Deportes

Las fuerzas de seguridad y los voluntarios vuelven a peinar el monte en busca de Blanca Fernández Ochoa

Las fuerzas de seguridad y los voluntarios vuelven a peinar el monte en busca de Blanca Fernández Ochoa


Han pasado ya tres días desde que comenzó el despliegue en busca de Blanca Fernández Ochoa, el mayor llevado a cabo en la Comunidad de Madrid hasta el momento. Pese a que el rastreo por el Valle de la Fuenfría, en el término muncipal de Cercedilla, no ha dado resultados, los miembros de la Guardia Civil, las policías Nacional y Local, los Bomberos de la Comunidad, los agentes forestales, los voluntarios y, sobre todo, los familiares de la exesquiadora no han perdido el ánimo. Así emprendían este miércoles la batida poco después de las 9:00 horas.

Los responsables del dispositivo cada vez van señalando puntos por donde Blanca, buena conocedora de estos bosques, podría haber pasado, otras zonas que deberán ser vueltas a peinar y, sobretodo, los riscos de Siete Picos donde las cuevas y grietas son lugares en los que podría haberse guarecido la medallista olímpica. Y es que, según su hermana Dolores, Blanca era muy aficionada a practicar el vivac o dormir al aire libre en esta zona del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. De hecho, el pasado mes de agosto subió sola a pasar la noche en estas cumbres para ver las estrellas fugaces conocidas como Lágrimas de San Lorenzo.

Un guardia civil muestra un mapa perimetrado en las zonas en las que se busca a la exdeportisa. / O. Chamorro

Sin embargo, Blanca no siempre llevaba el móvil consigo. Como ha ocurrido en esta ocasión. Lo peor es que fue vista por última vez el sábado 24 comprando en un centro comercial. Dos días después, el lunes 26, descargó en la Comunidad de Madrid una tremenda tromba de agua. Blanca pudo haber buscado un refugio para guarecerse. A partir de de ahí todo son hipótesis, entre las que sus propios familiares barajan que haya sufrido un percance y se encuentre herida.

Por todo ello, los drones desplegados en la zona ayudan a revisar desde el aire grietas, grutas o refugios naturales de dificil acceso donde pudiera estar guarecida la deportista. Pese a todo, la propia Dolores Fernández Ochoa, acostumbrada a «patear» este monte, está muy sorprendida al comprobar «lo grande que es todo esto». Lo sabe porque todos los días se suma al dispositivo de búsqueda acompañada por su familia y amigos.

Galería.

La inmensidad de este valle, aparentemente estrecho, radica en su profundidad y la elevación de las montañas que lo rodean. Además, al noroeste, se alza una planicie donde se encuentra el Mirador de los Poetas, desde la que se vuelve a ascender hasta las cumbres de Siete Picos, las más altas de este rincón serrano.

Más información

clubwifiusa


Sources:
sport.es
elcorreo.com

Related posts

“Neymar quiere volver al Barcelona”

admin

El debate de la portería y las filtraciones crispan a Zidane

admin

Toronto Raptors resurge de sus cenizas para conseguir su primer título

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.