savia nueva para el Hafesa ‘Raca’

Savia nueva para el Hafesa 'Raca'


Una de las características comunes en la mayoría de los fichajes de este verano del Hafesa Ramón y Cajal es la juventud. Claudia Calvelo y Ladondra Johnson, ambas con 27 años, son las ‘mayores’ dentro de un grupo de incorporaciones en el que su año de nacimiento se sitúa a finales del siglo XX. La granadina Carmen Mir (2000) y la cordobesa Andrea Alcántara (1999) son una buena prueba de esta inyección de savia nueva que ha introducido la dirección deportiva del club nazarí de cara a la próxima campaña, que comenzará el primer fin de semana de octubre.

Las dos tuvieron la oportunidad de estrenarse como rojillas el pasado domingo, en el amistoso celebrado contra el Alhaurín de la Torre y que se saldó con victoria granadina. Alcántara explica que «lo empezamos bien con el 15-0 de parcial, pero luego nos costó mantener esa dinámica positiva. Al final hicimos un buen partido, con un gran último cuarto que nos enseña la línea a seguir». La base considera que «las sensaciones en esta pretemporada son buenas. Aún no estamos en nuestra mejor versión, aunque tampoco nos falta mucho para ello».

La cordobesa detalla que la entrenadora Maribel Piñar le pide «lo normal, organizar el equipo y dirigir a las compañeras». La modestia le hace soslayar su buena muñeca en los lanzamientos exteriores, algo sobre lo que responde escuetamente que «se me dan más o menos bien, así que intentaré aportar lo máximo posible». Esa habilidad de Alcántara en los tiros desde más allá del 6’75 no pudo comprobarse en el ‘bolo’ ante Alhaurín, en el que acabó con un llamativo 0/7. No obstante, la propia Piñar le restó importancia a ese dato al augurar que tendrá mejor suerte una vez arranque la competición en Liga Femenina 2.

La directora de juego reconoce que la propuesta de ‘Raca’ «era una de las mejores ofertas que tenía. Lo principal es que estaba cerca de casa, pero también fue clave para decantarme por Granada la confianza que me transmitieron tanto Maribel como el club». La exjugadora de Estudiantes no se cruzará con su anterior equipo tras la redistribución de la LF2, un cambio que ha provocado que sus contrincantes pasen a ser las escuadras catalanas. Esa variación «puede venirnos bien porque los rivales nos conocerán menos, pero podían haber avisado antes para que a los clubes no les pillara desprevenidos», al aumentar el gasto en desplazamientos.

Alcántara, que conoce de primera mano a las entidades barcelonesas al haber militado en el grupo I con el León, reconoce que «prefiero medirme a Cataluña» y exterioriza su convencimiento de que el ‘Raca’ se salvará «sin tener que esperar a la última jornada». Ese mismo optimismo lo comparte con Carmen Mir, quien subraya que «será difícil pero podemos conseguirlo. Desconozco el potencial del resto de clubes de la Liga, pero somos un grupo muy trabajador y con muchas ganas de competir. Nuestro juego va a consistir en correr mucho y no parar de movernos. Espero que sea suficiente para salvarnos».

La granadina ha cambiado este verano Agustinos en Primera Nacional por el Hafesa, un salto que ha supuesto una agradable sorpresa. «Nunca me imaginé poder jugar en LF2 y me alegro mucho de haber tomado esta decisión. Maribel me ha dado mucha confianza desde el principio y eso me ayudó a fichar aquí». En el club capitalino ha vuelto a reencontrarse con Marina Gea, con la que compartió durante años el vestuario del conjunto colegial. «El reencuentro ha sido genial, no creí que pudiera pasar y menos en este nivel. Estoy muy motivada y también noto a Marina más contenta que el año pasado».

Mir suele moverse en posiciones exteriores, aunque este curso todo apunta a que tendrá que echar una mano en la pintura. El juego interior está debilitado, sobre todo tras la marcha de Bea Cala, por lo que la nazarí no esconde su entusiasmo ante el reto de esta temporada. «Creo que debo aportar defensa con las ‘grandes’, pero siempre me ha gustado ‘pegarme’ con todas. Es verdad que Calvelo casi me deja sin un diente en el primer entrenamiento (risas), pero me encanta jugar contra ellas y Claudia supone una dificultad añadida al ser más grande».

La granadina confiesa que «la diferencia física es abismal con respecto a Primera Nacional. Nunca había hecho una pretemporada así y estoy disfrutándolo mucho. Hace que cada día me incentive más y estoy segura de que llegaremos preparadas para el inicio de Liga». Una fe inquebrantable basada en la ilusión de un grupo muy joven y plagado de talento por explotar.

clubwifiusa


Sources:
huffingtonpost.es
ideal.es

Related posts

Madrid rechaza el macrocomplejo con casino del grupo estadounidense Cordish | Economía

admin

PGR distancia-se de ofícios publicados nas redes sociais

admin

El país que prohibió que se enseñe inglés a los niños en las escuelas

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.